Por @Wicho — 28 de Octubre de 2021

A principios de 2020 Space Adventures anunciaba un acuerdo con SpaceX para hacer un lanzamiento dedicado al turismo espacial a bordo de una Crew Dragon. La idea era que hasta cuatro personas estuvieran unos días en órbita, a una altitud mayor que la de la Estación Espacial Internacional. Pero Tom Shelley, el presidente de Space Adventures, reconocía hace poco que la empresa había renunciado a lanzar esa misión. O más bien que el acuerdo con SpaceX había caducado y que no había sido renovado, aunque no descartan retomar el asunto en el futuro.

Lo cierto es que esa misión se parecía mucho, quizás demasiado, a la misión Inspiration4 volada hace un par de meses por SpaceX para el multimillonario Jared Isaacman. En ella él y otras tres personas estuvieron casi tres días en órbita a 650 kilómetros de altitud antes de volver a Tierra. Y si alguien puede contratar directamente con SpaceX una misión de ese tipo, pues parece que poco lugar queda para Space Adventures, que poco puede ofrecer como intermediaria salvo encarecer la misión.

Space Adventures sí sigue adelante, de todos modos, con el lanzamiento del multimillonario japonés Yusaku Maezawa y su ayudante a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo de la Soyuz MS-20 como preparación del vuelo alrededor de la Luna que el japonés tiene contratado con SpaceX. Ahí sí que sus contactos con Roscosmos ayudan, pues Space Adventures ya se encargó de los vuelos a la EEI de Dennis Tito, Guy Laliberte y otros turistas espaciales. También tiene un acuerdo con Roscosmos para que un turista espacial participe en un paseo espacial en el exterior de la Estación a finales de 2023 o principios de 2024.

Pero incluso en el asunto del acceso a la Estación Espacial Internacional le ha salido competencia: Axiom Space lanzará a principios de 2022 una misión en la que enviará tres personas durante ocho días a la a la Estación. Y ya tiene contratadas otras tres. Por cierto que misión de Axiom iba a ser la primera misión tripulada privada al espacio pero les ganó por la mano Isaacman.

Axiom tiene también planes para construir una estación espacial privada que antes de volar de modo independiente empezará como una serie de módulos acoplados a la EEI; y podrá utilizarla como destino de sus misiones con menos complicaciones que cuando quiera enviar personas a la EEI.

Parece que incluso en lo del turismo espacial, que dista de estar al alcance de todo el mundo, se impone lo de renovarse o morir.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 28 de Octubre de 2021

Esquema de Lucy con los paneles solares y la plataforma de instrumentos desplegados – Southwest Research Institute
Esquema de Lucy con los paneles solares y la plataforma de instrumentos, en la parte superior de la sonda, encima de la antena, desplegados, con una persona para dar escala – Southwest Research Institute

El pasado 16 de octubre de 2021 la NASA lanzaba la sonda Lucy en una misión de 12 años en la que visitará seis asteroides troyanos de Júpiter y un asteroide del cinturón de asteroides. Pero aunque el lanzamiento se llevó a cabo sin problemas uno de los paneles solares de la sonda no se desplegó del todo. Esto llevó a la agencia a posponer el despliegue de la plataforma de instrumentos de la sonda. Pero tras diversas pruebas para comprobar cómo afectaba el panel no desplegado al comportamiento de la sonda decidieron que podían seguir adelante. Así que ahora mismo la sonda está estable y en modo crucero.

El modo crucero es el que usará durante el desarrollo de la misión. En él goza de la máxima autonomía de funcionamiento en cuanto a que los sistemas de a bordo están todos activos y controlando la sonda según los comandos recibidos desde tierra.

Lo que no está claro todavía es qué van a a hacer con el panel solar que no se ha desplegado del todo. Todo parece indicar que, a tenor de la electricidad que está produciendo, está desplegado entre un 75 y un 95%. En estas circunstancias la sonda tiene electricidad suficiente para funcionar y, lo que es más importante, también la tendrá para funcionar en las partes más alejadas del Sol de su órbita. Con lo que a lo mejor la mejor estrategia es dejarlo así. Pero es una decisión que aún no está tomada.

Lucy está en Twitter como @LucyMission. Y también tiene un blog, Lucy Mission, con su canal RSS como mandan los cánones.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 28 de Octubre de 2021

ImgImgImg

Teclee su número secreto. Evite que le miren. Tape el teclado con la mano. Son los mensajes habituales que recibimos tras introducir la tarjeta en el cajero automático del banco. El objetivo es evitar las miradas indiscretas o las cámaras que pueden estar grabando para luego desplumarnos si de alguna forma consiguen duplicar la tarjeta. Ahora unos investigadores han entrenado una máquina mediante un algoritmo de aprendizaje profundo (deep learning) de modo que es capaz de adivinar los números del PIN que se teclea aunque se tape la mano al moverla sobre el teclado.

Tal y como cuentan en Bleeping Computer todo es cuestión de entrenamiento. Lo que hicieron fue alimentarlo con 5.800 grabaciones de 58 personas diferentes tecleando PINes de 4 y 5 dígitos. Aunque todo el mundo tapa una mano con la otra de una forma diferente, el movimiento de los dedos es clave y la cantidad superficie que se oculta también. Entre los detalles críticos para que el algoritmo aprenda están la distancia que recorren los dedos, la separación entre teclas o incluso el sonido (que mejora mucho para saber cuándo se ha hecho «clic»). Teniendo en cuenta que hay teclas que no se suelen utilizar (como el «cancelar» o «borrar») consiguieron completar el entrenamiento.

Con todos esos datos el teclado numérico se convierte en zonas de probabilidad y se puede intentar adivinar el PIN con esa información. Los resultados del experimento –aprovechándose de que se aceptan hasta tres intentos fallidos antes de que se bloquee la tarjeta– fueron de un 41% de acierto para los números de 4 dígitos y un 30% para los de 5 dígitos. (Intentando adivinarlos «visualmente» la gente es capaz de alcanzar un 8%, lo cual también es sorprendente aunque poco práctico).

Los consejos que los expertos dan para estar mejor protegidos es usar cuantos más dígitos sea posible mejor si es posible (5 ó 6 mejor que 4) e intentar cubrir toda la superficie posible para minimizar la información que se puede obtener. En este caso demás los zurdos tienen ventaja porque la posición relativa de la cámara y las manos hace que el algoritmo tienda aprender de lo que hace la mayoría, en este caso del ~90% de personas que son diestras.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 27 de Octubre de 2021

Portada de The Apollo Murders por Chris HadfieldThe Apollo Murders por Chris Hadfield. Quercus (12 octubre 2021). 501 páginas.

En abril de 1973 la NASA está ultimando los preparativos para lanzar la misión Apolo 18. Su objetivo es aterrizar cerca del Lunojod 2 y ver qué es lo que interesa tanto a la URSS del cráter Le Monnier. Pero sin aviso previo se encuentran con que la Unión Soviética ha puesto en órbita la estación espacial Salyut 2.

En plena guerra fría es muy importante para los Estados Unidos saber a qué anda la URSS en el espacio. Así que los mandos deciden modificar la misión para que antes de partir hacia la Luna hagan una visita de inspección de la estación.

Pero las cosas, ya complicadas de por sí, se complicarán más una vez en órbita porque las cosas no son como se pensaban. Y, además, resulta que uno de los tripulantes del Apolo 18 igual resulta que no es la persona todo el mundo pensaba que era.

Uniendo sus conocimientos como astronauta con información recabada de sus múltiples contactos en la industria Chris Hadfield ha escrito un thriller muy entretenido situado en una línea temporal distinta a la nuestra pero lo suficientemente parecida como para que todo sea muy plausible. A fin de cuentas no hubo un Apolo 18 pero sí un Lunojod 2 y una Salyut 2… que dejaron de funcionar en misteriosas circunstancias. Y hasta aquí voy a escribir.

Una novela muy entretenida –aunque el final es quizás un poco demasiado jamesbondiano– para cualquiera con un mínimo de espaciotrastorno. Pero quizás para las personas «normales» igual no tenga tanta gracia la ambientación y la multitud de detalles técnicos que aporta el autor.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




AGM Glory Launch Event and Giveaway, Watch at 9 A.M. EST


PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo