Por @Wicho — 21 de Diciembre de 2006

La actividad principal del día para la tripulación del Discovery fue preparar la nave para su aterrizaje, previsto para este viernes a las 21:56 hora de España (GMT +2).

Para ello la tripulación recogió todos los elementos sueltos de a bordo para guardarlos en sus correspondientes compartimentos -un poco como el equipaje de mano de un avióm- y, sobre todo, hizo una nueva inspección del escudo térmico de la nave con el Orbiter Boom Sensor System para comprobar que no haya sufrido ningún daño en órbita.

Las imágenes obtenidas durante esta inspección serán analizadas en tierra para dar el visto bueno definitivo al aterrizaje, aunque a estas alturas, independientemente de lo que se vea en ellas, el Discovery ya no tiene otra opción que intentar el aterrizaje, pues no tiene forma alguna de volver a alcanzar la órbita de la Estación Espacial Internacional para utilizarla como refugio hasta que se pudiera montar una misión de rescate.

Además de esto se lanzaron cuatro microsatélites desde la bodega de carga del Discovery:

  • El RAFT, construido por estudiantes de la Academia Naval de los Estados Unidos, que servirá para probar la capacidad del sistema de vigilancia espacial de la armada para detectar objetos pequeños en órbita.
  • El ANDE, formado por dos esferas de unos 45 centímetros unidas por un cable y que tiene como objetivo medir la densidad de la atmósfera superior.
  • Dos cubesats MEPSI, que son cubos de 20 centímetros de lado, que volarán uno alrededor del otro tomando imágenes y enviándolas a tierra; la idea es que en el futuro se puedan usar para inspeccionar naves en órbita.
Como la estadía del Discovery en órbita fue extendida en un día para acomodar el paseo espacial extra que se utilizó para terminar de plegar el panel solar rebelde del segmento P6 de la ISS el Discovery sólo tiene suministros a bordo como para permanecer un día extra en órbita si por cualquier causa no pudiera aterrizar el viernes, y como la predicciones meteorológicas no son especialmente buenas ni para el Centro Espacial Kennedy ni para la base aérea Edwards en California, con lo que la NASA ha activado también la pista de White Sands, que hace más de 25 años que no se utiliza, donde las previsiones son mejores.

La actividad del día empezó al son de Say You’ll be Mine, de Christopher Cross, dedicada a Thomas Reiter.

(Fuentes: White Sands Shuttle Landing Possible, STS-116: The Inside Guide, STS-116 MCC Status Report #22 y STS-116 MCC Status Report #23.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear