Por @Alvy — 7 de Abril de 2020

ATLAS Colouring Book

En la web del CERN, más concretamente del ATLAS, puede encontrarse esta pequeña maravilla: El libro para colorear del Experimento ATLAS. Son unas plantillas para imprimir en blanco y negro para que las coloreen los niños y niñas entre 5 y 9 años –aunque, ejem, ejem, también puede servir de 5 a 90– con un objetivo educativo: introducir a la juventud a la física de altas energías. Portentosa tarea.

Los objetivos son entender cómo se estudian las partículas subatómicas –las piezas básicas de las que están construidas el universo– cómo hacen los equipos científicos para detectar e identificar las partículas, cómo cualquier persona puede convertirse en científico y cómo es son el Modelo estándar y el Bosón de Higgs.

Hay varias plantillas en diversos idiomas, incluyendo el español, con 16 páginas en tamaño DIN A4 o DIN A3, además de un formato «librito» que se puede plegar para mayor comodidad.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 6 de Abril de 2020

Loba negra por Juan Gómez JuradoNuestra mente nos engaña: Sesgos y errores cognitivos que todos cometemos. Por helena Matute. Shackleton Books, 2019. 8,54€. 160 páginas.

Nuestra mente –y nuestro cerebro, en realidad; en opinión de la autora no tiene sentido hablar de la una sin el otro– nos engañan día a día. Son pequeños engaños que vienen del hecho de que han evolucionado con el objetivo de sobrevivir. Vienen del hecho de que han ido evolucionando no para percibir correctamente la realidad sino para reaccionar muy rápido, incluso cuando nos faltan datos.

Nuestros ancestros sobrevivían si eran rápidos en ponerse a salvo. Luego, una vez pasado el peligro, podían permitirse el lujo de reflexionar sobre lo que había pasado y aprender de ello. Y ese comportamiento cavernícola, como lo define Helena, aún sigue con nosotros. La civilización, la vida en las ciudades, es demasiado reciente como para que haya cambiado la «programación» de nuestro cerebro y de nuestra mente.

Por encima de eso funciona nuestro yo supuestamente racional. Pero muchas veces esos errores, invenciones y engaños de nuestra propia mente interfieren en su funcionamiento. Son errores de nuestra cognición que no son aleatorios, ni dependen de nuestra personalidad, ni de nuestra inteligencia.

Y es fundamental ser consciente de su existencia para, de vez en cuando, pararnos un momento, darnos cuenta de que están actuando, y de que a veces su intervención es contraproducente ya sea durante una excursión a la montaña o al leer las noticias de cada día.

Este libro, que se lee en un plisplás tanto porque no es muy largo como por lo bien explicado e hilado que está lo que cuenta, nos ayuda en esto al hablarnos de esos errores y sesgos que nos acompañan en nuestro día a día. Un conocimiento fundamental siempre pero me atrevo a decir que más estos días en los que necesitamos mantener la cabeza tan fría como sea posible ante la que está cayendo a causa de la COVID-–19.

Como dice Helena «…piensen. Cuesta trabajo, pero piensen siempre que algo sea relevante. Apaguen durante un rato el piloto automático y deténganse a pensar.»

Y si te quedas con ganas de más, la sección de lecturas recomendadas propone otros cuatro libros con los que seguir profundizando en el tema, aparte del apartado de bibliografía en el que además sale un libro al que le tengo cierto cariño ;)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 3 de Abril de 2020

Esta animación muestra cómo es la propagación en España de la COVID-19 bajo un mismo modelo y dos escenarios diferentes: con confinamiento y sin él. Lo interesante es que usaron datos reales sobre cómo se produce esa propagación: datos del censo, de las 62 ciudades más pobladas, del Ministerio de Salud, etcétera – cubriendo con la simulación un total de 20 millones de habitantes en total.

Estos son los dos escenarios:

  • Rojo: no se toman medidas de confinamiento y el virus se propaga libremente.
  • Azul: se aplican medidas de confinamiento a partir de la primera semana tales como el cierre de escuelas, teletrabajo, distanciamiento social y restricciones para los viajes.

La herramienta utilizada se llama EpiGraph y la desarrolló el grupo de Arquitectura de Computadores de la Universidad Carlos III junto con el Barcelona Supercompunting Center, el Centro Nacional de Epidemiología y el CIBERESP (Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública).

Como decía Víctor en el tuit a través del cual lo descubrí, «La gráfica muestra cómo con intervenciones, una epidemia no solo «aplana la curva» sino que reduce significativamente el área de ésta [que equivale a casos/muertos].»

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 2 de Abril de 2020

Sala principal de control del ESOC
Sala principal de control del ESOC – ESA

Aunque la Agencia Espacial Europea (ESA) ya había tomado medidas para contener la pandemia de COVID-19 haciendo que la mayor parte de su personal trabajara desde casa hace unos días una de las personas que trabaja en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de Darmstadt dio positivo.

Pero como había estado en contacto con más personas en los días anteriores hubo que ponerlas en cuarentena. Y la falta de personal obligó a poner algunas misiones de la agencia en reposo. En concreto las misiones afectadas fueron Cluster, Mars Express, Trace Gas Orbiter y el recientemente lanzado Solar Orbiter.

Afortunadamente ninguna de las personas puestas en cuarentena desarrolló la enfermedad. Así que tras desinfectar a fondo las instalaciones del centro de control la ESA ya está reactivando esas misiones. Eso sí, se sigue manteniendo el personal del ESOC al mínimo y se mantienen todas las precauciones necesarias para mantener el bicho a raya.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear