Por @Alvy — 2 de Octubre de 2013

¿5 kW? Póngame tres o cuatro, con fundas a juego. Y un par de esos bonitos trajes ya de paso.

Esta pequeña bestia es un láser de 5 kilovatios acoplado en el cuerpo de un rifle. Se utiliza para lo que denominan «cortar a mano»: labores de destrucción controlada, por ejemplo desmontar una central nuclear abandonada o estructuras similares.

El respetable chisme dispara el láser como si fuera un rible convencional. El rayo tiene una longitud de onda de una micra de anchura y puede cortar acero de hasta 2 mm de grosor.

(Vía Popular Science.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear