Por @Wicho — 19 de Septiembre de 2021

Esta pasada noche –aunque a última hora de la tarde allí– la cápsula Crew Dragon Resilience amerizaba en el Atlántico frente a la costa de Florida, poniendo fin con éxito a la misión Inspiration4, la primera misión espacial tripulada privada de la historia. Y aquí la palabra clave, insisto una vez más, es privada, porque en realidad ha sido la decimosexta misión espacial cuya tripulación está formada completamente por civiles de la historia, no la primera como se ha repetido muchas veces y como incluso hace Inspiration4 en su nota de prensa.

A bordo de la Resilience venían Jared Isaacman, el multimillonario que ha financiado todo y que representa el liderazgo; Hayley Arceneaux, que como superviviente de un cáncer infantil representaba la esperanza; Chris Sembroski como representante de la generosidad; y Sian Proctor como representante de la prosperidad.

La tripulación a su vuelta del espacio. De izquierda a derecha Arecenaux, Isaacman, Proctor y Sembroski – Inspiration4
La tripulación a su vuelta del espacio. De izquierda a derecha Arecenaux, Isaacman, Proctor y Sembroski – Inspiration4

La idea de que cada tripulante representara un ideal forma parte de la campaña de lavado de cara de la misión, que demás aspiraba a recaudar 200 millones de dólares para la Fundación del Hospital de Investigación Infantil de San Judas, que es dónde Hayley se trató y curó de su cáncer. Isaacman puso 100 millones; personas de todo el mundo aportaron otros 54; y anoche, tras el amerizaje, Elon Musk dijo que donaría otros 50. Así que en ese sentido se puede decir que misión cumplida. Aunque cabría discutir la necesidad de hacer recaudaciones de fondos así en un país en el que no todo el mundo tiene acceso a la sanidad. Pero eso es otra historia, supongo.

Además a bordo, entre otras cosas, iban un móvil con un NFT de la canción Time in Disguise de Kings of Leon, y los tripulantes llevaban unas cazadoras con un diseño especial y unos relojes IWC de edición limitada. Todo ello será ahora subastado para recaudar más fondos.

Pero al final esta misión no deja de ser un capricho de un señor con un montón de dinero que puede permitírselo.

Aunque reconozco que marca también un cambio profundo en el concepto de las misiones espaciales tripuladas, civiles o no, pues las saca del ámbito de las agencias espaciales estatales y las acerca al resto de la humanidad. Aunque sea a la pequeña parte de la humanidad que puede permitírselo. Pero, como decía Eric Berger el otro día, puede que a partir de ahora veamos como la mayoría de las personas que van al espacio dejan de ser astronautas profesionales. De hecho en poco más de dos semanas está previsto el lanzamiento de la cápsula tripulada Soyuz MS-19 que, tripulada por Anton Shkaplerov, un cosmonauta profesional, llevará además a bordo al director de cine Klim Shipenko y a la actriz Yulia Peresild (o a sus sustitutos) para grabar escenas de la película El desafío a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Otro día hablamos del papelón de Boeing en todo esto con la Starliner, que a ver cuando vuela. SpaceX les está dando sopas con onda. Repetidamente.

Eso sí, las personas que sufrimos de espaciotrastorno en todo el mundo esperábamos ver alguna imagen más mientras estuvieron en órbita y hemos tenido que contentarnos con un par de conexiones de vídeo cutres a lo largo de los tres días que estuvieron en órbita. Y tampoco se han prodigado con ellas tras la vuelta. Supongo que lo bueno quedará para el último capítulo de Cuenta atrás, el documental/panfleto de Netflix sobre la misión cuyos beneficios también irán para la fundación.

La misión está en Twitter como @Inspiration4x.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 18 de Septiembre de 2021

El viernes 17 de septiembre de 2021 la cápsula tripulada Shenzhou 12 aterrizaba en el desierto del Gobi tras 92 días y cuatro horas en el espacio. A bordo iban los astronautas Nie Haisheng, Liu Boming y Tang Hongbo, los miembros de la primera misión tripulada a la estación espacial china. Llevaban allí desde el 17 de junio.

Ha sido la primera vez desde mayo de 2000 en la que dos estaciones espaciales están ocupadas a la vez. En aquel entonces la misión STS-101 de la NASA estaba en la Estación Espacial Internacional (EEI) y la Soyuz TM-30 estaba en la Mir. Aunque esto es un poco una cuestión de semántica: ha habido dos vuelos en 2012, 2013 al laboratorio espacial Tiangong 1 y otro en 2016 al Tiangong 2. Durante ambos EEI estaba también ocupada. Pero China no les llamaba estaciones espaciales a Tiangong 1 y 2 sino laboratorios espaciales.

Durante su estadía a bordo de la estación, que duró 90 días, tuvieron la oportunidad de comprobar el funcionamiento de los sistemas de soporte vital del módulo central Tianhe, instalar equipos para futuras misiones, dar un par de paseos espaciales para configurar la estación para su funcionamiento, realizar experimentos, tomar imágenes de la Tierra, y participar en actividades de divulgación acerca de su misión.

Nie Haisheng (centro), Liu Boming (derecha) y Tang Hongbo - Xinhua News
Nie Haisheng (centro), Liu Boming (derecha) y Tang Hongbo - Xinhua News

Sus 90 días y cuatro horas en el espacio pulverizan el récord anterior de una misión tripulada china, establecido en 33 días por la Shenzhou 11 en 2016. Pero a su vez su récord va a verse pulverizado, si todo va según lo previsto, por la tripulación de la Shenzhou 13, que debería dejarlo en unos 180 días. Su lanzamiento está previsto para el 3 de octubre y su retorno en marzo de 2022.

Aunque antes se producirá –los rumores dicen que sobre el 20 de septiembre– el del carguero Tianzhou 3, que llevará los suministros necesarios. Mientras, el Tianzhou 2, que estaba acoplado al puerto posterior de la estación, se ha mudado al puerto frontal tanto para entrenamiento del control de la misión como para poder comprobar que se puede transferir combustible de los cargueros a la estación a través de los conectores del puerto frontal. La transferencia a través del puerto trasero ya ha sido comprobada. La misión del Tianzhou 2 terminará con una reentrada controlada en la atmósfera sobre el Pacífico, igual que sucedió con el Tianzhou 1.

Después de la Shenzhou 14 la secuencia de lanzamientos de la fase de construcción de la estación espacial china es esta:

  • Marzo-abril de 2022: lanzamiento del carguero Tianzhou 4.
  • Mayo de 2022: lanzamiento de la Shenzhou 14.
  • Mayo-junio: lanzamiento del módulo Wentian. Este módulo proporcionará sistemas redundantes de navegación, propulsión y control de orientación. Atracaré en el puerto frontal de Tianhe tras su lanzamiento, pero luego el brazo robot del módulo lo moverá a uno de los puertos laterales.
  • Agosto-septiembre: lanzamiento del módulo Mengtian. Igual que Wentian irá primero al puerto central y luego será cambiado al puerto lateral que quede libre. Así la estación adoptará su forma de T definitiva.

Impresión artística de la estación completa en órbita - CNSA
Impresión artística de la estación completa en órbita - CNSA

Luego aún queda el lanzamiento del telescopio espacial Xuntian. De características similares al Hubble orbitará la Tierra en la proximidad de la estación china, a la que puede acoplarse cuando sea necesario para reparaciones y mantenimiento.

Hay dos cuentas no oficiales en Twitter que sirven para estar al tanto –dentro de lo posible– de la actividad del programa espacial chino, @CNSA Watcher, y de la estación propiamente dicha, @TGSpaceStation. Y también está Andew Jones, un periodista especializado en el programa espacial chino; su cuenta es @AJ_FI.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 17 de Septiembre de 2021

Woooooow! … That’s funky!

– Jennifer McDermed,
meteoróloga

Cuando un bucle extraño durante la emisión de este informativo de la Fox 9 comenzó a multiplicar la imagen en pantalla de la meteoróloga en directo, la buena mujer dio lo mejor de sí misma para salir del paso hacer del curioso efecto recursivo algo divertido, dentro de lo humanamente posible porque… inevitable partirse de la risa.

Por lo que se ve en pantalla el bucle parece ir creciendo por fracciones de segundo, añadiendo a la imagen en pantalla la que acaba de emitirse un instante antes, en un curioso bucle con fin pero sin fin, algo típico de algunas situaciones con estas en las que hay un pequeño retardo en las imágenes de entrada/salida.

¡Qué complicadas son estas cosas! Pero vaya risas también…

(Vía Cliff Pickover.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 17 de Septiembre de 2021

En este interesantísimo documento videográfico vemos a Richard García, uno de los teclistas de Tubular Tribute –un proyecto homenaje de seis músicos asturianos a la obra de Mike Oldfield– explicando y tocando los sintetizadores usados por Mike Oldfield. Aparecen todos estos modelos:

  • Roland Vocoder Plus 300 VP-300
  • ARP String Ensemble
  • Roland SH-2000
  • Ensoniq SD1
  • Roland JD-800
  • Roland JD-990
  • Korg M1
  • Roland D50

Lo más interesante es que pueden escucharse en breves interpretaciones en vivo de las diferentes canciones y obras, comparadas con los originales que suenan de fondo. Desde los míticos Tubular Bells I y II a Five Miles Out pasando por melodías de QE2, Ommadawn, Incantations, Taurus I y canciones como Sheba, Punkadiddle o The Great Plain.

Me pregunto cómo habrá podido tener acceso a tantos sintetizadores; supongo que cuestión de afición y coleccionismo. Y visto lo visto, a Mike Oldfield los de Roland deberían hacerle accionista, porque seguramente haya comprado todo aparato que hayan vendido. Pero qué decir de un creador musical que se encerró durante meses en un «castillo» (The Manor) propiedad del mismísimo Richard Branson para crear su ópera prima y cuya colección de guitarras y sintetizadores debe ser casi infinita. Tras haber vivido muchos años en Ibiza, dicen las crónicas que últimamente se ha establecido en Barbados y lleva una vida relativamente austera.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo