Por @Wicho — 12 de Agosto de 2004

Rubicón 1, el modelo a escala de Space Transport Corporation, uno de los equipos que intenta hacerse con el Ansari X Prize, se estrelló el domingo pasado durante un vuelo de prueba.

El problema fue que uno de los motores de combustible sólido reventó, dañando los demás motores cuando Rubicón 1 apenas había alcanzado una altura de 300 metros, a pesar de que el objetivo era alcanzar los 6.000 metros de altura y velocidades supersónicas.

El equipo tendrá ahora que reunir fondos para construir y lanzar otro cohete, pues el paracaidas del cohete no tuvo tiempo a desplegarse, con lo que la cápsula de los pasajeros y el cono frontal resultaron totalmente destruidos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear