Por @Wicho — 22 de Septiembre de 2010

Este año el otoño empieza esta madrugada a las 4:09 UTC, y coincide casi con la Luna de Cosecha, que es como se conoce a la luna llena más próxima al principio del otoño, una coincidencia que no se da desde el 23 de septiembre de 1991 y que no se repetirá hasta 2029.

La luna de la cosecha de 2009 por Catalin M. Timosca
La luna de la cosecha del 3 de octubre de 2009 por Catalin M. Timosca

Además, la Luna no está sola, sino que la acompaña Júpiter, que se puede ver muy próximo a ella, y de un tamaño y brillo mayor de lo habitual pues justo en la noche del 20 al 21 de septiembre este planeta alcanzó su máxima aproximación a la Tierra desde hace más de diez años, quedando 75 millones de kilómetros más cerca que en las anteriores alineaciones. De hecho, no se volverá a acercar tanto a la Tierra hasta 2022.

Y para rematar la noche, la luna llena alcanzará su brillo máximo seis horas después del principio del otoño, así que, según dónde vivas, el espectáculo puede ser deslumbrante, casi en el sentido literal de la palabra.

Lo explica la NASA con más detalle en Watch out for the Super Harvest Moon y El encuentro más cercano con Júpiter hasta el año 2022.

(El primer enlace gracias a un tweet de Trebool).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear