Por @Wicho — 24 de Enero de 2021

SpaceX acaba de llevar a cabo con éxito el lanzamiento de la misión Transporter–1, la primera de su programa de lanzamientos compartidos para satélites pequeños. Iban a bordo un total de 143 satélites, incluyendo los diez primeros satélites Starlink destinados a una órbita polar. Fueron colocados en una órbita sincrónica al Sol de 97,5 grados de inclinación y 525 kilómetros de altitud. Esta misión pulveriza el récord establecido en 2017 por la India con el lanzamiento de 104 satélites a bordo de un Polar Satellite Launch Vehicle.

Es el primero de los lanzamientos compartidos para satélites pequeños anunciados por SpaceX en agosto de 2019. Salen por un mínimo de millón de dólares por 200 kilos, aunque se pueden añadir kilos extra por 5.000 dólares cada uno. Aparte de los gestionados directamente por SpaceX en este lanzamiento iban satélites cuyo lanzamiento gestionaron Exolaunch, Nanoracks y Spaceflight. Esta última es la misma que contrató en su momento un Falcon 9 para la misión SSO-A. En NASASpaceflight han hecho un oar de infografías con las cargas útiles de la misión y cómo iban colocadas bajo la cofia protectora:

La primera etapa B1058 aterrizó de vuelta en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You. Era su quinto viaje al espacio tras los lanzamientos de la segunda misión de demostración de la Crew Dragon, de la misión ANASIS-II, de una misión Starlink, y de la Dragon 21. Fue también la ocasión número 73 en la que SpaceX recuperaba una primera etapa. Las dos mitades de la cofia protectora también han sido recuperadas.

Y fue el lanzamiento número 86 de un Falcon 9 Full Thrust, su versión actual, desde su estreno en diciembre 2015. Esto lo pone uno por delante del Atlas V, estrenado en 2002, el cohete estadounidense en activo con más lanzamientos con éxito hasta hoy.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 23 de Enero de 2021

Crear un chatbot que conversa como una persona específica

Microsoft ha presentado la solicitud de patente #US010853717 para un sistema que permite conversar con un chatbot que «se comporte como una persona específica». La idea es aprovechar todos los datos de una persona (fotos, vídeos, mensajes, emails, información pública, etcétera) y «recrear su personalidad» para conversar. Según el resumen de la patente:

Este invento describe sistemas y métodos para crear un chatbot conversacional de una persona específica. Esto se logra accediendo a sus datos sociales: imágenes, datos de voz, publicaciones en redes sociales, mensajes electrónicos, cartas escritas, etc.) de la persona específica. Esos datos pueden utilizarse para crear o modificar un índice temático con la personalidad de un individuo en concreto (…)

Se puede entrenar al chatbot para que converse con esa personalidad. Durante dichas conversaciones, se pueden usar más datos y/o APIs para responder a diálogos y/o preguntas. También se puede generar un modelo 2D o 3D de la persona específica utilizando imágenes y/o datos de vídeo asociados a dicha persona.

La idea es bastante directa y supongo que viable si se tiene un buen volumen de datos de la persona que se pretende «simular», especialmente si es alguien que haya pasado buena parte de su vida online dejando huellas digitales por todas partes. Hoy en día las IA aprenden que es una barbaridad –véase GPT-3– así que pueden pasar esa «prueba» sobradamente.

Obsérvese que no es necesario que la persona esté viva; bien podría estar muerta. Suena entre interesante y distópico, un poco al estilo San Junípero de Black Mirror o Years and Years. Vida digital más allá de la muerte.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 23 de Enero de 2021

tools/layout-shift-gif-generator

Con esta utilidad de Defaced llamada Layout Shift GIF Generator se puede generar un GIF animado que muestra cómo se cargan las páginas web tanto en dispositivos móviles (mobile) como en ordenadores(desktop). Tan sólo hay que teclear la URL completa, prefijo incluido.

La clave del asunto aquí es investigar lo que sucede con el Cumulative Layout Shift (CLS), algo que podríamos traducir por «Cambio de diseño acumulativo». Es un factor importante de la interacción con contenidos web y algo que todo el mundo ha experimentado alguna vez: una página se está cargando y de repente una parte se mueve porque aparece una imagen que no estaba ahí, cambia una tipografía por otra o aparecen botones que se estaban cargando en segundo plano.

Google y otros buscadores utilizan el CLS para valorar las páginas. Lo hacen calculando cuánto cambia la zona visible de la pantalla durante la carga y asignándole una puntuación. Cuanto más bajo el CLS, mejor. Esta utilidad simula ese proceso y lo plasma en un GIF animado; pueden apreciarse las zonas conflictivas con marcas, vistas como en una película.

La simulación se hace en una ventana de 1920 × 1080 para la versión desktop o con un Nexus 5X para la versión móvil, utilizando la herramienta Lighthouse de Google.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 23 de Enero de 2021

Impresión artística de InSight en Marte – NASA/JPL-Caltech
Impresión artística de InSight en Marte. Frente a ella, a la izquierda, el sismógrafo; a la derecha en sensor de temperatura – NASA/JPL-Caltech

Hace unas semanas la NASA anunciaba la extensión de la misión de la sonda InSight en Marte hasta diciembre de 2022. Y aún mantenía cierta esperanza de seguir intentando desplegar correctamente su sensor subterráneo de temperatura, conocido como el «topo». Pero poco después, tras una última ronda de pruebas, lo daba definitivamente por perdido.

InSight, que lleva en Marte desde el 26 de noviembre de 2018, tiene como instrumentos principales el sismógrafo SEIS, de Seismic Experiment for Interior Structure, Experimento sísmico para estructura interior, y el sensor de temperatura HP3, de Heat Flow and Physical Properties Package, Paquete de propiedades físicas y flujo de calor.

El sismógrafo pudo ser desplegado sin problemas y a principios de febrero de 2019 ya estaba listo para empezar a funcionar. Pero el «topo» se encontró con un suelo con demasiada poca fricción como para conseguir introducirse bajo la superficie del planeta tal y como estaba previsto. El equipo de la misiñon intentó un montón de estrategias para lograrlo, y aunque en octubre de 2020 parecía que empezaban a lograrlo al final han tenido que darse por vencidos.

En el tiempo que lleva en Marte el sismógrafo de InSight nos ha permitido detectar actividad sísmimca en nuestro vecino; antes no sabíamos si la había o si su interior estaba frio y muerto. Con los dos años extra que le han dado obtendremos más y mejores datos sobre esa actividad, ya que una de las cosas que va a hacer es cubrir con arena el cable que une el sismógrafo con la sonda propiamente dicha para minimizar aún más cualquier tipo de señal espuria.

La misión está en Twitter como NASAInSight; SEIS tiene su propia cuenta en @InSight_IPGP. Y se pueden ver las fotos que InSight va mandando casi según llegan en @InsightImageBot.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo