Por @Wicho — 1 de Noviembre de 2013

El próximo 7 de noviembre Rick Mastracchio, Koichi Wakata y Mikhail Tyurin llegarán a la Estación Espacial Internacional a bordo de la Soyuz TMA-11M, con lo que pasará a haber tres Soyuz atracadas a la Estación y nueve tripulantes a bordo.

Los tres llevarán con ellos la antorcha olímpica de los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, que será intercambiada entre Oleg Kotov y Sergey Ryazanskiy durante un paseo espacial antes de que esta vuelva a la Tierra.

Decoración olímpica de la TMA-11M
La cofia protectora de la TMA-11M está decorada con motivos alusivos a Sochi 2014

Serán Fyodor Yurchikhin, Karen Nyberg y Luca Parmitano quienes la traigan de vuelta el próximo día 10 de noviembre a bordo de la Soyuz TMA-09M.

Por eso se da la muy poco habitual circunstancia de que vaya a haber tres Soyuz acopladas a la vez en la Estación en lugar de que Yurchikhin, Nyberg y Parmitano se hayan venido de vuelta antes de la legada de su relevo, que es el procedimiento habitual.

De hecho el tener atracadas tres Soyuz a la vez en la Estación sólo ocurrió en otra ocasión antes, en octubre de 2009.

De un puerto a otro

Pero para dejar sitio para la Soyuz TMA-11M esta mañana los tres se han metido en la TMA-09M, la han desatracado del módulo Rassvet, y la han atracado en el Zvezda, el que está en el extremo final de la Estación, una maniobra que les ha llevado 21 minutos, tal y como se puede leer en Soyuz Move Sets Stage for Arrival of New Crew.

Normalmente el puerto de atraque del módulo Rassvet se usa para los ATV de la Agencia Espacial Europea –de hecho el ATV-4 lo acaba de dejar libre el pasado lunes 28– o las Progress rusas, ya que en esa posición pueden usar sus motores para levantar la órbita de la Estación, algo que hay que hacer periódicamente, pero en este caso se usará por unos días para la Soyuz TMA-09M.

Así la TMA-11M podrá atracar en el Rassvet el día 7 y quedarse atracada en él durante la duración de su misión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear