Por @Wicho — 22 de Mayo de 2012

Foto del lanzamiento - NASA/Alan Ault
Dragon Fire: momentos después del lanzamiento - NASA/Alan Ault

Hoy a las 7:44:38 UTC se ha dado un importante paso de cara a que la iniciativa privada se haga un hueco en el espacio con el lanzamiento de la cápsula Dragon en el lanzamiento COTS2/3 de SpaceX mediante un cohete Falcon 9 de la misma empresa.

Si todo va según lo previsto este viernes por la tarde el brazo robot de la Estación Espacial, manejado por Don Pettit y André Kuipers la capturará para dejarla atracada en el módulo Harmony de esta.

Pero antes tiene que pasar toda una serie de pruebas.

Hoy, en el primer día de la misión, y tras entrar en órbita unos nueve minutos después del lanzamiento y extender sus paneles solares, una primera fase de pruebas comprobó el funcionamiento del sistema AGPS de a bordo para luego abrir la compuerta que cubre el «asa» por la que la va a agarrar el brazo robot de la ISS.

Esto también deja al descubierto los sensores necesarios para la aproximación a la Estación, cuyo funcionamiento también han sido probado.

También se llevó a cabo una prueba del motor para comprobar que podría abortarse una aproximación a la ISS tanto usando el encendido continuo de este como el encendido por pulsos.

La prueba final del día ha sido dejar que la cápsula flote libre, sin usar ni su motor principal ni los de control de actitud para ver como se comporta en órbita.

El segundo día de la misión se utilizará para ir modificando la órbita de la Dragon para que se vaya aproximando a la Estación Espacial Internacional.

En el tercer día la Dragon se colocará 2,5 kilómetros por debajo de la Estación para comprobar que sus sistemas se comunican sin problemas con los de esta y para que los tripulantes de la ISS puedan probar también que pueden tomar el control de ella.

También se probará el GPS relativo que utiliza la posición de la Dragon respecto a la ISS calculada por GPS para determinar su posición.

Comprobado todo esto, la Dragon cambiará su posición para colocarse detrás de la ISS a entre 7 y 10 kilómetros para esperar al gran día.

En el cuarto día de la misión la Dragon volverá a colocarse a 2,5 kilómetros por debajo de la ISS. Si en ese momento todos los sistemas funcionan correctamente, se autorizará acercarla hasta 1,4 kilómetros. Otra comprobación más, y se acercará hasta los 250 metros.

En ese momento habrá completado los objetivos principales del que iba a ser el lanzamiento COTS 2, con lo que habría vuelto a casa, pero como la NASA ha autorizado a SpaceX a intentar también cumplir los objetivos de la misión COTS 3 si todo sale bien hasta ese momento, comienza una nueva fase de la misión.

Pettit y Kuipers entrenándose para la llegada de la Dragon - NASA
ISS030-E-235593: Pettit y Kuipers entrenándose para la llegada de la Dragon - NASA

Esta empieza con la comprobación de los sensores ópticos de la Dragon para ver que detectan correctamente su posición respecto a la ISS. Si esto es así, desde el control de la misión ordenarán a la Dragon que se acerque hasta los 220 metros, posición desde la que los astronautas de la Estación le ordenarán volver a los 250 metros. De nuevo si esto sale bien, desde tierra le mandarán volver a aproximarse a la Estación, y serán de nuevo los astronautas a bordo de la ISS los que le ordenen pararse a 220 metros.

Tras una nueva serie de comprobaciones, la Dragon recibiría entonces la autorización para entrar en la esfera virtual de protección de 200 metros que rodea a la ISS, parándose a 30 metros de esta.

Desde esa posición, y tras otra serie de comprobaciones, se le ordenará acercarse hasta los 10 metros, donde esperará a las últimas comprobaciones hasta que Pettit y Kuipers reciban autorización para capturarla y acoplarla al módulo Harmony.

Y luego aún le queda volver a casa.


SpaceX - Cargo Delivery to ISS (simulation): un vídeo de la NASA describiendo los principales pasos de la misión

Si el proceso acumula muchos retrasos la Dragon podría quedar sujeta por el brazo robot de la ISS de un día para otro, quedando la maniobra de acoplamiento para el sábado.

De todos modos, aunque el lanzamiento siempre es un momento importante en cualquier misión, es fácil ver como en esta es apenas un primer paso, pues hay muchas comprobaciones que superar antes de que la Dragon pueda tomar contacto con la ISS.

Serán, sin duda, unos días en los que los espaciotrastornados seguiremos atentamente lo que cuenten @SpaceX, @Spaceflight101 e @ISS101, las principales cuentas que están cubriendo la misión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear