Por @Wicho — 7 de Abril de 2022

El 21 de noviembre de 2020 la Agencia Espacial Europea lanzaba el satélite medioambiental Sentinel 6 «Michael Freilich» a bordo de un Falcon 9. Desde hoy sus mediciones se convierten en la referencia a la hora de determinar el nivel del mar, que es capaz de medir con una precisión de un centímetro, sustituyendo a las del Jason-3.

Y es que aunque el Jason-3 aún está activo ya lleva algo más de seis años en servicio cuando está diseñado para una misión de cinco. No es nada raro que un satélite dure más de lo previsto, pero lo importante para disponer de una serie de mediciones lo más larga posible es que su sustituto entre en servicio antes de que deje de funcionar. Eso mismo hizo en su momento el Jason-3 con el Jason-2, el Jason-2 con el Jason-1, y el Jason-1 con el TOPEX/Poseidon. Y lo mismo hará el Sentinel-6B, cuyo lanzamiento está previsto para 2025, con el Sentinel-6.

Así, gracias a este solapamiento, disponemos ahora mismo de una serie histórica ininterrumpida de datos sobre la altura del mar que comienza a finales de 1992. Son unos datos fundamentales a la hora de entender los efectos a largo plazo del calentamiento global al que estamos sometiendo a nuestro planeta.

El Sentinel 6 también es capaz de medir las corrientes oceánicas, la velocidad del viento sobre el mar y la altura de las olas, datos que sirven para mejorar las predicciones meteorológicas y marinas, que tienen un impacto inmediato en nuestro día a día.

Para poder tomar el papel de referencia en estas mediciones el Michael Freilich y en Jason-3 han estado orbitando nuestro planeta prácticamente juntos durante un tiempo, lo que permite comparar y calibrar las mediciones de uno respecto al otro. Ahora volverán a separarse para poder ofrecer mayor frecuencia de revisitado de cada punto de la superficie de los océanos, lo que ocurrirá a partir del 25 de este mismo mes cuando Jason-3 alcance su nueva órbita. El Michael Freilich por sí mismo es capaz de medir el 95% de la superficie de los océanos cada 10 días.

El Sentinel 6 forma parte del Programa Copérnico de la Comisión Europea, aunque cuenta con la colaboración de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT), la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y el apoyo técnico del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC