Por @Wicho — 9 de Marzo de 2016

La esfera del SEIS
La esfera problemática del SEIS es la del centro de la imagen – CNES

Un fallo en el instrumento SEIS, de Seismic Experiment for Interior Structure, o Experimento Sísmico para Estructura Interior, obligó a finales de 2015 a que la NASA pospusiera el lanzamiento de la sonda InSight hacia Marte.

SEIS es un sismómetro de muy alta precisión capaz de detectar movimientos por debajo del micrómetro diseñado para medir temblores y otra actividad interior del planeta con el objeto de estudiar su historia y estructura; también medirá el eventual impacto de meteoritos sobre el planeta, lo que permitirá recopilar aún más datos sobre su estructura.

Pero para funcionar los sensores del SEIS tienen que estar al vacío, y es precisamente la esfera que los contiene la que causó el problema, pues tiene alguna fuga en algún sitio que impide el su funcionamiento correcto, fuga que fue imposible reparar antes de que la ventana de lanzamiento de 2016 se le echara encima a la NASA.

Así que decidieron, en principio, dejarlo para 2018, con la esperanza de que en estos dos años hubiera tiempo de arreglar el fallo del instrumento en cuestión. Pero según se puede leer en NASA Targets May 2018 Launch of Mars InSight Mission más que arreglarlo lo que han decidido hacer es rediseñarlo, un rediseño que se hará en el Jet Propulsion Laboratory y no en el CNES francés, que es donde se había diseñado la versión de SEIS que no llegó a funcionar correctamente.

Técnicos trabajando en el InSight
Técnicos trabajando en el InSight

El retraso de InSight causaba además un problema adicional, pues pertenece a una clase específica de misiones de la NASA que tiene un techo de gasto que no puede ser superado, y a finales de diciembre llevaba ya gastados 525 millones de dólares de los 675 de tope máximo. Así que había que ver si los 150 millones de margen que tenían bastaban para solucionar el problema y guardar la sonda convenientemente almacenada hasta la preparación para su lanzamiento (salvo por el problema con SEIS, está completamente lista para ser lanzada).

Las estimaciones dicen que sí, así que el objetivo es lanzar la misión el 5 de mayo de 2018 para aterrizar en Marte el 26 de noviembre de ese mismo año.

El mayor problema es que diseñar un SEIS nuevo, probarlo, e integrarlo en la sonda puede comerse el tiempo que queda hasta la próxima ventana de lanzamiento, y si no lo consiguen es posible que entonces InSight sí sea cancelado; veremos.

Compartir en Facebook  Tuitear