Por @Alvy — 21 de Septiembre de 2018

Este vídeo de Randy Dobson explica perfectamente y con gráficos animados qué son los puntos de Lagrange o puntos L. Se trata de cinco puntos específicos que hay en los sistemas orbitales de dos objetos (por ejemplo el sistema Sol-Tierra) en los que se puede «aparcar» un tercer objeto porque los efectos de la gravitación hacen que permanezca estacionario de forma natural.

La forma más fácil de entenderlo es imaginar una versión simple del sistema Sol-Tierra. Se podría situar un satélite en un punto crítico del segmento que une a ambos cuerpos de modo que quedara en perfecto equilibrio gravitatorio. La fuerza de atracción de ambos cuerpos sería igual porque ambas dependen de la distancia y la masa: como el Sol es más grande el satélite podría estar más lejos, mientras que la distancia a la Tierra habría de ser menor dado que es más pequeña. El equilibrio perfecto. Ese sería el punto L1.

El punto L2 está en la misma línea pero más allá de la órbita de la Tierra. El efecto aquí es un poco distinto: al girar en su órbita alrededor del Sol el satélite tendería a escapar… pero sería retenido por la Tierra con una fuerza igual. Equilibrio.

El punto L3 está al lado opuesto en esa misma línea, pero un poco más lejos que la distancia al L2. El satélite gira en torno al centro de masas de ambos cuerpos, que no está exactamente en el centro del Sol. Como dicen en el vídeo este punto es el lugar perfecto para esconder una nave invasora alienígena: puede quedar estacionaria y siempre oculta a la vista de los telescopios y radiotelescopios del planeta – y además el Sol siempre está en medio.

Los puntos L4 y L5 están en unas posiciones en un ángulo de 60 grados y también son estables por un efecto similar debido a su órbita y el centro de masas. De hecho son más «estables» que los otros puntos, porque aunque el objeto se desvíe un poco su trayectoria en ellos tiende a corregirse sola.

Al igual que en el caso de la órbita geoestacionario, los puntos de Lagrange resultan muy útiles porque puedes aparcar allí satélites y sondas sin tener que gastar mucha energía – excepto en el viaje inicial, claro. Los humanos ya los usamos habitualmente.

En esta otra animación pueden verse más claramente los cinco puntos de Lagrange del sistema Tierra-Luna. Como explican «no es una simulación cien por cien exacta pero permite hacerse una idea». También permite ver que en realidad el sistema Tierra-Luna está a su vez girando alrededor del Sol, lo que en la práctica complica un poco las cosas porque no hay sólo dos cuerpos atrayéndose, sino muchos más.

En la lista de los objetos situados en los puntos de Lagrange puede verse cómo los satélites SOHO y ACE llevan años en el L1 y el telescopio Gaia está en L2 (también estuvo allí el WMAP y estará el Webb). En L3 no hay nada –que sepamos– y en L4 y L5 se han encontrado varios asteroides, por aquello de que tienden a caer allí y quedarse medio atrapados. También hay puntos de Lagrange entre cualquier otro par de cuerpos (Sol-Venus, Sol-Júpiter, etcétera). Uno de los puntos de Lagrange más famosos sin duda es el L1 entre Júpiter y su luna Ío, en donde aparece el famoso monolito de 2001.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Por @Alvy — 21 de Septiembre de 2018

EPSC-2018

El escenario que han utilizado los astronautas italianos del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF) que han probado este invento llamado ScanMars ha sido el desierto de Dhofar en Omán – un recóndito lugar que se parece algo a Marte por sus condiciones geológicas y ambientales, aunque evidentemente no sea exactamente igual – ni en temperatura, presión ni en la cantidad de agua que pueda contener. Pero es un comienzo.

Tal y como explican en la nota de prensa, EPSC 2018: demostración de un dispositivo de detección de agua para los astronautas de Marte el invento consiste en

(…) un radar de penetración con apariencia similar a la de un detector de metales, con un panel de instrumentos situados junto al suelo al final de un poste. El radar investiga el subsuelo transmitiendo y recibiendo impulsos de ondas de radio. Las regiones con diferentes características geológicas reaccionan de diferentes modos a las ondas de radio. De este modo se puede reconstruir una imagen del terreno a partir de las señales reflejadas.

EPSC-2018

En las pruebas realizadas, los «astronautas» exploraron cuatro zonas de Dhofar, recogiendo un total de 70.000 ecos de radar y 1,4 kilómetros de perfiles geológicos a una profundidad de hasta 5 metros. Entre otras cosas querían comprobar cuán fácil resulta realizar las pruebas con trajes de astronauta y si los instrumentos los pueden manejar técnicos no especializados normalmente en esas tareas, tras el oportuno entrenamiento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Septiembre de 2018

Algunos trabajos por amor al arte son verdaderas joyas, además de preciosos homenajes. Este por ejemplo es un tráiler de Star Wars: una nueva esperanza en versión anime (animotion), obra de Dmitry Grozov «Ahriman». Menudos ojazos los de Leia… y Obi Wan se ha puesto cachas, se ve que el entrenamiento Jedi le va bien. Por favor, ¡que Disney no se queje y no lo retiren!

Este otro que también apareció hace unos días es un homenaje a Rick y Morty dibujado por Malec, con una versión supercañera remezclada y en japonés de la banda sonora, obra de KronoMuzik.

Del mismo autor, Juego de Tronos «si fuera un anime…». ¡Si es que dan ganas de que los produzcan completos, para poder verlos!

Bonus: TIE Fighter, que ya comentamos hace años, otro cortometraje con temática Star Wars hecho por fans. (¡Gracias Víctor por el recordatorio!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Septiembre de 2018

En esta completa y recomendable reseña de DC Rainmaker de la nueva Hero 7 Black de Go Pro comienza con la demostración comparativa de la estabilización que han llamado Hypersmooth de la Hero 7 frente a la Hero 6 (que ya era bastante buena, todo hay que decirlo).

Lo interesante es que utilizan escenas bastante espectaculares pero «sin truco» – ciclismo de montaña y comparan Hero 7 vs. Hero 6 puestas lado a lado. Algo siempre más fiable y realista que lo que pueda verse en anuncios y vídeos «oficiales» que siempre están infinitamente más preparados, iluminados y adecuados para lograr un resultado supremo – pero algo que una grabación personal raras veces se puede llegar a conseguir.

La Hero 7 puede estabilizar con Hypersmooth los vídeos de hasta 4K a 60 fps, por lo que la calidad es altamente llamativa y vistosa. «No es es cardán estabilizador, pero lo parece», dicen en DC Rainmaker del resultado. El Hypersmooth también funciona con los time-lapses «Time Warp», que se ven mucho más suaves.

Otras novedades incluyen cambios en la interfaz, más opciones y temporizadores para grabar y hacer fotos, la opción de streaming a través de wifi y (si se usa con el dron Karma) la superposición de la telemetría (velocidad, rumbo, mapas, GPS, etcétera). El precio de esta cámara –ya en preventa– es de unos 430 euros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear