Por @Wicho — 24 de Agosto de 2019

La Soyuz MS-14 cerca de la EEI
La Soyuz MS-14 cerca de la EEI - NASA

A las 7:36, hora peninsular española, del 24 de agosto de 2019, Aleksey Ovchinin, el comandante de la Estación Espacial Internacional, pulsaba el gran botón rojo que iniciaba el comando de abortar la aproximación de la cápsula Soyuz MS-14 a la EEI.

Siguieron unos minutos de desconcierto durante los cuales ni la tripulación de la Estación ni desde el control de la misión tenían muy claro dónde estaba la cápsula ni que estaba haciendo. Aunque al final resultó que estaba dirigiéndose a una órbita por encima y detrás de la EEI, tal y como estaba programada.

Lo del gran botón rojo es una licencia poética. El resto no. La MS-14 había mostrado un comportamiento un tanto errático durante su aproximación a la Estación Espacial Internacional así que cuando estaba a unos 60 metros de esta y dado que seguía moviéndose de una forma un tanto errática Ovchinin decidió abortar el proceso.

Desde el control de la misión creen que un fallo en un amplificador situado en la Estación de las señales del sistema Kurs es el responsable del problema. Kurs es el sistema de guiado que permite a las Soyuz acoplarse automáticamente en la Estación; con una señal degradada es lógico que la MS-14 no consiguiera centrarse en su trayectoria.

Las cápsulas de carga Progress llevan un sistema denominado TORU que permite tomar su control desde el interior de la Estación si falla el Kurs para llevar a cabo un acoplamiento manual. Pero las Soyuz MS no montan el sistema TORU porque lo normal es que haya una persona a bordo que pueda tomar los mandos y hacer un acoplamiento manual si es necesario. Así que no había manera de tomar el control desde la EEI; por eso Ovchinin no tuvo más opción que abortar la maniobra.

Practicando con el sistema TORU
Alexander Y. Kaleri practicando con el sistema TORU - NASA

Nuestro amigo Skybot F-850 (también conocido como Fyodor) tampoco podía hacer nada; de hecho sólo iba cantando las distancias entre la Soyuz MS-14 y la EEI hasta que a unos 160 metros se quedó callado, igual porque los datos que recibí no coincidían con lo que su programación esperaba.

De hecho Skybot F-850 sirve más bien para poco en su estado actual, sobre todo porque el desarrollo de su software de autonomía va con muchos años de retraso. Y si alguna vez es lo suficientemente «listo» como para asumir el mando de una nave espacial lo lógico es que lo haga mediante un enlace de radio o mediante una conexión por cable; no tiene sentido que pierda el tiempo en mover sus brazos y dedos cuando puede dar las órdenes de forma prácticamente instantánea en forma electrónica.

La idea ahora es cambiar el amplificador del sistema Kurs que está fallando y volver a intentar el acoplamiento el lunes 26… aunque antes de eso los tripulantes del segmento ruso tendrán que localizar el amplificador de repuesto. Y cuando les preguntaron si sabían dónde estaba dijeron que creían que sí pero que mejor si les podían enviar una foto, lo que a mi me da la impresión de que en realidad no tienen ni idea de dónde está. A ver si aparece en la base de datos de cosas que hay en la EEI y la base de datos está actualizada.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 24 de Agosto de 2019

Este año debido a eso de las vacaciones se nos pasó felicitar a todos los administradores de sistemas el último viernes de julio, como marca la tradición del Sysadmin Day. Pero para compensarlo he encontrado este divertido tráiler del Día de Mostrar Aprecio a tu Administrador de Sistemas, «la película».

Es una especie de versión descarriada de La cenicienta, algo así como Sistemcienta, en la que el administrador de sistemas protagonista hace de la pobre y desgraciada joven a la que nadie aprecia: se puede ver cómo sufre día a día con los problemas de los lusers que le rodean y cómo por un golpe de «magia» (hada madrina incluida) su vida se transforma durante una noche.

El resultado es altamente hilarante, aunque algunos de los chistes sean jocosamente predecibles, especialmente para quienes tengan ese puesto en la empresa o hayan convivido de cerca con administradores de sistemas o trabajado de «soporte técnico» en algún lugar. Un trabajo duro y complicado, pero que tiene sus «momentos».

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 23 de Agosto de 2019

Talk to Transformer

Los avances en inteligencia artificial son tan asombrosos hoy en día que es difícil seguir la pista de todas las novedades y lo que se puede hacer con los algoritmos más avanzados. Por suerte algunas son formas divertidas de explorar la inteligencia artificial.

Talk to Transformer es un experimento de Adam King en el que se escribe una frase y un algoritmo basado en una red neuronal, llamado GPT‑2, lo completa generando un texto con sentido. De momento está disponible sólo en inglés, peor es cuestión de alimentarlo con más datos.

GPT-2 utiliza software de OpenAI, una organización dedicada precisamente a crear inteligencias «más humanas que los humanos». Es un modelo que sirve para generar frases completas y con sentido, relacionadas con el contexto. Lo cual va bastante más allá del viejo pero resultón truco de las cadenas de Markov para inferir las «siguientes palabras» de cualquier texto.

Como se puede comprobar GPT-2 funciona con frases completas y aunque no siempre es coherente ha servido bastante bien hasta ahora para ayudar en labores de traducción, creación de resúmenes y similares. Se puede aprender más sobre el tema en esta anotación: Better Language Models and Their Implications.

Aunque en TNW dicen que es casi, casi está como para pasar el test de Turing a mi me parece una afirmación un poco arriesgada. Eso sí: humorísticamente dicen también que puede venir bien a los guionistas de Hollywood escasos de ideas o para crear diálogos y escenas para las nuevas entregas de Batman. Por no hablar de los spammers.

Ahí va otro ejemplo: ¿cuál de estos dos textos es auténtico y cuál generado por la inteligencia artificial?

(A)

For more than 150 years the structure of the periodic system of the chemical elements has intensively motivated research in different areas of chemistry and physics. More than four hundred such research projects (known as 'the major groups') have been completed in the last 40 years. Most of them have been supported by the government and are continuing today with the main aim of continuing discovery towards the development of atomic and molecular tools.

(B)

For more than 150 years the structure of the periodic system of the chemical elements has intensively motivated research in different areas of chemistry and physics. However, there is still no unified picture of what a periodic system is. Herein, based on the relations of order and similarity, we report a formal mathematical structure for the periodic system, which corresponds to an ordered hypergraph.

¿A que no es tan fácil?

Por cierto, uno de los párrafos de esta anotación procede de GPT-2: Talk to Transformer alimentado con tan solo diez palabras, y cuyo resultado luego pasó por el traductor automático DeepL.com para obtener el texto en castellano (con dos mínimos retoques). A ver si adivinas cuál es. Si no resulta tan fácil quizá es porque ese «momento test de Turing» realmente se aproxima. Quizá en unos años el blog lo puedan escribir los algoritmos y se llame GPT4siervos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 23 de Agosto de 2019

Los vídeos de 4096 suelen ser pequeñas joyas, pero este que publicó hace unos meses es espectacular: una cuidadísima animación con los diseños de las carátulas de las cintas de vídeo VHS más populares.

En el vídeo se transforman grácilmente unas en otras casi como si cada una de ellas hubiera sido concebida estéticamente con ese propósito, quizá siguiendo un estilo de época «from the past» y una escasez de tipografías (Helvética y poco más) propia de aquel entonces. Quizá sea porque tanto las primeras marcas (Basf, Polaroid, Sony) como las marcalacabra son tan similares.

Esto recuerda mucho al aspecto de las cintas de casete rusas, aunque aquí el protagonista sea el mítico VHS. Pero el transfondo es el mismo: lo que antes era viejuno ahora es vintage, lo que ahora parece un diseño vulgar y hortera entonces era lo que hoy llamarían tendencia. Que mejor ejemplo que esta pequeña maravilla para examinar el pasar del tiempo.

(¡Gracias, @kaoki, por la pista!)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Desarrolla más rápido con Xojo