Por @Alvy — 18 de Junio de 2021

Elliot Waite ha tenido la feliz idea de cruzar dos de los autómatas más simples y conocidos en uno solo: la Regla 30 de Wolfram y el Juego de la vida de Conway. El resultado es que cuando las células unidimensionales de la Regla 30 siguen sus reglas y llegan al límite del juego del a vida comienzan a comportarse según el otro conjunto de reglas. Y con música queda muy bonito.

Para entender lo que es cada uno de estos autómatas celulares:

  • La Regla 30 descrita por Stephen Wolfram es un autómata celular (1D) en el que la siguiente generación de una célula tiene en cuenta lo que sucede el estado de las dos anteriores más cercanas para «vivir» o «morir». Es una regla tremendamente simple, pero a la vez aperiódica y caótica; tanto que incluso se utiliza como generador de números pseudoaleatorios.
  • El Juego de la vida es un autómata celular bidimensional (2D), en el que la siguiente generación de una célula contempla el estado de las ocho células vecinas que rodean a una célula dada. Aunque a veces todas desaparecen otras veces se quedan en una secuencia periódica, o incluso generan «objetos» como los deslizadores o naves que parecen tener movimiento por el plano y crecer sin fin.

Esta combinación de Regla 30 + Juego de la vida es ingeniosa y aunque las dimensiones no son infinitas y la zona donde se cruzan ambas reglas se comporta un poco de aquella manera tiene su encanto, porque pueden verse los patrones de triángulos aperiódicos típicos de la Regla 30 transformarse en algunos objetos que perduran y se mueven al llegar al juego de la vida.

Waite también tiene otro vídeo similar pero esta vez con la Regla 110 + El juego de la vida, que es igual de simple aunque de aspecto un poco diferente.

Está claro que nadie esperaba que surgiera alguna explicación o algo profundo de esto, pero simplemente es bello y, con ayuda de la música, diría que incluso relajante. Además, da para póster, o camiseta.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 18 de Junio de 2021

Nobel Run es un juego de construcción de mazos de cartas –de esos en los que tienes que ir consiguiendo cartas con ciertas características– que intenta explicar cómo funcionan la investigación y la ciencia. El objetivo: conseguir un Nobel. Con ayuda de un montón de científicas e investigadoras, pues es un juego que además hace una fuerte y evidente apuesta por el papel de las mujeres en este campo.

Está pensado para que lo jueguen de una a cuatro personas de más de diez años. Las partidas duran unos 30 minutos. Las cartas son independientes del idioma, aunque ya hay instrucciones en español e inglés. Y si quieres puedes contribuir traduciéndolas a algún idioma más.

Algunas de las cartas de Nobel Run

Es una idea de Pablo Garaizar, Lorena Fernández e Íñigo Maestro.

El juego ya ha conseguido casi el triple de la financiación que buscaba, así que en principio saldrá sí o sí. En diciembre de 2021. Pero puedes ir pidiendo tu(s) copia(s) en su página de Kickstarter.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 17 de Junio de 2021

Blade Runner | Tom McWeeney

Tom McWeeney es un artista que tiene en Behance diversas series de personajes de películas recreados al estilo «serie animada». Son auténticas maravillas que van desde Blade Runner a Terminator, Conan o Kill Bill. Y hay quien se pregunta si de verdad no podrían hacer una serie animada con ellos.


Blade Runner | Tom McWeeney

La verdad es que echar un vistazo a su archivo es impresionante, por la calidad y estilo, siempre centrados en el campo de la ciencia-ficción, la fantasía y los superhéroes como temas favoritos. No hay que perderse tampoco clásicos como Alien, La cosa o, un poco diferente, su montaje con personajes de DC: Fight like a girl.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 17 de Junio de 2021

A220-300 en vuelo con la librea de Airbus
Un Airbus A220-300, el avión antes conocido como Bombardier C-Series CS300 – Airbus

Después de 17 años a tortas por los subsidios a Airbus y Boeing los Estados Unidos y la Unión Europea han llegado por fin a un acuerdo mediante el que suspenden los aranceles que se imponían mutuamente por este asunto. En la práctica esto supone que los EEUU dejarán en suspenso unos 7.500 millones de dólares que iban a aplicar a productos europeos y que a su vez la UE hace lo propio con otros 4.000 millones que se iban a aplicar a productos estadounidenses. Afectaban a todo tipo de productos.

Parte del acuerdo viene sin duda alentado por el cambio de aires que ha traído la administración Biden. Pero también viene del temor a que Comac –el equivalente chino a Airbus, por así decirlo– pudiera aprovecharse de esta guerra comercial para hacerse con un cierto número de ventas. Las fechas en estas cosas son siempre flexibles pero el Comac C919, en la clase del Airbus A320 y del Boeing 737, podría entrar en servicio este año. Por su parte el C929, en la clase del Airbus A350 o del Boeing 787, podría hacerlo en 2025. Así que mejor irse preparando.

Y no hay que ovidar tampoco que China aún no ha autorizado la vuelta al servicio del Boeing 737 MAX, que lleva sin poder volar allí desde marzo de 2019.

Pero en cualquier caso el acuerdo no llega antes de que, aunque sea un poco de rebote, Airbus consiguiera hacerse con los C-Series de Bombardier casi por la cara; es el avión ahora conocido como Airbus A220.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD


Curso Técnico Superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma