Por @Wicho — 8 de Diciembre de 2017

En pocos días termina la tercera misión de Paolo Nespoli, uno de los astronautas de la Agencia Espacial Europea, bautizada como VITA, de vitalidad, innovación, tecnología y habilidad (que en inglés no lleva hache); además en italiano significa vida, en referencia a los experimentos científicos y las tecnologías necesarias para la vida en el espacio.

Después de atracar en la Estación Espacial Internacional el 28 de julio de 2017 el primer objetivo de Paolo fue ponerse al día con las cosas que han cambiado den la EEI desde su última visita en 2011, aunque por supuesto ya se había entrenado en tierra para que nada le pillara por sorpresa.

Luego, parte de trabajo diario en la Estación estuvo dedicado a tareas de mantenimiento, igual que en el caso de todos sus compañeros, lo que incluye gestionar los vehículos de suministros que llegan a ella como por ejemplo la Dragon 12 o la Cygnus OA-8.

Pero también se reservó una importante porción de su tiempo para experimentos para numerosas instituciones y para probar nuevas tecnologías a bordo de la EEI.

Y el Propio Paolo, igual que sus compañeros, hace de conejillo de indias a la hora de estudiar en su propio cuerpo los efectos de estar en caída libre, lo que hace que su columna vertebral se haya estirado, con lo que es aún más alto de lo que lo es normalmente –ronda los 2 metros de altura– pero también hace que sus músculos y huesos se hayan vuelto más débiles aún a pesar de que hacen ejercicio a diario para contrarrestar esto. Estudiar los efectos de la microgravedad en los astronautas no sólo sirve para aprender de cara al futuro de la exploración espacial sino que también ayuda a investigar condiciones como la osteoporosis.

Probando trajes y nave para la vuelta
Prueba de trajes en la Soyuz MS-05 en preparación de su vuelta a tierra. Sí, van como sardinas en lata – vía el propio Paolo

Tras casi un año acumulado en órbita en sus tres misiones Paolo está a punto de volver a tierra con Sergey Ryazanskiy y Randy Bresnik, lo que está previsto para el 14 de diciembre. Y una vez en tierra seguirá sirviendo de conejillo de indias para ver cómo se recupera su cuerpo de esta nueva misión.

Paolo está en Twitter como @Astro_Paolo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear