Por @Wicho — 25 de Mayo de 2020

Kounotori 9 al lado de la EEI - Ivan Vagner/Roscosmos
Kounotori 9 al lado de la EEI - Ivan Vagner/Roscosmos

Tal y como estaba previsto el carguero espacial japonés HTV-9, también conocido como Kounotori 9, ha llegado hoy a la Estación Espacial Internacional (EEI). Fue capturado por Chris Cassidy de la NASA con la ayuda de Ivan Vagner de Roscosmos usando el brazo robot de la Estación a las 14:13, hora peninsular española. Luego desde el control de la misión en Huston lo acoplaron al puerto inferior del módulo Harmony a las 16:46.

Configuración de la EEI el 25 de mayo de 2020 – NASA
Configuración de la EEI el 25 de mayo de 2020 – NASA

Entre sus dos compartimentos –tiene un presurizado y uno no presurizado que se abre directamente al espacio– lleva a bordo 6,2 toneladas de carga. Incluyen, como es habitual, suministros y efectos personales para la tripulación de la EEI así como material científico y de mantenimiento para la Estación. Entre este se incluyen seis de las nuevas baterías de iones de litio para el sistema eléctrico de la EEI que están sustituyendo a las viejas baterías de níquel–hidrógeno.

Las baterías van en un palé el compartimento no presurizado y que será extraído de él usando el brazo robot de la Estación. Quedará sujeto en el exterior de la EEI hasta que mediante un par de paseos espaciales –o tres, según vayan las cosas– las nuevas baterías se coloquen en su sitio. Las que van a bordo del Kounotori 9 son las últimas necesarias para completar el cambio.

También va a bordo el telescopio iSIM diseñado por la empresa bilbaína Satlantis.

iSIM – Satlantis
iSIM – Satlantis

Destinado a ser montando en el exterior de Kibo, el laboratorio de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) es un telescopio de observación terrestre con una resolución inferior a un metro. Su coste es entre tres y cinco veces inferior al de soluciones anteriores comparables.

O esa es, al menos, la teoría. Ahora hay que validar su funcionamiento. Para ello tomará imágenes de alta resolución a intervalos predeterminados. Los datos que obtenga se procesan a bordo y se descargan para su inspección y análisis. Si cumple con lo previsto será una tecnología que se pueda incorporar en el futuro en satélites de observación terrestre.

Su nicho específico de aplicación es la monitorización de estructuras lineales irregulares en la superficie de la Tierra para detectar los cambios a medida que se producen. Cosas como las costas y os cambios producidos por efectos ambientales, fronteras, por seguridad, o cosas como oleoductos, gasoductos y otras instalaciones críticas.

El Kounotori 9 permanecerá dos meses atracado en la Estación mientras la tripulación lo vacía de contenido útil y lo llena de material de desecho y ya no necesario a bordo de la EEI. Todo ese contenido inútil se desintegrará con él en la atmósfera al final de su misión en una reentrada controlada.

Y luego habrá que esperar a febrero de 2021 para que la JAXA lance el primer HTV-X, la versión mejorada de los Kounotori, que será capaz de llevar cerca de una tonelada más de carga.

Pero mucho antes, antes del fin de esta semana, de hecho, si todo va bien veremos como la primera Crew Dragon tripulada se acopla al puerto frontal del módulo Harmony.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 25 de Mayo de 2020

La cápsula vista desde la torre de servicio – SpaceX
La cápsula vista desde la torre de servicio – SpaceX

SpaceX y la NASA llevaron a cabo en pasado sábado 23 de mayo de 2020 un último ensayo del lanzamiento de la misión DM-2, la primera misión tripulada de una Crew Dragon. El ensayo se desarrolló sin ningún tipo de problema.

Bob Behnken y Doug Hurley comenzaron el día poniéndose sus trajes espaciales en el Edificio de operaciones y preparación Neil Armstrong del Centro Espacial Kennedy. De ahí fueron a la plataforma 39A –en un Tesla Model X– y subieron a la Crew Dragon que los llevará a la Estación Espacial Internacional. Tras comprobar las comunicaciones con el control de la misión se cerró la compuerta de la cápsula. El ensayo se detuvo justo al final de la comprobación que se hace antes de autorizar la carga de propelentes en el Falcon 9.

Behnken y Hurley en la Dragon – SpaceX
Behnken y Hurley en la Dragon – SpaceX

La vista desde la sala de control – SpaceX
La vista desde la sala de control – SpaceX

Queda que la misión pase la Launch Readiness Review, la reunión de todas las organizaciones implicadas que autoriza el lanzamiento en sí. El pasado día 22 pasaba la Flight Readiness Review, que es la que da el visto bueno a la misión.

No debería haber ningún problema para eso, así que lo previsible es que la próxima vez que Behnken y Hurley se suban a su cápsula será para el lanzamiento real, previsto para el miércoles 27 de mayo a las 22:33, hora peninsular española.

Será el primer lanzamiento tripulado de una Crew Dragon. Será el primer lanzamiento de una tripulación estadounidense en una nave estadounidense desde suelo estadounidense desde 2011. Será el primer lanzamiento de una nave espacial diseñada y construida por una empresa privada de la historia. Será, por si no está lo suficientemente claro, un lanzamiento histórico.

NASA TV comenzará su cobertura del lanzamiento a las 18:15, de nuevo hora peninsular española del día 27. Nosotros procuraremos también irlo siguiendo tan en directo como podamos a través de Twitter.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 25 de Mayo de 2020

Hacía mucho tiempo que no le dedicaba tiempo a un juego de ordenador. Tanto como quizás unos 25 años. No es que no haya jugado a ratos a cosas como el Mahjong –que no deja de ser un juego de tablero– o a estos de pasar un rato estilo Tetris o similares. Pero no a juegos que tienen una historia que terminar. El último al que recuerdo haberle dedicado tiempo es a The Daedalus Encounter, que es de 1995.

Gris, de Nómada Studio, ha sido pues mi reencuentro con el mundo de los juegos. Y ha sido un reencuentro que me ha dejado un gran sabor de boca.

Al principio del juego Gris, que es la protagonista, está en medio de un páramo en el que hay unas ruinas. Y no sabes mucho más que es capaz de desplazarse de izquierda a derecha en ese mundo y de dar saltos. El juego no tiene diálogos ni instrucciones extensas que tengas que entender; puedes empezar a jugar a la voz de ya.

Pero según te vas desplazando por ese mundo empiezas a entender la dinámica del juego según vas interactuando con él y van pasando cosas. Poco a poco, además, Gris va adquiriendo alguna habilidad más según vas recuperando colores y el mundo de Gris deja de ser gris.

El mundo de Gris – Nómada Studio
El mundo de Gris – Nómada Studio

Se trata fundamentalmente de un juego de plataformas y puzzles pero con una historia detrás. Además tiene la peculiaridad de que ni estás pillado de tiempo –aunque en algunas ocasiones sí necesitas completar una tarea en un tiempo dado para avanzar– ni mueres nunca. Puedes probar y probar cosas sin que pase nada y sin presión. Puedes dedicarte a explorar los distintos escenarios en los que tiene lugar el juego, que son una verdadera obra de arte, trabajados con enorme atención al detalle, y muy bien acompañados por la banda sonora del juego. Y eso se agradece mucho, al menos para alguien que llevaba tanto tiempo sin jugar como yo.

Las cosas además están lo suficientemente bien hiladas como para que, de nuevo, alguien que lleva años apartado de las convenciones de los juegos y de cómo se manejan los personajes y de las cosas que se pueden hacer o no no se frustre y disfrute de él.

Cuando terminas el juego, además, se abre un menú de opciones extra en el que puedes acceder a directamente cada uno de los capítulos del juego por si quieres repasarlo o ver si te has dejado algo por ver; también da acceso a una galería de imágenes y de música.

Está disponible para Nintendo Switch, que es la versión que yo he jugado, PS4 y Steam por 16,99€. En iOS, cuariosamente, ahora mismo está por 5,49.

En definitiva, una verdadera delicia de juego que, al menos para mí, como decía antes, ha sido un reencuentro más que placentero con este mundillo. Pero creo que cualquiera, por mucho que está en este mundillo, lo disfrutará porque se nota que está hecho con todo el cariño del mundo.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 25 de Mayo de 2020

Don't panic and carry a towel

Como cada 25 de mayo desde 2001 hoy se celebra el Día de la toalla. Es un día para conmemorar la vida y la obra de Douglas Adams, el autor, entre otras cosas, de la cada vez más incorrectamente llamada trilogía del autoestopista galáctico.

Y es que como todo el mundo debería saber

La toalla es el objeto más útil que el autoestopista intergaláctico puede llevar consigo. Tiene muchos usos prácticos: puedes arroparte con ella para que te de calor mientras saltas por las lunas de Jaglan Beta o puedes tumbarte sobre ella en la arena brillante de las platas de Santraginus V. Y, por supuesto, puedes secarte con ella si todavía está lo suficientemente limpia.

La guía del autoestopista galáctico y sus secuelas han hecho reír a personas de todo el mundo. Y, sobre todo, nos han hecho interiorizar aquello de «que no cunda el pánico», algo que en estas fechas hemos de tener más presente que nunca.

Ahora que para homenaje a Douglas Adams el que le hizo SpaceX cuando puso en órbita el Tesla Roadster de Elon Musk. En la pantalla de su salpicadero se podía leer el famoso mensaje en enormes y amistosas letras, como debe ser:

Don't panic - SpaceX

Así que ya sabéis, no salgáis a la calle sin vuestra toalla. Y, más que nunca, tened cuidado ahí fuera.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo