Por @Wicho — 22 de Noviembre de 2009

Mike Foreman y Randy Bresnik dieron buena cuenta del segundo paseo espacial de la misión STS-129 ayer, terminando no solo las tareas previstas para este sino adelantando también algunas que estaba programadas para el tercer paseo espacial de la misión.

Foreman en acción - NASA
Foreman en acción - NASA. Más fotos en STS-129 Flight Day 6 Gallery.

En las 6 horas y 8 minutos que estuvieron en el espacio instalaron un par de antenas, cambiaron un instrumento de ubicación para dejar sitio para la instalación del espectrómetro magnético alfa en una futura misión, instalaron una plataforma de almacenamiento de carga en la parte superior del segmento S3 de la Estación Espacial Internacional, y también un sistema para la retransmisión de las imágenes de vídeo que recogen los cascos de los astronautas durante los paseos espaciales.

La instalación de la plataforma de almacenamiento del segmento S3 en realidad formaba parte de las tareas previstas para el tercer paseo espacial de la misión, pero como durante el primer paseo se había adelantado trabajo esta tarea fue pasada para el segundo.

Y como aún a pesar de eso acabaron antes de tiempo llevaron a cabo también algunas tareas que estaban programadas para el tercer paseo. Así instalaron una tercera plataforma de almacenamiento en la parte del segmento S3 de la Estación que apunta a la Tierra, desconectaron, fotografiaron un cable de antena que durante la misión STS-128 no había podido ser conectado y que aún a pesar de haber sido conectado en el primer paseo espacial de esta misión no está funcionando como debe, y realizaron un par de tareas menores más.

El paseo espacial de Foreman y Bresnik empezó en realidad media hora más tarde de lo previsto porque de nuevo en la noche del viernes al sábado se dispararon las alarmas de despresurización del módulo Poisk, lo que hizo que automáticamente se pararan los sistemas de ventilación, provocando a su vez el disparo de sendas alarmas de incendio en el laboratorio Columbus y en la esclusa Quest.

Las alarmas, igual que la noche anterior, fueron falsas, pero el protocolo de actuación obligó a Formean y Bresnik a abandonar la esclusa, donde estaban aclimatando sus cuerpos a la menor presión atmosférica a la que funcionan los trajes espaciales, y luego ya no hubo tiempo de iniciar el proceso de aclimatación de nuevo, con lo que se optó por la alternativa, que es la de estar dos horas y veinte minutos respirando oxígeno puro para eliminar nitrógeno de sus cuerpos y evitar problemas de descompresión al meterse en los trajes.

La media hora extra de retraso fue la añadida para que pudieran recuperar parte del sueño perdido a causa de las alarmas.

Justo antes de empezar este segundo paseo espacial Leland Melvin y Nicole Stott colocaron el Express Logistics Carrier 2 en su sitio del segmento S3 utilizando el brazo robot de la estación. Esté palé de cargo lleva unos 5.000 kilogramos de repuestos como un giroscopio extra, un tanque de oxígeno a alta presión, y un módulo de bombas.

Desde el control de la misión escogieron la canción Voyage To Atlantis por The Isley Brothers, dedicada al especialista de la misión Robert L. Satcher, para empezar el día.

Fuentes: STS-129 MCC Status Report #10 y STS-129 MCC Status Report #11

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear