Por @Wicho — 24 de Octubre de 2021

La Tierra vista desde el espacio
La Tierra vista desde el espacio por primera vez – White Sands Missile Range/Applied Physics Laboratory

El 24 de octubre de 1946 un cohete V2 capturado por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos al terminar la Segunda Guerra Mundial despega del Campo de Misiles de White Sands con una cámara a bordo. La cámara tomaba un fotograma en película de 35 milímetros cada segundo y medio. El cohete alcanzó una altitud máxima de 105 kilómetros en su vuelo suborbital, capturando las primeras imágenes de la Tierra vista desde el espacio de la historia.

La cámara resultó despanzurrada cuando el V2, agotado su combustible, chocó contra la tierra al final de su vuelo. Pero la película iba dentro de un contenedor blindado que sobrevivió al impacto y que, como dijo más tarde Clyde T. Holliday, el diseñador principal de la cámara, nos mostró por primera vez «cómo verían nuestra Tierra los visitantes de otro planeta que llegaran en una nave espacial».

El 24 de octubre de 1946 es, precisamente, el punto de partida de la cronología de la era espacial que hemos incluido en Se suponía que esto era el futuro, nuestro primer libro.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 23 de Octubre de 2021

ImgImgImg

Este precioso proyecto de Joey Castillo permite modernizar los míticos y preciados relojes de pulsera Casio F‑91W, unos curiosos objetos digitales vintage que salieron a la venta en 1989 y todavía se fabrican. La idea es utilizar una placa de la forma y tamaño adecuados con un microcontrolador Microchip SAM L22 que incluye un ARM Cortex M0+ que reemplaza a parte de la electrónica original y se puede programar.

Recordemos para quien no haya tenido uno que las principales ventajas del F‑91W están que era sencillo, era resistente (incluso al agua) y –sobre todo– era barato. Aunque no incluía nada más que la hora, calendario, alarma, luz y un sencillo cronómetro, su pila duraba 7 años (a ver qué reloj moderno iguala eso). Todavía se fabrica, vende y dicen que además «razonablemente bien».

El proyecto se llama Sensor Watch y es de hardware y código abierto. En las diversas carpetas del proyecto se pueden encontrar las placas, las librerías para programar el reloj y código de ejemplo.

Otro aspecto interesante es que incluye un conector de 9 pines para instalar el tipo de sensor que se desee, entre ellos:

  • Acelerómetro (detector de movimientos)
  • Magnetómetro (brújula)
  • USB para entrada/salida

La principal limitación del Sensor Watch es que hay poco espacio para instalar los sensores, que deben ser muy pequeños y planos; la pantalla LCD tampoco es gran cosa porque se limita a unos cuantos caracteres de siete segmentos. Pero, como se suele decir, «de las limitaciones surge la creatividad».

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Octubre de 2021

Lutero / WittenbergDesde que hace más de 500 años Martín Lutero se agarrara un cabreo monumental y clavara sus Noventa y cinco tesis en la puerta de la puerta de las iglesias de Wittenberg a modo de manifiesto de declaraciones o propuesta de debate –algo que de un modo u otro cambió el mundo– muchos han sido los rebeldes, soñadores, descontentos y pioneros que han hecho otro tanto en diversas áreas: la tecnología, la ciencia, internet y el ciberespacio, entre otras de las que nos interesan más por aquí.

Un buen día me puse a recopilar algunas de las que hemos comentado en este blog, desde el Manifiesto sobre el derecho a reparar o la Declaración de independencia del ciberespacio a otros más cercanos y locales como el Manifiesto por la cultura veraz o el Manifiesto Blog España. Me salió esta lista, que naturalmente está incompleta, y que he ordenado por orden cronológico: desde un conocido manifiesto hacker de 1986 hasta el más reciente sobre la Dieta tecnológica de 2019:

  1. Manifiesto hacker (The Conscience of a Hacker; The Mentor, 1986).
  2. Declaración de independencia del ciberespacio (A Declaration of the Independence of Cyberspace; John Perry Barlow, 1996).
  3. Manifiesto del tren de claves (The Cluetrain Manifest; Levine, Locke, Searls y Weinberger, 1999; reseña del libro). Actualizado con nuevas «claves»; New Clues (2015).
  4. El Manifiesto Cyhperpunk (The Cypherpunk Manifesto; Eric Hughes, 1993).
  5. Manifiesto por la autorreparación (inspirado por los Derechos del Maker de Mister Jalopy y el Repair Manifesto de Platform21; 2012). También en formato gráfico de IFixIt. Comentario.
  6. Manifiesto por la cultura veraz (Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico; 2006).
  7. Manifiesto Blog España (Asociación Evento Blog España; 2007). Comentario.
  8. En defensa de los derechos fundamentales en Internet (varios autores, ante el anteproyecto de la Ley de economía sostenible 2009) –
  9. Manifiesto por una Universidad libre de pseudociencias y oscurantismo (ARP - Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico; 2010)
  10. Manifiesto Blockchain de Naval Ravikant (Blockchain Manifest; Naval Ravikant, 2017)
  11. Declaración de rebelión no violenta frente a la criminal negligencia de los gobiernos del mundo al no abordar con urgencia la crisis ecológica y civilizatoria (A Declaration of International Non-Violent Rebellion Against the World’s Governments for Criminal Inaction on the Ecological Crisis; Extiction Rebellion, 2018).
  12. Manifiesto por una dieta tecnológica: diseño + ética (The world needs a tech diet; here is how designers can help; UX Collective, Teixeira y Braga, 2019). Comentario.

Actualización con más añadidos:

  1. El Manifiesto de la comunicación no hostil (Il Manifesto della comunicazione non ostile; Parole Istili, 2017).


Como decía al principio, con toda probabilidad la lista esté incompleta, así que basta contactarnos (preferiblemente Twitter o correo) para que valoremos y añadamos otros manifiestos y declaraciones; estaremos encantados. He intentado conseguir enlaces actualizados tanto a las versiones originales como a las traducciones al castellano, lo cual no siempre ha sido fácil por los enlaces que desaparecen en una Web rota y moribunda (si esto sucede algo tan importante como un manifiesto, imagínate para el resto). En los casos más extremos he recurrido a Archive.org, donde siempre queda una copia rústica pero fiable.

Es curioso ver la evolución de este tipo de manifiestos con el tiempo: cómo algunos rinden claramente reverencia a la idea de Lutero copiando tanto el formato como el número de tesis (como ejemplo más notable, las 95 tesis del Manifiesto del tren de claves) mientras que otros suenan más a lista de ideas pasajeras o incluso a declaración de guerra. También es curioso cómo se ha pasado del formato «sólo texto» de los años 80 y 90 a los PDF hasta llegar a los manifiestos en hilos de Twitter, notablemente en el caso del Manifiesto Blockchain de Naval Ravikant que originalmente no tenía ni título pues surgió literalmente de uno de estos hilos. ¿Veremos los siguientes en vídeos de Tik Tok o clavados en las puertas del metaverso? Pues seguramente.

_____
Agradecimientos por sus aportaciones: a José Luis Orihuela.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Octubre de 2021

ThinkLikeABot.com

ThinkLikeABot.com es un entretenido juego que a la vez sirve para aprender algo sobre la inteligencia artificial, concretamente cómo se clasifican las imágenes con etiquetas. La versión básica consiste en adivinar qué etiquetas ha asignado el algoritmo de IA a una imagen, lo cual aunque parezca obvio no lo es tanto, y de hecho resulta un poco difícil si te emperras en «pensar como un humano» porque lo que hay que hacer es pensar como un robot.

Tras elegir la modalidad de juego (hay varias: en solitario, multijugador, con tiempo o fallos limitados, por categorías de fotos) se puede proceder al meollo de la cuestión: aparece una imagen y hay que describir con etiquetas clasificatorias lo que se ve. Casi todas proceden de catálogos de fotografía de stock; algunas son más sencillas que otras, muestran personas haciendo cosas; otras en cambio son más abstractas o muestran objetos propicios a la confusión, tales como fotografías de comida o de paisajes nebulosos o inusuales (por ejemplo, una catarata helada). Hay que escribir tantas etiquetas como indique el juego.

Con el tiempo se aprende que parte del truco es utilizar etiquetas descriptoras muy genéricas [todo ello en inglés, claro]: persona mejor que hombre o mujer; humano si aparece gente; vehículo y transporte además de coche, tren o barco; ropa, calzado o zapatos en vez de algo más concreto como botas; naturaleza o paisaje o vez de bosque o montaña… Es cuestión de fallar o elegir View Labels para aprender las etiquetas que ha asignado la IA y con qué porcentaje de probabilidad.

Think Like a Bot - foto 10689Es interesante que esta versión tiende a no caer en sesgos típicos de algunos algoritmos de clasificación. Por ejemplo, en una escena en la que se ve una cocinera en un restaurante no aparece la palabra mujer ni cocinera, sólo persona, humano, cocina, etcétera. Y en una imagen floral de los novios de una boda aparecen, pero con baja probabilidad mujer (78%), chica (65%) y novia (59%) por debajo de persona (99%) aunque curiosamente aquí se equivoca con el novio que aparece como niño (65%) aunque no tiene mucha pinta de infante (más bien de veinteañero). El algoritmo también incluye rubio/a (65%, ambos son rubios) como una característica/etiqueta más relevante incluso que el género.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo