Por Nacho Palou — 10 de Noviembre de 2017

Worldatlas caida tiangong 1

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha iniciado una campaña internacional para hacer un seguimiento de la reentrada descontrolada de la estación espacial china Tiangong-1. Por si acaso, ya que está previsto que la mayor parte de la estructura espacial se queme en la atmósfera durante su reentrada.

La estación especial Tiangong-1 tiene una masa de 8.500 kg, suficiente para que exista la posibilidad de que algunos restos y fragmentos, de hasta unos 100 kg, lleguen hasta la superficie terretre. En 2016 se perdió el contacto con la estación, una vez quedó deshabitada tras apenas tres años de servicio y cinco desde su puesta en órbita, en 2011. La estación se encuentra actualmente a unos 295 km de altitud, por lo que ha caído unos 6 km de en el último mes. Está previsto que la reentrada descontrolada suceda “en algún momento entre enero y marzo de 2018”, según la ESA.

Según Holger Krag, Jefe de la Space Debris Office de la ESA, “debido a la geometría de la órbita de la estación ya podemos excluir la posibilidad de que los fragmentos caigan por encima de la latitud 43° norte o por debajo de los 43° sur. Esto significa que la reentrada puede suceder en cualquier punto de la Tierra que esté situado entre ambas laltitudes, lo que incluye varios países europeos, por ejemplo.” (Portugal, España, Italia, Grecia,...)

Estacion espacial tiangong 1

La ESA admite que más allá de esta “amplia ventana geográfica y temporal” todavía le resulta imposible anticipar con más exactitud cuándo y sobre qué parte del mundo caerán los restos la Tiangong-1. Esto será así hasta incluso unas horas antes de que se produzca la reentrada.

A pesar de que entre ambas latitudes se concentra la mayor parte de la población mundial, la ESA recuerda que en la historia espacial nunca se han confirmado daños personales causados por la caída de chatarra espacial.

Imagen: (cc) Wikimedia.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear