Por @Wicho — 24 de Junio de 2021

La unidad de control de instrumentos científicos y gestión de datos del HubbleLa NASA sigue intentando averiguar qué pasa con el Hubble, más en concreto con el ordenador que controla sus instrumentos científicos. Un fallo en él tiene parado el telescopio desde el pasado 13 de junio.

En principio parecía que el fallo estaba en uno de los cuatro bancos de memoria independientes con los que trabaja el ordenador. Sólo uno de ellos está activo en cada momento; los otros tres actúan como reservas. Pero los intentos de reiniciar el módulo que estaba en uso y de pasar a usar otro módulo no funcionaron. Reiniciar el ordenador tampoco funcionó.

Gracias a los datos recogidos con las pruebas hechas hasta ahora el equipo de la misión trabaja ahora con la hipótesis de que el fallo puede estar no en los módulos de memoria sino en la unidad que hace de interfaz entre el núcleo central y los otros módulos del ordenador (standard interfaces en la ilustración) o bien en el núcleo central (central processor modules).

La buena noticia es que los dos componentes son redundantes, así que sea cual sea el que ha fallado –si se confirma esta hipótesis– se puede poner en marcha el alternativo. La mala, es que, cada vez más está claro que se le acaba el tiempo al Hubble.

Hace ya veinte años desde la última misión de mantenimiento que reparó y actualizó sus sistemas. Y no habrá ninguna más.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 21 de Junio de 2021

Despliegue del Hubble – NASA
Despliegue del Hubble el 24 de abril de 1990 – NASA

El telescopio espacial Hubble lleva parado desde el pasado 13 de junio mientras la NASA intenta dar con el origen del fallo que hizo que se detuviera el ordenador que controla los instrumentos de a bordo. Ni los instrumentos propiamente dichos ni el ordenador principal del telescopio están afectados.

El Hubble tiene dos ordenadores primarios: el ordenador de vuelo y el que controla los instrumentos. El primero realiza los cálculos a bordo y maneja las transmisiones de datos y comandos entre los sistemas del telescopio y el control de la misión. El segundo controla los comandos recibidos por los instrumentos, formatea los datos científicos que obtienen y los envía al sistema de comunicaciones para su transmisión a la Tierra.

El ordenador de vuelo era originalmente un DF-224 de Rockwell, aunque durante las sucesivas misiones de mantenimiento del telescopio fue siendo actualizado. Y en la última fue sustituido por un Ordenador Avanzado (curiosamente la NASA no le ha puesto siglas) que asumió todas las funciones del DF-224. Basado en un procesador i486 a 25 MHz es 20 veces más rápido y tiene seis veces más memoria. Esto permitió aumentar el rendimiento del Hubble al trasladar algunas tareas informáticas al propio telescopio, así como usar lenguajes de programación más modernos.

El ordenador que controla los instrumentos, por su parte, es un NSSC-1, de NASA Standard Spacecraft Computer-1, Ordenador estándar de la NASA para naves espaciales 1. A diferencia del ordenador de vuelo no ha sido cambiado desde su lanzamiento.

Como es de rigor los dos ordenadores son redundantes. De hecho el Ordenador Avanzado contiene tres ordenadores independientes. Uno de ellos controla el telescopio y los otros dos pueden estar apagados, en reposo, o llevando a cabo tareas internas. El NSSC-1, por su parte, incorpora dos ordenadores independientes. Uno de ellos es el activo y el otro actúa como unidad de respaldo. Los dos NSSC-1 pueden acceder y utilizar cualquiera de cuatro módulos independientes con 64K de memoria. Sólo utilizan un módulo de memoria a la vez mientras que los otros tres sirven de reserva.

Y precisamente parece que el problema está en esos módulos de memoria. El parón del día 13 fue causado por problemas con el que estaba activo. Un reinicio –la solución cuasi universal– el día 14 no funcionó. Y la orden para pasar a uno de los otros tres módulos de memoria el día 16 tampoco funcionó. Igual que tampoco lo hizo un intento más el día 17.

Así que el equipo del telescopio sigue haciendo pruebas para recoger más información sobre el fallo y así intentar aislar su origen y poder volver a poner de nuevo en funcionamiento el ordenador remolón. Que al James Webb aún le falta. Y en cualquier caso no es un sustituto directo del Hubble.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 20 de Junio de 2021

La serie de diez sellos – U.S. Postal ServiceLa serie de diez sellos – U.S. Postal Service

El Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) acaba de presentar una serie de diez sellos que conmemoran el décimo aniversario del lanzamiento y entrada en servicio del Solar Dynamics Observatory (SDO), un observatorio espacial de la NASA que se dedica única y exclusivamente a mirar el Sol para que podamos estudiar su actividad. Son sellos con valor forever, lo que quiere decir que podrán ser usados siempre para enviar una carta independientemente de posibles subidas de precio en el futuro.

Los sellos no sólo son bonitos sino que recogen distintos aspectos de lo que el SDO nos permite ver. De izquierda a derecha y de arriba a abajo:

  • Agujero coronal: La zona oscura que cubre el polo norte del Sol es un agujero coronal, una zona magnéticamente abierta en el Sol desde la que escapa al espacio el viento solar de alta velocidad. Estas corrientes de viento solar de alta velocidad pueden desencadenar magníficos espectáculos aurorales en la Tierra cuando chocan con el campo magnético de nuestro planeta. Estas imágenes fueron capturadas del 17 al 19 de mayo de 2016, y la imagen del sello es del 17 de mayo. Las imágenes muestran el Sol en luz de 211 ángstrom, una longitud de onda de luz ultravioleta extrema. Este tipo de luz es invisible para nuestros ojos y es absorbida por la atmósfera terrestre, por lo que solo puede ser vista por instrumentos en el espacio.
  • Bucles coronales: en la parte inferior derecha del Sol se ve una prominencia, con sus arcos brillantes trazados por partículas cargadas que recorren en espiral las líneas del campo magnético del Sol. Los bucles coronales se encuentran a menudo sobre las manchas solares y las regiones activas, que son zonas de campos magnéticos intensos y complejos en el Sol. Estas imágenes fueron captadas el 18 de junio de 2015, con luz de 304 ángstroms, de nuevo una longitud de onda ultravioleta extrema.
  • Fulguración solar: el destello brillante en la parte superior derecha del Sol es una potente llamarada solar de clase X. Las erupciones de clase X son el tipo más potente de erupción solar, y estos estallidos de luz y energía pueden perturbar la parte de la atmósfera terrestre por la que viajan las señales de GPS y radio. Estas imágenes fueron captadas el 9 de agosto de 2011, en el ultravioleta extremo de longitud de onda 335 ángstroms.
  • El Sol activo: esta vista destaca las numerosas regiones activas que salpican la superficie del Sol. Las regiones activas son zonas de campos magnéticos intensos y complejos en el Sol vinculadas a las manchas solares que son propensas a entrar en erupción con llamaradas solares o explosiones de material llamadas eyecciones de masa coronal. Esta imagen fue captada el 8 de octubre de 2014, en el ultravioleta extremo de longitud de onda 171 ángstroms.
  • Eyección de masa coronal: estas imágenes muestran un estallido de material procedente del Sol, llamado eyección de masa coronal. Estas erupciones de material solar magnetizado pueden crear efectos sobre la meteorología espacial en la Tierra cuando chocan con la magnetosfera de nuestro planeta o su entorno magnético, incluyendo auroras, interrupciones en el funcionamiento de los satélites y, cuando son extremas, incluso cortes de energía. Estas imágenes son una mezcla de longitudes de onda ultravioleta extremas de 171 y 304 ángstroms, captadas el 31 de agosto de 2012.
  • Bucles coronales: estas imágenes muestran la evolución de los bucles coronales a través del limbo y el disco del Sol. Pocos días después de que se tomaran estas imágenes, el Sol desató una potente llamarada solar de clase X. Estas imágenes fueron captadas en el ultravioleta extremo de 171 ángstroms del 8 al 10 de julio de 2012, y la imagen del sello es del 9 de julio.
  • Manchas solares: esta imagen en luz visible -el tipo de luz que nuestros ojos pueden captar- muestra un grupo de manchas solares cerca del centro del Sol. Las manchas solares aparecen oscuras porque son relativamente frías en comparación con el material circundante, una consecuencia de la forma en que su campo magnético extremadamente denso impide que el material más caliente suba a la superficie solar. Estas imágenes fueron captadas del 20 al 26 de octubre de 2014, y el fotograma del sello es del 23 de octubre.
  • Eyección de masa coronal: estas imágenes muestran un estallido de plasma desde la parte inferior derecha del Sol, que se produjo junto con una erupción solar de nivel medio. Estas imágenes son una mezcla de longitudes de onda ultravioleta extremas de 171 y 304 ángstroms del 2 de octubre de 2014.
  • Fulguración solar: estas imágenes muestran otra vista de la erupción solar de clase X del 9 de agosto de 2011, que aparece en las imágenes de 335 ángstroms de tono azul. Estas imágenes fueron captadas con luz de 131 ángstroms, una longitud de onda ultravioleta extrema.
  • Agujero coronal: estas imágenes muestran un par de agujeros coronales, uno cerca del ecuador del Sol y otro en el Polo Sur del Sol. Estas imágenes fueron captadas en el ultravioleta extremo de 193 ángstroms del 9 al 12 de enero de 2011, y el fotograma del sello es del 10 de enero.

{Traducción ayudada por DeepL.}

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 18 de Junio de 2021

AVISO GENÉRICO DE PELIGRO: NIÑOS Y NIÑAS, NO HAGÁIS ESTO EN CASA. Entre otras cosas, porque no tenéis los materiales y porque montar todo es un lío de narices, pero también porque la instensidad de la corriente mata y 1.000 amperios son muchos amperios. Avisados quedáis.

AVISO ACTUAL DE PELIGRO: No hagáis esto en casa en los tiempos que corren –y menos fuera del «horario valle»– porque la factura de la electricidad puede tan descomunal como la del Gran Colisionador de Hadrones, y dejar vuestra cuenta corriente peor que el cuchillo del experimento.

Detrás de este vídeo de Photonicinduction hay un «científico loco con experiencia» (25 años de electricista) conocido como Photon que decidió probar a ver qué pasaba si construía un transformador de alta intensidad (1.000A) y utilizando unos gigantescos cables capaces de transportar la electricidad sin achicharrarse, los conectaba a un gran cuchillo de reluciente acero inoxidable.

El resultado es bastante espectacular, con el cuchillo calentándose al rojo vivo en cuestión de segundos para –acto seguido–, romperse y derretirse de varias maneras. El invento, muy propio de «inventor loco», tiene tres detalles interesantes: uno, que funciona mediante una gran bobina de inducción, en la que cuantas más vueltas se de al cable mayor voltaje se consigue; otro, un potenciómetro regulador para ir subiendo la intensidad poco a poco y, finalmente, el característico zumbido eléctrico de 50 Hz que anuncia que «aquí va a pasar algo gordo», como así es.

El tío además se pone luego a probar a ver qué sucede si conecta y desconecta, hasta acabar con otros cuchillos totalmente carbonizados y destrozados de varias maneras. Ojo que el amigo no lleva guantes ni mucha protección que digamos, y eso ya parece un poco inconsciente por su parte, la verdad. Eso sí, como dicen los Slow Mo Guys, otros de nuestros favoritos, que pasaron a dejar un comentario: «este canal es para lo que se inventó YouTube».

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD