Por @Wicho — 11 de Julio de 2016

Impresión artística del encuentro de la New Horizons con un KBO
Impresión artística del encuentro de la New Horizons con un objeto del cinturón de Kuiper - NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

Cada vez hacemos mejor las sondas espaciales, tanto por los avances en materiales y electrónica como porque de fallos anteriores vamos aprendiendo como mejorar diseños posteriores.

Por eso es muy habitual que, a diferencia de lo que sucedía en las primeras décadas de la era espacial, estas no solo cumplan con creces su misión sino que además esta se vea extendida en varias ocasiones.

Uno de los casos más representativos de esto es el rover marciano Opportunity, que aterrizó en el planeta rojo el 25 de enero de 2004 para una misión de 90 días y que sin embargo sigue funcionando más de 12 años después.

La de Opportunity es, de hecho, una de las misiones para las que la NASA acaba de aprobar una extensión, junto con Curiosity, Dawn, Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), Mars Express (MEx), Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), New Horizons, Odyssey y Mars Atmosphere and Volatile EvolutioN (MAVEN), tal y como se puede leer en 2016 Senior Review of Operating Missions.

Lo de la New Horizons, tras su paso por Plutón, estaba bastante cantado, y de hecho la misión extendida propuesta por los responsables de la misión para explorar un objeto del cinturón de Kuiper tiene todo el sentido.

Póster no oficial de la misión extendida de la New Horizons
Hasta Plutón y más allá – NASA/JHUAPL/SwRI/Roman Tkachenko

Curiosity, como quien dice, acaba de llegar a su destino real, así que también era bastante obvio que iba a recibir el OK a seguir operando.

Las demás sondas también gozan de buena salud, y es un caso claro de que, una vez que se está allí, intentar aprovechar al máximo el dinero invertido en ellas.

De hecho todas las propuestas de los equipos recibieron valoraciones excelentes o muy buenas por parte del comité que tenía que revisarlas, con la salvedad de la de la sonda Dawn, cuyo equipo quería enviar a visitar el asteroide Adeona, algo que el comité ha rechazado en favor de que permanezca en órbita alrededor de Ceres y que lo siga estudiando con más detalle.

En total son nueve misiones que han ido más allá de lo planeado inicialmente y que la NASA querría mantener en activo; y este querría es importante porque si bien la NASA les ha dado el OK para seguir adelante esto depende de que el gobierno de los Estados Unidos consiga aprobar los fondos necesarios para ello.

Pero por ahora todos los equipos han recibido instrucciones de la NASA para que cuenten con seguir en funcionamiento al menos hasta 2018, con la excepción del de la New Horizons, que debe contar con seguir en activo hasta 2021.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear