Por Nacho Palou — 20 de Abril de 2017

SpaceFabric20170418

En NASA News, 'Space Fabric' Links Fashion and Engineering

El tejido espacial tiene cuatro características: es reflectivo, absorbe el calor, es flexibles y es resistente. Un lado del tejido puede reflejar la luz y el calor, mientras que el lado contrario lo absorbe, por lo que permite el control térmico. Aunque es flexible y se le pueden dar formas diferentes se puede plegar de muchas maneras diferentes y adaptarse a distintas formas a la vez que mantiene su resistencia.

El tejido está fabricado mediante impresión 3D de metal fundido capa por capa mediante láser. Esto permite además fabricar el tejido con una cuarta dimensión (impresión 4D), incorporando la función al diseño durante el proceso de fabricación.

SpaceFabric20170418b

Entre sus aplicaciones más evidente la NASA menciona su uso como material aislante para naves especiales, peanas flexibles para las patas de las sondas que se posen sobre superficies heladas sin transmitir el calor al hielo, escudos protectores contra micrometeroritos, trajes espaciales e incluso grandes antenas que pueden plegarse y cambiar de forma por sí mismas y rápidamente.

Fotografías: NASA / JPL-Caltech.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear