Por @Wicho — 28 de Febrero de 2018

Bajo el paracaídas

¡Contacto!

Un suave –para los estándares de estas cápsulas, cuyos aterrizajes han sido descritos como una serie de violentas colisiones– aterrizaje en Kazajistán ponía fin a las 3:31 del 28 de febrero, hora peninsular española, a la misión de la cápsula tripulada Soyuz MS-06. En ella volvían a tierra Aleksandr Misurkin de Roscosmos y Mark Vande Hei y Joe Acaba de la NASA tras haber pasado 168 días en la Estación Espacial Internacional.

Allí formaron parte de las Expediciones 53 y 54 y al contar con un tripulante extra en el segmento estadounidense de la Estación –Rusia ha decidido reducir a dos los de su segmento mientras no esté en órbita el módulo Nauka– han establecido nuevas marcas en lo que se refiere a tiempo dedicado a investigación, llegando a un pico de 100 horas a la semana frente a las 40 que eran la norma antes. Y es que el tripulante extra apenas supone un aumento de las tareas de mantenimiento con lo que casi puede dedicarse por completo a trabajar en experimentos. En total las expediciones 53 y 54 han participado en 297 experimentos durante su tiempo a bordo de la EEI.

También participaron en la gestión de cinco cápsulas de carga y seis paseos espaciales, cinco de ellos para poner a punto y actualizar el brazo robot de la Estación y el otro para dotar, por fin, de conexión de banda ancha al segmento ruso de la EEI.

Y ya de vuelta Misurkin, Vande Hei y Acaba seguirán sirviendo a la ciencia haciendo ellos mismos de conejillos de indias para toda una serie de experimentos extra para ver cómo reaccionan sus cuerpos a estar de nuevo en tierra.

Misurkin, Acaba y Vande Hei ya en tierra

Dejan a bordo de la Estación a Anton Shkaplerov de Roscosmos como comandante y a Scott D. Tingle de la NASA y Norishige Kanai de la JAXA como ingenieros de vuelo, a la espera de que se les unan Oleg Artemyev de Roscosmos y Andrew J. Feustel y Richard R. Arnold de la NASA, cuyo lanzamiento está previsto para el 21 de marzo de 2018 a bordo de la Soyuz MS-08.

Tanto Shkaplerov como sus ingenieros de vuelo tienen cuenta en Twitter; yo los sigo en mi lista En el espacio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear