Por @Alvy — 17 de Enero de 2020

Me encontré este vídeo del canal del Dr. Archimedes sobre un curioso puzle llamado Quadrix o Quinnus, pues tiene varios nombres. Consiste en hacer encajar todas las piezas correctamente, pero la curiosidad es que hay una «pieza extra» amarilla que también se puede colocar aunque sea aparentemente imposible.

La cuestión es que basta reordenar correctamente las piezas del puzle para hacer el hueco justo en el que encaja el pequeño cuadradito. Ahora bien: si el tamaño del cuadrado grande que abarcan todas las piezas aparentemente no varía, y se usan todas las piezas además del cuadradito extra… ¿Cómo demonios sucede esto? Nota: el vídeo no tiene truco y el encaje de las piezas es de una precisión de 0,01 mm.

La respuesta es muy interesante y la conocerán quienes hayan visto puzles similares, por ejemplo algunos de los del legendario Sam Lloyd como Get Off the Earth o El duende que se desvanece. Otros que se basan en el mismo principio son la barra de chocolate infinita que se puede «cortar y recomponer» de modo que sobre una onza como por arte de magia o aquella otra paradoja geométrica muy divertida donde no sólo sobra una pieza unidad; sobran dos.

Paradoja cuadrado perdido / Wikimedia
¿Dónde está el cuadradito perdido? (CC) Wikipedia

Recuerdo la satisfacción de haber encontrado la explicación matemática al asunto cuando era quinceañero tras devanarme los sesos con una versión similar, la paradoja del cuadrado perdido descrita en uno de los libros de Martin Gardner. Al parecer esa versión fue inventada por el mago Paul Curry en 1953. Es altamente recomendable analizarlo, es geometría bastante sencilla.

Quadrix

En la página
Quirinus, The Amazing Paradoxical Puzzle
, referenciada en el vídeo, se describe el mismo puzle con diversos gráficos y enlaces.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 17 de Enero de 2020

Impresión artística del momento de la activación del sistema de escape - SpaceX
Impresión artística del momento de la activación del sistema de escape – SpaceX

Si todo va según lo previsto en algún momento de una ventana de lanzamiento que va de las 14:00 a las 18:00, hora peninsular española, de mañana, sábado 18 de enero de 2020, SpaceX realizará la prueba en vuelo del sistema de escape de su cápsula tripulada Crew Dragon. La idea es demostrar que la cápsula es capaz de poner a su tripulación a salvo en el caso de que se produzca una emergencia durante el lanzamiento. Para esta prueba, por supuesto, no irá nadie a bordo.

La secuencia de eventos de la prueba, que no durará ni diez minutos es esta. Los tiempos, altitudes y distancias están sacados de esta animación, así que pude que no sean exactos del todo pero sí lo suficientemente aproximados:

  • T+ 01:28 A una altitud de 20,13 kilómetros y a una distancia de 3,02 km de la plataforma de lanzamiento el cohete alcanza la velocidad a la que está programada la activación del sistema de escape.
  • T+ 01:32 La dragon se separa del cohete y se encienden sus motores de escape SuperDraco. La altitud es de 21,51 km y la distancia a la plataforma de 3,25.
  • T+ 01:48 Apagado de los SuperDraco. Altitud 31,51 km; distancia a la plataforma 8,04 km.
  • T+ 02:20 Separación del módulo de servicio. Altitud 43,20 km; distancia a la plataforma 15,9.
  • T+ 02:42 Se encienden los Draco para reorientar la cápsula para el amerizaje. Altitud 39,28 km; distancia 18,35.
  • T+ 04:34 Despliegue de los paracaídas guía. Altitud 9,16 km; distancia 30,94.
  • T+ 06:15 Despliegue de los paracaídas principales. Altitud 2,03 km, distancia 32.
  • T+ 09:27 Amerizaje. Altitud 0 km (obviamente); distancia 32,55.

De todas formas será todo tan rápido que lo mejor será sin duda, permanecer atentos a la retransmisión de la prueba.

Esta prueba también sirve para que los equipos de emergencia practiquen la recuperación de la cápsula una vez que haya amerizado.

El Go Searcher de SpaceX – NASA
El Go Searcher de SpaceX incluye una enfermería y una plataforma para helicópteros por si fuera necesaria una evacuación médica de urgencia – NASA

Si por cualquier motivo la prueba no se puede llevar a cabo el sábado el domingo y el lunes hay reservadas otras dos ventanas de lanzamiento con el mismo horario.

La cápsula que se usará para la prueba es la que iba a ser utilizada para la primera misión tripulada; hubo que cambiarla después de que la primera Crew Dragon en ir a la Estación Espacial Internacional explotara durante unas pruebas en abril de 2019.

La primera etapa del Falcon 9 es la B1046, que con anterioridad llevó a cabo los lanzamientos de las misiones Bangabandhu-1 en mayo 2018, Merah Putih en agosto 2018 y Spaceflight SSO-A en diciembre 2018. Como no se espera que sobreviva le han quitado las patas y las aletas que usó para maniobrar y aterrizar en sus anteriores misiones. La B1046 fue la primera bloque 5 en volar, la primera bloque 5 en volar una segunda y una tercera vez, y la primera en despegar de las tres plataformas de lanzamiento de la empresa.

La segunda etapa tampoco es una segunda etapa de verdad sino que está construida para soportar las cargas del lanzamiento y tener un peso igual al de una segunda etapa diseñada para ir al espacio pero sin desperdiciar componentes que se sabe que no van a tener que desempeñar su función.

Si la prueba sale bien la primera misión tripulada de una Crew Dragon a la Estación Espacial Internacional podría tener lugar en primavera de 2020. «Sólo» con cuatro años de retraso sobre las previsiones iniciales.

Relacionado

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Enero de 2020

Este instructivo vídeo promocional de T&D World muestra muestra cómo se utiliza un helicóptero para instalar las enormes bolas de vivos colores que alguna vez habrás visto y que marcan el recorrido de las líneas de alta tensión entre torres. Es el clásico trabajo duro que alguien debe hacer, y lógicamente toman todo tipo de precauciones, aunque la verdad es que es un trabajo bastante manual.

¿Para qué usar esas bolas? La principal razón es que los «finos» cables sean visibles para las avionetas que vuelan a baja altitud, pero también porque es una forma sencilla de ver desde tierra dónde están exactamente, por seguridad y para facilitar el mantenimiento. Mención aparte de que es importante por si sobrevuelan por ahí drones, paracaidistas o gente con jetpacks.

En el vídeo se ven varios modelos distintos de bolas. Básicamente son gigantescas esferas de plástico de unos 90 cm de diámetro que parecen –al menos en la versión amarilla– muñecos Pac-Man gigantescos. Los colores incluyen el clásico naranja internacional, versión ingeniería. El técnico primero pinta la posición en las que hay que colocarlas según la normativa (unos 60 metros de separación entre bola y bola en Estados Unidos) y luego «abre la boca» para instalarlas y asegurarlas. Dependiendo del modelo van atornilladas con tuercas o con una brida adicional.

Un detalle divertido es el modelo especial que incorpora una baliza luminosa. Se utiliza en las proximidades de aeropuertos y sitios así. ¿De dónde obtiene la energía esa luz por la noche? No se han complicado mucho la vida y usan lo que eufemísticamente denominan un condensador de fluzo (flux capacitor, a lo Regreso al futuro) que extrae una mínima parte de la energía de la línea sobre la que están instalados para así poder iluminar el LED de la bola. Aunque el invento es más viejo que las bobinas de Nikola Tesla, debe ser el primer condensador de fluzo «real» de la historia.

Relacionado:

(Vía The Kid Should See This.)

Actualización (17 de enero de 2020) – Como dice Cemepe de la Montaña «y también han salvado a algunas aves.»

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 16 de Enero de 2020

David L. Calhoun – BoeingEsta semana David L. Calhoun asumía su puesto como director ejecutivo y presidente de Boeing después de que el consejo de administración decidiera prescindir de Dennis Muilenburg.

Una de sus primeras acciones ha sido enviar un correo motivador a todos los empleados en los que esboza sus seis primeras prioridades para 2020 con el objetivo de intentar dejar detrás los últimos 18 mese, horribles para la compañía, aunque sin olvidar lo aprendido.

Incluye muchos de los «palabros» que se pueden esperar de un correo así pero estos vienen a ser esos seis puntos; los enlaces los he añadido yo:

  1. Devolver el 737 MAX al servicio de forma segura: éste debe ser nuestro principal objetivo. Esto incluye seguir el liderazgo de nuestros reguladores y trabajar con ellos para asegurarnos de que están completamente satisfechos con el avión y nuestro trabajo, para que podamos seguir cumpliendo con nuestros compromisos con los clientes. Lo haremos, y lo haremos bien.
  2. Reconstruir la confianza: muchos de aquellos con quienes compartimos intereses están decepcionados con nosotros, y es nuestro trabajo reparar estas relaciones vitales. Lo haremos a través de un nuevo compromiso con la transparencia y cumpliendo y superando sus expectativas. Escucharemos, pediremos que nos digan cómo lo ven y responderemos - de manera apropiada, urgente y respetuosa.
  3. Concentrarnos en nuestros valores: Cada día nos comprometeremos con nuestros valores compartidos mientras fortalecemos nuestra cultura. Vuestra voz es importante en esto. Fomentaremos un entorno inclusivo que abarque la supervisión y la responsabilidad y que ponga la seguridad, la calidad y la integridad por encima de todo.
  4. Operar con excelencia: la Excelencia Operativa es la forma en que trabajamos juntos para ofrecer productos y servicios seguros a nuestros clientes, mientras mejoramos continuamente nuestras métricas de calidad. Esto requiere un enfoque centrado y todos tendremos que buscar cualquier oportunidad de simplificación para asegurarnos de que nos dedicamos a lo que más importa. Todos nosotros somos responsables de ello.
  5. Mantener la salud de la producción: seguiremos tomando medidas para mantener la experiencia de nuestra cadena de suministro y de la fuerza laboral, de modo que estemos listos para reiniciar la producción y aumentarla de forma segura, inteligente y con los más altos estándares de calidad.
  6. Invertir en nuestro futuro: nuestros mercados están creciendo, las demandas de los clientes están evolucionando, la competencia está aumentando y la tecnología está avanzando a un ritmo que nunca antes habíamos visto. Boeing debe seguir innovando para tener éxito. Seguiremos invirtiendo en nuestra fuerza de trabajo global y en nuevos procesos y tecnologías que nos ayuden a ser más seguros y eficientes mientras definimos el futuro del sector aeroespacial. Este trabajo incluye la preparación para la primera misión tripulada de la CST-100 Starliner, los primeros vuelos del 777X y del 737 MAX 10, el crecimiento adicional de nuestro negocio de Servicios Globales y la finalización de nuestra asociación con Embraer.

A ver cómo le(s) va.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo