Por @Wicho — 18 de Septiembre de 2013

Este vídeo, Voyager Captures Sounds of Interstellar Space, publicado por el JPL reproduce dos momentos, el primero de octubre a noviembre de 2012 y el segundo de abril a mayo de 2013 en los que el instrumento de medición de plasma de la sonda Voyager 1 detectó un aumento de las ondas de gas ionizado que rodeaban a la nave.

El color indica cuan fuertes son, con el azul correspondiendo con las más débiles y el rojo con las más fuertes.

Los científicos de la misión se dieron cuenta de que los tonos iban aumentando y que además lo hacían de forma lineal, lo que implica que la densidad del plasma a través del que viaja la Voyager 1 va aumentando, lo que indica que se adentra en el espacio interestelar.

Tirando de estas mediciones hacia atrás llegaron a la conclusión de que la Voyager 1 salió de la heliosfera, el volumen de espacio en el que la influencia del Sol todavía la dominante, en agosto de 2012.

Más allá de esta esta el espacio interestelar, aunque como explicábamos el otro día, esto no quiere decir que la Voyager 1 haya salido del Sistema Solar, pues aun tiene que atravesar la Nube de Oort, algo que le puede llevar aún unos 30.000 años.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear