Por @Wicho — 20 de Noviembre de 2008

Como es habitual en las misiones de los transbordadores espaciales a un día de paseo espacial en la misión STS-126 le siguió un día de «descanso» en el que los astronautas se centraron en tareas a realizar a bordo de la Estación Espacial Internacional, lo que no quiere decir que estuvieran ociosos en absoluto.

Además de seguir adelante con la tarea de trasladar materiales y suministros del módulo logístico Leonardo a la Estación ayer quedaron instalados en el módulo Harmony los dormitorios de babor y estribor y se terminó de configurar y poner en marcha un sistema de recuperación de agua que ya había sido colocado en su sitio el martes.

Donald Pettit trabajando - NASA
Donald Pettit trabajando en la puesta en marcha del sistema de reciclado de agua - NASA
Más fotos en STS-126 Flight Day 6 Gallery

Este sistema reciclará aguas residuales a bordo de la ISS para producir agua potable, por mal que suene esto; en un par de días el módulo debería producir las primeras muestras para ser analizadas.

Este módulo también contiene un nuevo aseo, lo que debería ser un alivio para los tripulantes de la Estación ante el comportamiento errático del único aseo que había a bordo hasta el momento y que de hecho les estaba obligando a utilizar desde hace semanas el de la cápsula Soyuz que permanece permanentemente acoplada a la Estación como vehículo de escape en caso de emergencia a bordo.

Al ir quedando espacio libre en el módulo Leonardo los astronautas han comenzado también a pasar a este materiales que volverán a tierra en su interior al final de la misión. Se estima que aproximadamente un 25% de las tareas de traslado de carga están ya completadas.

A última hora del día comenzaron los preparativos para el segundo paseo espacial de la misión, que será llevado a cabo por Heide Stefanyshyn-Piper y Shane Kimbrough hoy 20 de noviembre de 2008, justo el el día en el que se cumplen diez años del lanzamiento de Zarya, el primer módulo de la ISS en ser puesto en órbita.

El módulo Zarya visto desde el Endeavour durante la misión STS-88 / NASA
El módulo Zarya visto desde el Endeavour durante la misión STS-88 / NASA

Los dos pasaron la noche en la esclusa Quest en una atmósfera a 10,2 psi en lugar de los 14,7 de la Estación para reducir el contenido en nitrógeno de sus organismos y así evitar posibles problemas de descompresión.

Fanfare for the Common Man de Aaron Copland, dedicada al piloto Eric A. Boe, fue la canción con la que el control de la misión escogió despertar a los tripulantes del Endeavour.

Por cierto que además que en su canal de Twitter, 126_update, se pueden seguir las novedades de la misión en STS-126 Mission Update Feed RSS.

Fuentes: STS-126 MCC Status Report #10 y STS-126 MCC Status Report #11

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear