Por @Wicho — 29 de Diciembre de 2005

Ayer fue lanzado desde el centro espacial ruso de Baikonur el primer satélite del futuro sistema de posicionamiento Galileo, desarrollado por la Unión Europea con la colaboración de China con la idea de que se convierta en una alternativa de uso civil al GPS estadounidense, aunque es compatible con este, o al GLONASS ruso.

El Giove A, que es el nombre del satélite lanzado ayer, se utilizará para ir probando algunas de las tecnologías que se utilizarán cuando Galileo esté definitivamente en marcha, lo que se prevé que ocurra en 2008.

El comunicado oficial de la ESA está en First Galileo satellite on orbit to demonstrate key technologies; hay más información en español en Europa lanza el primer satélite de la red Galileo para dar la salida a su 'alternativa' al GPS o en Europa pone en órbita el primer satélite del futuro sistema Galileo.

Actualización: Julio, quien viene trabajando desde hace tres años y medio en el proyecto Galileo, nos hace llegar un par de observaciones:

  1. El satélite que se lanzó ayer día 28 no es el primero del sistema Galileo, como se dice al principio de la entrada. Es un satélite de pruebas que en principio durará un par de años activo y nada más. Los satélites del sistema se empezarán a lanzar a partir de 2007 (como pronto). La noticia oficial de la ESA es deliberadamente ambigua porque Galileo va con mucho retraso sobre lo proyectado y necesita aparentar que la cosa avanza a buen ritmo.

  2. China no colabora en el desarrollo del sistema. Hay un acuerdo político de colaboración, pero por ahora es un acuerdo genérico que no se ha plasmado en nada concreto, y en ningún caso para el desarrollo del sistema (cuya contratación ya está cerrada y no hay ninguna empresa china en ello). Posiblemente China colabore en la explotación del sistema, pero por ahora no hay nada más que, ya digo, pactos políticos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear