Por @Wicho — 18 de Febrero de 2019

Después de probar con éxito su red el satélite RemoveDEBRIS ha probado, también con éxito, un arpón diseñado para capturar basura espacial. El disparo fue contra un fragmento de material similar al que se usa en los paneles exteriores de los satélites artificiales.

La idea en este caso es que un satélite «basurero» se aproxime a otro satélite fuera de servicio y que lo enganche disparándole un arpón. A partir de ahí, y usando sus motores, lo sacará de la órbita en la que molesta, ya sea llevándolo a una órbita cementerio o haciendo que se precipite a la atmósfera para su destrucción.

A RemoveDEBRIS le queda aún utilizar su vela desplegable, que si todo va según lo previsto será la que saque a RemoveDebris de su órbita después del verano de 2019 para que él no se convierta a su vez en basura espacial, lo que sería bastante irónico.

El objetivo de la misión es probar varias ideas que en el futuro se puedan implementar en satélites reales diseñados para luchar contra la basura espacial.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Febrero de 2019

Portada del informeEl vuelo 708 de Hawthorne Nevada Airlines del 18 de febrero de 1969 que unía el Aeropuerto Industrial de Hawthorne en Nevada con el de Burbank, en California, nunca llegó a su destino.

Tras un último contacto con los controladores aéreos a las 16:06, hora local, unos 16 minutos después de haber despegado, se perdió todo rastro de él hasta que el 8 de agosto de ese mismo año –casi seis meses después del accidente– se encontraron sus restos. Había chocado con la ladera este del monte Whitney, que con una altura de 4421 metros es la cima más elevada de los Estados Unidos continentales.

El informe de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte [PDF] concluyó que

El accidente fue causado por el desvío de la ruta de vuelo prevista según lo autorizado en los manuales de operaciones de la aerolínea aprobados por la FAA (Administración Federal de Aviación), lo que dio como resultado que la aeronave fuera operada bajo condiciones meteorológicas IFR (reglas de vuelo instrumental), en terreno de alta montaña, en una zona donde había una falta de ayudas de radionavegación. El clima también fue un factor que contribuyó.

La fuerza del impacto hace suponer que los 35 ocupantes del avión murieron al instante, así que en ese sentido no tiene demasiada importancia todo lo que se tardó en encontrar los restos del avión debido a la cantidad de nieve presente durante el principio de la búsqueda, el mal tiempo, y lo peligroso del terreno.

Pero el accidente del vuelo 708 fue el que llevó a la FAA a promulgar la legislación que obliga a que los aviones lleven radiobalizas de localización de emergencia, que desde su implantación han ayudado a salvar incontables vidas al permitir a los equipos de emergencia localizar con rapidez aeronaves siniestradas.

(Vía Aviation Safety Network).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Febrero de 2019

Anne McLain en la Soyuz MS-11
Anne McLain en la Soyuz MS-11 - NASA

Desde que en 2011 retirara del servicio los transbordadores espaciales la NASA no tiene otra forma de enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional –o a cualquier otro destino, de hecho– que comprando asientos en las cápsulas Soyuz rusas.

Esta dependencia terminará en el momento en el que Boeing y SpaceX consigan poner en servicio sus cápsulas tripuladas, la CST-100 Starliner y la Dragon 2 o Crew Dragon. Pero aunque parece que los primeros vuelos de prueba no tripulados de estas naves podrían producirse pronto –es cuestión de semanas en el caso de la Dragon 2– la NASA a decidido comprar dos asientos más en otras tantas Soyuz por si acaso. Uno de ellos sería para utilizar en el otoño de 2019 y otro en primavera de 2020.

La Soyuz MS-11 llegando a la EEI
La Soyuz MS-11 llegando a la EEI con la Astronauta de la NASA Anne McLain a bordo - ESA/Alexander Gerst

Y es que si la entrada en servicio de la Crew Dragon y de la Starliner se retrasan –algo que tampoco sería de extrañar visto los retrasos que ya ha sufrido, pues estaba originalmente planeada para 2017– la NASA simplemente no tiene forma de enviar a nadie a la EEI a partir de octubre de 2019 porque se le terminan los asientos comprados en las Soyuz. Es más, tal y como están las cosas ahora en diciembre de 2019 el último astronauta estadounidense tendría que dejar la EEI cuando su Soyuz volviera a Tierra.

Esta compra responde a recomendaciones que llevan haciendo más de un año el Comité consultivo para la seguridad aeroespacial (Aerospace Safety Advisory Panel, ASAP) de la propia NASA y la Oficina del interventor general de los Estados Unidos (Government Accounting Office, GAO); insisten en que hay que tener un plan B por si acaso.

Pero por ahora los próximos astronautas de la NASA en volar en una Soyuz serán Nick Hague –que insiste tras el fallo del lanzamiento de la Soyuz MS-10– y Christina Koch. Si todo va según lo previsto el lanzamiento de su nave, la Soyuz MS-12, se producirá el próximo 14 de marzo.

La vez anterior que la NASA compró asientos en naves Soyuz, en 2017, también por el retraso de las naves comerciales, lo hizo, curiosamente, a través de Boeing.

(Vía SpacePolicyOnline).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Febrero de 2019

MailtoLink.me

MailtoLink.me es un elegante generador de enlaces mailto: viene a ser una forma intuitiva y sencilla a la par que bonita de preparar el código HTML la que se utiliza para abrir un correo con todos sus detalles.

Esto es lo que se conoce como «mailto extendido» y permite con un sólo enlace incluir los destinatarios (to:), copias (cc:), copias ciegas (bbc:) y –lo que es más útil todavía– hasta el tema (subject:) y cuerpo del mensaje (body:)

Lo más interesante quizá es que quieres tengan algunos conocimientos de programación, aunque sean a nivel rudimentario de JavaScript o PHP, pueden usar este código con variables para incluir algo más de información que también pueda ser útil como respuesta a un enlace/formulario u otros semi-automatismos sencillos pero prácticos. Y es que a veces un simple correo resulta más útil que una base de datos, sobre todo porque puede usarse con ciertas aplicaciones para lanzar otros procesos automáticos.

Lo único que he echado en falta es el que se puedan ofuscar las direcciones de correo para evitar el spam, pero hay muchos servicios al alcance de un clic para ello; basta copiar y pegar la dirección de destino.

Relacionado: