Por @Wicho — 19 de Mayo de 2020

El HTV-9 en la plataforma de lanzamiento
El HTV-9 en la plataforma de lanzamiento / MHI Launch Services

Todo está listo en el centro espacial de Tanegashima en Japón para el lanzamiento del carguero espacial HTV–9 rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI). Está previsto para las 19:30, hora peninsular española, del 20 de mayo de 2020. Se podrá seguir a través de Internet a partir de las 19:00.

Lleva a bordo 6,2 toneladas de carga repartida entre sus dos compartimentos. El presurizado (PLC) lleva suministros y efectos personales para la tripulación de la EEI así como material científico y de mantenimiento para la Estación. El no presurizado (UPLC) lleva seis de las nuevas baterías de iones de litio para el sistema eléctrico de la EEI. Serán instaladas en el segmento S6 mediante varios paseos espaciales. Son las que faltan para completar el proceso de sustitución de las viejas baterías de níquel–hidrógeno.

Corte esquemático de un HTV - NASA
Corte esquemático de un HTV - NASA

La captura del HTV-9 está prevista para el 25 de mayo a las 16:15. Correrá a cargo del brazo robot de la Estación, ya que los HTV no son capaces de atracar por sus propios medios en ella. Lo manejará Chris Cassidy de la NASA, con la ayuda de Ivan Vagner de Roscosmos. Permanecerá allí dos meses antes de terminar su misión con una reentrada controlada en la atmósfera en la que no sólo se destruirá la cápsula sino también los materiales de desecho que hayan sido colocados en su interior.

Será el último lanzamiento de un HTV, ya que la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) lo va a sustituir por el HTV-X, un modelo capaz de llevar hasta 7,2 toneladas de carga. Su primer lanzamiento está previsto para febrero de 2022. Será también el último lanzamiento a cargo de un cohete H-IIB, que a su vez va a ser sustituido por el H-III.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 19 de Mayo de 2020

James O’Donoghue ha añadido algunas estupendas animaciones más a su colección dedicada a enseñar la vastedad de las distancias espaciales. La idea es mostrar cómo se vería a vista de pájaro un pulso de luz emitido desde la Tierra mostrándolo «a escala» en cuanto a tiempo y espacio, como si fuera la onda circular del agua de un lago al que se lanza una piedra.

La forma más sencilla de entenderlo es ver el primer vídeo llamado la velocidad de la luz a escala en tiempo y espacio: es rápida pero lenta. Y es que los pulsos emitidos más o menos cada segundo llegan de la Tierra a la Luna en aproximadamente 1,25 segundos (la distancia recorrida es unos 384.000 km). Pero cuando se amplía la imagen para abarcar de la Tierra hasta Marte (54 millones de km) la historia cambia un poco y hacen falta más de 3 minutos para que la señal llegue.

En este otro vídeo llamado la velocidad de la luz en un viaje a Marte en tiempo real se pueden experimentar esos 3 minutos y 2 segundos con más precisión. En esta imagen la distancia está a escala, pero la Tierra, la Luna y Marte se ven 30 veces más grandes porque si estuvieran a escala serían meros píxeles.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 19 de Mayo de 2020

Esta pequeña y curiosa construcción con diversos tipos de engranajes de Lego tiene una relación de transmisión or 1,034 gúgol a 1. Recordemos que un gúgol es 10100, un 1 seguido de cien ceros. Esto se consigue por el mecanismo multiplicador de los engranajes: cada vuelta de los ejes mueve tan solo un poco los dientes de las ruedas mayores que están conectadas, cuyos ejes se conectan a otras ruedas con diferentes números de dientes y así sucesivamente. Hay cerca de 200 en total.

Los cálculos pueden hacerse perfectamente y con gran precisión simplemente contando los dientes de cada engranaje: el inicial tiene 8 dientes pequeños que mueven 24 grandes, de modo que tiene un ratio 24/8. El siguiente es 40/8, al igual que el tercero, y el cuarto; multiplicándolos da un total de 375 a 1. Estos cuatro engranajes conectados al pequeño motor a 375 revoluciones por minuto hacen que la última rueda complete una vuelta por minuto.

A partir de ahí el vídeo muestra una gran variedad de engranajes: de «gusano», de anillo, de ruedas… Estos módulos tienen relaciones 168:1, 2608,5:1, e incluso hay un modelo con 21 ruedas y 2.649 billones a 1 de reducción. Y todos estos módulos se conectan unos con otros –se puede ver cómo funcionan individualmente– de modo que vuelven a multiplicar su efecto más allá de lo imaginable.

Según su creador el resultado es que el muñeco del montaje final completa una rotación cada 5,2 × 1091 años, una cantidad de tiempo tan incalculable que ni siquiera el Universo es tan antiguo (ni probablemente lo habrá sido cuando desaparezca). Así que este curioso artefacto arderá cuando el Sol se converta en Nova y luego sea engullido por un agujero negro… Si acaso no lo desmontan antes.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 18 de Mayo de 2020

En Upload cuando la gente va a morir puede elegir entre subirse digitalmente a un servicio de alojamiento eterno en realidad virtual o palmarla. Tras la primera impresión resulta que la cosa no está tan mal: el entorno es un hotel en un paraje idílico, se puede hablar con los vivos por videoconferencia e incluso recibir visitas virtuales. ¿Quién no querría una eternidad así?

Esta serie de Greg Daniels (el de Parks and Recreation) se deja ver cómodamente porque son diez episodios cortitos, de una media hora. Tiene el tono de comedia de ciencia-ficción, pero con un toque romántico. A mi me recordó un poco a un cruce entre The Good Place y algún episodio de Black Mirror. La historia no es gran cosa, arqueada con un misterio bastante previsible y de final anodino, pero los chistes y detalles «tecnológicos» son buenísimos. Alrededor del protagonista están principalmente su novia y su ángel, una operadora de asistencia técnica del servicio.

Como suele suceder, resulta que no todo es tan bonito como parece. La inmortalidad es un servicio de pago y además de costar un dineral no todo el mundo puede disfrutar de la misma calidad. A veces es como vivir en una gigantesca app, en la que constantemente aparecen anuncios publicitarios que hay que cerrar y «extras» que comprar, desde hamburguesas virtuales a gigas para comunicarse. Los sintecho de allí se llaman «los 2 gigas» y se quedan congelados cuando consumen sus datos.

Entre chistes en el supermercado, en los métodos para comunicarse y cómo es la vida futura en el MundoReal™ antes de entrar en la realidad virtual tiene muchos momentos hilarantes, como el poder asistir a tu propio funeral a través de una especie de videoconferencia resulta hilarante en muchas escenas. Y es que en Upload morirse no es un problema.

Más series geeks, por si te aburres:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Los nativos digitales no existen

EUR 9,49 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Natural History of Selborne

EUR 0,00

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección