Por @Wicho — 9 de Mayo de 2021

Hace unas horas SpaceX ha lanzado un nuevo lote de satélites Starlink. El Falcon 9 en el que viajaban los puso en órbita sin problemas. Con esto van 1.625 lanzados, lo que hace que desde hace tiempo SpaceX sea la mayor operadora mundial de satélites. Pero de lo que estábamos realmente pendientes era de la primera etapa del cohete. Era la décima vez que la B1051 iba al espacio, de ahí que en esta misión viajara con el identificador B1051.10. Y tras hacer su trabajo aterrizó una vez más en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You, que la esperaba a algo más de 600 kilómetros de la costa de Florida:

Ha sido el lanzamiento número 14 para SpaceX en lo que va de año; el número 117 de un Falcon 9; el número 125 si contamos todas las variantes de la familia de cohetes Falcon; y ha sido la ocasión número 83 de 94 intentos desde el 22 de diciembre de 2015 en la que SpaceX recupera una primera etapa. En total 26 primeras etapas han sido utilizadas en más de una ocasión para un total de 63 lanzamientos, todos ellos con éxito. Todo esto en poco más de quince años.

Para la B1051, como decía, es su décima misión desde su entrada en servicio en marzo de 2019 con el lanzamiento de la primera misión de prueba de una Crew Dragon. Es la primera etapa de la empresa que más vuelos acumula; es un récord absoluto en la reutillización de un cohete. SpaceX ha dicho que seguirá utilizando las primeras etapas con más vuelos en lanzamientos Starlink para ver hasta dónde pueden llevarlas, lo que es un cambio frente a los diez lanzamientos como máximo que habían indicado al principio que podrían soportar sin una revisión a fondo.

Misiones anteriores de la B1051.10 – SpaceX
Misiones anteriores de la B1051.10 – SpaceX

Pero no sólo SpaceX se aprovecha del ahorro en costes de los lanzamientos con primeras etapas –y cofias protectoras si son necesarias– reutilizadas; la misma B1051 ha sido utilizada para dos lanzamientos externos a lo largo de su carrera: el de los satélites Radarsat canadienses y el del satélites de comunicaciones SXM–7.

Se estima que el coste para SpaceX del primer lanzamiento de un Falcon 9 está en unos 50 millones de dólares. Y que el de cada lanzamiento extra que consigue sacar con una primera etapa en concreto es de unos 15 millones de dólares, cifra que incluye el coste de una nueva segunda etapa y la revisión y preparación de la primera etapa para volver a volar. También asume la reutilización de las dos mitades de la cofia protectora. A cambio, la penalización en capacidad de lanzamiento en una configuración reutilizable es menor del 40 %. Así que al cabo de un par de lanzamientos el asunto de la reusabilidad empieza a tener sentido económico. Con diez la cosa es, una vez más, de récord.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 9 de Mayo de 2021

Matt Flin recopiló en este vídeo decenas de versiones de Space Invaders (1978), el videojuego de Taito creado por Tomohiro Nishikado que dio nombre a los marcianitos y prácticamente al propio género de los videojuegos tal y como lo conocemos hoy en día. Con un éxito y una influencia indiscutible, examinar cómo evolucionó de unas plataformas a otras (arcades, Atari, NES, MSX, PSP, Xbox…) resulta tan fascinante.

Las primeras versiones eran realmente primitivas tecnológicamente y en las recreativas se veían sólo en monocromo (blanco y negro), aunque se usaba el truco de poner unas bandas de celofán de colores para simular algo de colorido; versiones posteriores ya llevaban pantalla en color y electrónicamente se simulaban esas bandas.

Space Invaders Infinity Gene

En la evolución puede verse también cómo cambian conceptos relativos a la animación y el uso de fondos, mucha más acción, bandas sonoras y otras ideas bastante creativas. Una de las que me ha parecido más interesante es Space Invaders Infinity Gene (2009) para la Xbox 360, donde se combina la potencia de una consola moderna con la simplicidad de la idea básica original.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 8 de Mayo de 2021

IBM 2nm

Recuerdo que cuando se presentaron los chips de nodos de 3, 5 y 7 nm se traía siempre a colación los límites de la Ley de Moore porque esos tamaños para fabricar microchips parecían estar muy cerca de los «límites de la física». ¡Algo inventarán! decíamos.

Pero eso de los nanómetros (nm) merece una explicación, tal y como nos apuntó Mariano. La denominación de esos «nodos de 2 nm», 3 nm, 5 nm, 7nm etc. no implica que las conexiones o componentes tengan esa medida física. De hecho algunos de los componentes críticos son mucho más grandes que esos 2, 3, 5 nm o lo que sea. Esto lo explican muy bien en Spectrum en este artículo: A Better Way to Measure Progress in Semiconductors.

Las técnicas de litografía, por ejemplo, emplean una longitud de nodo de 13,5 nm. Esto no permite que los componentes sean más pequeños, aunque pueden usarse otras técnicas para fabricar los chips. A veces hacen referencia a valores relativos a las capas, metales, puertas y otras métricas. El caso es que hablar de «nodos» de 7, 5, 3 ó 2 nm es como hablar del iPhone 8, 11, 12… Que poco tiene que ver con ningún «valor real» excepto que «es más novedoso y mejor». ¡Márketing!

El caso es que IBM ha dado a conocer los resultados de su tecnología de nodo de 2 nm que, eso sí, resulta bien compacta: empaqueta 50.000 millones de transistores en un solo chip. Esto permite que estos chips sean:

  • 45% más rápidos
  • 75% más eficientes energéticamente
  • Cuadrupliquen la vida de la batería de un teléfono móvil
  • Reduzcan la huella de carbono de los centros de proceso de datos

IBM 2nm

Según IBM estos chips empezarán a producirse de forma masiva en unos años, de modo que hacia 2024-2025 los podremos ver en todo tipo de dispositivos comunes.

_____
Actualización: Se han corregido y eliminado partes del texto para reflejar mejor la cuestión de que hablar de 2, 3, 5… nm se refiere a una medida que no se corresponde con medidas físicas de los componentes, sino que es más una cuestión de denominación de fases tecnológica.. ¡Gracias Mariano por el aviso!

Relacionado:


Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 8 de Mayo de 2021

Ingenuity tras su quinto vuelo visto por Perseverance – NASA/JPL-Caltech/MSSS
Ingenuity tras su quinto vuelo visto por la cámara Mastcam-Z de Perseverance – NASA/JPL-Caltech/MSSS

El helicóptero Ingenuity ha llevado a cabo su quinto vuelo en Marte sin problemas. En él se alzó a una altura de 10 metros –es complicado que pueda subir más porque ese es el alcance máximo de su «altímetro» láser– y se desplazó 129 metros. Pero a diferencia de los vuelos anteriores no volvió al punto de partida sino que se mudó a un nuevo «aeropuerto». El nuevo punto de aterrizaje está en la dirección en la que está desplazándose Perseverance.

Con este quinto vuelo termina la fase experimental de la misión de Ingenuity. Y en principio iba a ser el fin de su misión. Pero como está funcionando tan bien la NASA ha decidido darle una nueva misión como explorador de avanzadilla para Perseverance. En principio por 30 días pero todo dependerá de cómo de bien siga funcionando al final de estos 30 días. Eso sí, veremos menos imágenes de Ingenuity en vuelo porque programar a Perseverance para que lo siga quita tiempo de «acer la cencia», que es en lo que se van a centrar ahora. Aunque en los próximos días sí recibiremos nuevas imágenes y vídeo de este quinto vuelo. Mientras, hay vídeo y audio del cuarto vuelo.

Puede no parecer gran cosa pero hay que recordar que Ingenuity ha sido la primera aeronave a motor que hemos hecho volar en otro planeta; en el futuro descendientes de Ingenuity más potentes y capaces pueden ser un gran apoyo para misiones no tripuladas y tripuladas en Marte y otros astros. Algo del estilo se ve en la segunda temporada de Marte, por ejemplo.

Citando de nuevo a Lori Glaze, la directora del programa de ciencia planetaria de la NASA, «El primer explorador móvil de superficie de la NASA, el rover Sojourner, se lanzó en 1997 y cambió por completo nuestro paradigma, modificando para siempre nuestra forma de pensar sobre la exploración de la superficie de Marte, e Ingenuity va a hacer lo mismo.»

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo