Por Nacho Palou — 20 de Noviembre de 2018

El primer escáner capaz de escanear un cuerpo humano completo se llama Explorer y produce estas espectaculares imágenes tridimensionales en apenas 20 o 30 segundos, 40 veces más rápido que los tomógrafos convencionales.

Según el equipo multidisciplinar que ha desarrollado Explorer, el equipo utiliza los escáneres de tomografía por emisión de positrones (TEP) de mayor sensibilidad para abarcar una "amplia gama de aplicaciones de investigación biomédica" con pacientes y voluntarios empleando una técnica de imagenología médica "extremadamente segura" que puede detectar y rastrear el movimiento de cantidades mínimas de radiotrazadores, compuestos marcados radioactivamente que se introducen en el cuerpo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Por @Wicho — 20 de Noviembre de 2018

El 20 de noviembre de 1998 un cohete Protón lanzado desde el cosmódromo de Baikonur ponía en órbita el módulo Zarya, poniendo principio al ensamblado de la Estación Espacial Internacional. Le seguiría dos semanas después Unity a bordo del transbordador espacial Endeavour. Pero hubo que esperar al 12 de julio de 2000 para el lanzamiento de Zvezda, con el que la Estación empezaba a ser operativa.

Con los tres módulos acoplados la primera tripulación permanente de la EEI entró en ella el 2 de noviembre de 2000 y desde entonces siempre ha habido alguien a bordo.

La EEI con tres módulos
La EEI con tres módulos, lista para recibir su primera tripulación. De arriba a abajo Unity, Zarya, Zvezda y la Progress M1-3

El último módulo presurizado añadido hasta ahora a la Estación es Leonardo, que se usa básicamente como almacén, instalado el 1 de marzo de 2011, aunque aún quedan varios módulos rusos más por lanzar.

Para conmemorar el vigésimo aniversario del lanzamiento de Zarya la agencia espacial rusa Roscosmos ha publicado un vídeo llamado The star named ISS, La estrella llamada EEI, que mola todo porque tiene un montón de imágenes inéditas. Aunque los subtítulos incrustados en inglés dejen un poco que desear.

Vía Katya Pavlushchenko

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 20 de Noviembre de 2018

Cartel Mes Escéptico 2018 - clic para ver en grandeOrganizado por los Museos Científicos Coruñeses, en los que trabajo en el MundoReal™, con la colaboración del Círculo Escéptico, llega el ciclo de conferencias Mes Escéptico 2018. La idea, como siempre, es aportar un punto de vista crítico sobre diferentes temas de actualidad abordados desde la perspectiva científica. Este año el leitmotiv del ciclo es la infancia.

Se compone de estas cuatro charlas:

  • 21 de noviembre: «De la papilla a los macarrones, todo son marrones» por Gemma del Caño, farmacéutica especialista en Industria e I+D, experta en industria alimentaria: «Si algo que sabe todo el mundo es cómo deben comer tus hijos, sobre todo los que los tuvieron hace veinte años, los vecinos o familiares. Y por supuesto, todos lo hacen mejor que vosotros. Todo cambia… menos las opiniones, y no siempre son las correctas o lo que necesitamos para nuestros hijos. Tenemos mitos instaurados que van pasando de generación en generación y de los que nos aprovechamos en la industria alimentaria para conseguir que tengáis un lío aún mayor. Creo que ha llegado el momento de contar verdades para unos y para otros. Os mirarán mal, avisados quedáis.»
  • 28 de noviembre: «Muchas luces y algunas sombras de la tecnología y la accesibilidad» por Fátima García Doval, maestra, licenciada en filosofía y ciencias de la educación y doctora en didáctica e innovación: «Los avances tecnológicos suponen un mundo nuevo de posibilidades en la accesibilidad y el diseño para todos, abriendo nuevas y fantásticas posibilidades tanto en aplicaciones terapéuticas como en diseños asistivos. Pero tras estos avances se esconde también la amenaza de las pseudoterapias y los abusos. Contra ellos la mejor defensa es la información y el pensamiento crítico.»
  • 12 de diciembre: «Caramelos de Alto Riesgo. #StopPseudoterapias» por Elena Campos Sánchez, Doctora en Biociencias Moleculares (especialidad Biomedicina). Presidenta de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp): «El mundo de las falsas terapias no distingue entre adultos, ancianos o niños. Cómo estas se ofrecen a los más pequeños, sus riesgos potenciales y cómo denunciarlas será objeto de esta charla informativa.»
  • 19 de diciembre: «Adicción a internet: enganchados a un diagnóstico» por Eparquio Delgado, Psicólogo General Sanitario_ «Si hay un diagnóstico que en los últimos tiempos se ha puesto de moda en los medios de comunicación es la adicción a internet y a los móviles. Esto contrasta con lo que ocurre en las consultas de psicología, donde la demanda para estos supuestos trastornos es prácticamente nula. Estos y otros ejemplos nos ayudarán a conocer cómo estamos patologizando la vida cotidiana y cuáles son las consecuencias de ello.»

Ojo que nos saltamos el 5 de diciembre por aquello de las festividades varias alrededor del aniversario de la constitución.

El día 19, además de la charla de Eparquio, el Círculo Escéptico presentará a Pedro Duque como nuevo miembro de honor, aunque no podrá venir en persona; entregará el I Premio Pepe Cervera al fomento del pensamiento crítico; y también el III Premio José Carlos Pérez Cobo de periodismo y pensamiento crítico.

La entrada es libre y gratuita hasta completar aforo

Este año el ciclo es una actividad homologada con 8 horas de formación del profesorado. Será necesario asistir a todas las sesiones para obtener la certificación correspondiente. A los efectos de homologación de formación del profesorado es necesario inscribirse previamente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 19 de Noviembre de 2018

Reina Roja por Juan Gómez Jurado

Antonia Scott es una de las personas más inteligentes del mundo, si no la que más. Durante años se dedicó a resolver crímenes. Pero ahora está rota y su vida se reduce a las noches que pasa en una habitación de hospital y los días que pasa en su piso vacío entre visitas al hospital.

El inspector Jon Gutiérrez, que está fuerte pero no gordo, acaba de arruinar su carrera por ser demasiado buena persona e intentar ayudar a alguien que, visto lo visto no lo merecía.

Mentor se aprovecha del delicado momento en el que está Jon –quien de hecho puede hasta terminar en la cárcel– para utilizarlo como palanca para intentar que Antonia salga de su retiro ante un caso extremadamente delicado que no puede hacerse público. Así que a Jon no le queda más remedio que buscarse la vida para interesar a Antonia en ese caso, que además se va complicando por momentos, si no quiere darle el disgusto del siglo a su amatxu.

Además de agarrar al lector desde el principio con una acción trepidante en Reina Roja Juan Gómez Jurado nos va contando poco a poco la historia de Antonia y de por qué ha llegado a ser la persona que es, dejando los suficientes detalles sin revelar como para que queden cosas que contar en el futuro. Poco a poco, también, Antonia y Jon se van acostumbrando a estar juntos como ha pasado con otras parejas en principio poco avenidas en incontables novelas, películas, y series más. Y es que no les queda otra si quieren solucionar el caso y, de paso, sobrevivir a ellos mismos.

Quizás el argumento abusa de referentes muy actuales y conocidos de la sociedad española actual, con lo que puede que envejezca un poco mal. Y a veces las cosas son un poco previsibles, aunque otras en absoluto y desde luego te quedas picueto con cierto giro argumental que por supuesto no voy a spoilear. Pero lo cierto es que la novela me ha parecido muy entretenida. Igual que lo es intentar encontrar las referencias a amigos y conocidos y a frikadas que le molan que Juan que ha deslizado en la novela.

Además Juan es más majo que las pesetas y se empeña en facilitar la lectura de sus novelas: la versión Kindle de Reina Roja sale por menos de 5 euros por, así que es como para comprarla sí o sí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear