Por @Wicho — 7 de Febrero de 2018

Cualquiera que me haya oído hablar de cuando pude ver en directo el lanzamiento del Atlantis en la última misión de los transbordadores espaciales de la NASA sabe que siempre, siempre, insisto en que lo más impresionante de la experiencia es el sonido. De hecho ese sonido puede matarte si estás demasiado cerca de la plataforma de lanzamiento sin la protección adecuada.

Destin, de Smarter Everyday, dice lo mismo, y en este vídeo ha procesado el audio del lanzamiento del primer Falcon Heavy para que al verlo con cascos puestos disfrutes de lo que él llama una inmersión binaural de audio, que dice que es lo más parecido a haber estado allí in haberlo estado.

No sé exactamente que es lo que hace Destin con el audio, pero funciona. Allá por el minuto 3:50, cuando el aire empieza a restallar como si no fuera capaz de transmitir más fuerza del sonido –de hecho no lo es–, se me pone la piel de gallina, igual que aquel 8 de julio de 2011. No es lo mismo porque no sientes el sonido golpeando literalmente todo tu cuerpo y tampoco llega el pequeño terremoto que causan las vibraciones que se transmiten por el suelo, pero se parece mucho. Ojo también al audio de la vuelta de los dos cuerpos laterales del Falcon Heavy cuando aterrizan en Cabo Cañaveral.

Destin usa este procesado de audio para los vídeos de su otro canal, The Sound Traveler. El vídeo y el audio están grabados por Trevor Mahlmann desde lo alto del Edificio de Ensamblado de Vehículos, algo así como el Notre Dame de los espaciotrastornados.

Así que coge esos cascos… ¡Ya!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear