Por @Wicho — 6 de Junio de 2020

Portada de Strangest of AllEditada por Julie Novakova en colaboración con el Instituto Europeo de Astrobiología Strangest of All es una colección de relatos de ciencia ficción que tienen como tema común la astrobiología.

Incluye historias de G. David Nordley, Geoffrey Landis, Gregory Benford, Tobias S. Buckell, Peter Watts, D. A. Xiaolin Spires, y una extra escrita por la editora. Todas son reimpresiones de historias que ya aparecieron antes en otros libros o revistas. Pero eso no es mayor problema.

Cada una plantea la existencia de vida más allá de la Tierra en distintos entornos y en distintas formas; cada una enfrenta a sus protagonistas a distintos dilemas a la hora de interactuar con esas formas de vida. Así que hay un poco para todos los gustos.

Pero lo más curioso de esta colección es que después de cada una de las historias hay un pequeño ensayo que habla de los aspectos científicos relacionados, enlazando estudios relevantes. Y también una serie de preguntas que se podrían utilizar en clase sobre asuntos planteados en el relato.

La colección, disponible de forma gratuita en varios formatos en el enlace del principio de la anotación, tiene además tiene licencia CC BY-NC-ND 4.0. Así que se puede utilizar perfectamente como material de clase tal y como está o adaptándolo a idiomas y niveles.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 6 de Junio de 2020

Extensiones para Google Chrome y Mozilla Firefox

En Smashing Magazine preguntaron a sus lectores qué extensiones utilizaban habitualmente en sus navegadores. El resultado fue una avalancha de más de 50, a cual más interesante. Lo único que se pedía es que no fueran «las típicas» sino más bien las que entraran en las categorías de «no tan conocidas». Digamos que algunas como Pocket, Lighthouse o Web Developer se dan por supuestas.

He recopilado aquí casi todas, excepto algunas que están muy «en desarrollo» todavía. En total hay 31 extensiones para Chrome y 26 para Firefox, algunas de las cuales funcionan en ambos navegadores. No he puesto las de Safari u otros porque apenas tenían menciones.

Lo mejor es que los títulos son bastante autoexplicativos, pero en las páginas de las extensiones siempre hay un resumen breve que aclara qué hacen. Como suele suceder están orientadas a gente que trabaja mucho en la Web, no necesariamente en desarrollo, programación o diseño, pero casi. Al final de la lista están mis recomendaciones.

Extensiones para Chrome

Extensiones para Firefox

Siendo usuario principalmente de Chrome yo tengo instalado 1Password como gestor de contraseñas, versión de pago multi-dispositivo, algo indispensable hoy en día. También uso mucho Copy All Urls para copiar las URLs y títulos de las pestañas abiertas (o seleccionadas) al escribir anotaciones. La de tiempo que me ahorra. En ocasiones también he usado Redirect Path para examinar las redirecciones de las páginas. Y I don't care about cookies me libra de la pesadez de muchos «avisos de cookies».

Muchas de las extensiones, curiosamente, son para mejorar la concentración y no despistarse. Como buen procrastinador, yo no uso de eso. También hay varias que son sistemas alternativos a los marcadores, o mejoras de algún tipo, como mostrarlos en forma de árbol y similares. Algunas son tan simples que sólo hacen una cosa, pero si alguien está enamorado de ellas como para haberlas mencionado… por algo será.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 5 de Junio de 2020

Este curioso robot formato por «medio cuerpo» –básicamente un torso, brazos, cuello y cabeza (decorativa)– se llama LIMS2-AMBIDEX. Un nombre tan extraño como lo que hace: aprender a describir suaves trayectorias parabólicas con objetos. Lanzar una pelota a canasta, vamos. Procede del Laboratorio IRIM Koreatech.

Lo mejor: lo humano de los movimientos. Inquietantemente humanos, se diría.

Lo segundo mejor: la cara y gestos de miedo de algunos de los técnicos cuando empiezan a ponerle «tapones» para impedir los lanzamientos en las pruebas de seguridad.

El robot tiene dos brazos con 7 grados de libertad de movimientos, el torso tiene 3 grados y el cuello otros 3. Como puede verse aprende rápido a coger la pelota, lanzar y encestar; de hecho acierta sin mayores problemas. Lo que hace es básicamente calcular una «trayectoria suave», una parábola suave variando 11 de los puntos de las uniones del cuerpo (codo, hombro, mano, etcétera).

Lo que intentan en la segunda parte del experimento es hacer que el robot sea seguro, utilizando unos valores límite que garanticen «interacciones seguras». De ese modo si una persona se pone en medio no se llevará un golpe del amenazante artilugio, que debe medir casi dos metros cuando alza sus brazos metálicos.

Primero intentan ponerle tapones y todo va bien, pero alguno acaba fostiado, aunque todos son risas y diversión. Al menos hasta que un día el robot se canse de la pelota, desactive la seguridad y se ponga a partir caras… ¡Skyneeeet!

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 5 de Junio de 2020

Lo más parecido al patinete volador de Regreso al futuro ahora mismo es ponerse un jetsuit de Gravity y subirse al patinete, convenientemente sujeto a las botas mediante potentes imanes. El resultado es algo así como «un patinete con 10.000 CV de potencia». O un tipo volando al que se le pega un monopatín sin ruedas.

Para hacerlo todo más elegante se puede rodar la escena con un DeLorean auténtico, y con un disfraz de Marty McFly que incluye gorra ultra refractiva, chaqueta inflable del futuro y botas Nike de esas que se atan solas. El protagonista lleva escondido un facsímil del almanaque 1950-2000… ¡Más realismo imposible!

En este otro vídeo, que es casi mejor que el primero por lo informativo, Sam Rogers explica el cómo se hizo el rodaje. Entre otras cosas se incluye la utilización de una lente anamórfica (muy horizontal), la elección precisa de la hora del día al atardecer para lograr la mejor luz y los flares y la grabación desde otro coche circulando en marcha atrás para que todo quedara perfecto.

También hay otro vídeo más en el que puede verse a nuestro admirado Colin Furze con el DeLorean realizando el entrenamiento del jetsuit de Gravity que comentábamos el otro día, como parte del numerito, aunque quien sale en el primer vídeo es Rogers.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo