Por @Wicho — 17 de Febrero de 2020

El Falcon 9 del lanzamiento Starlink anterior en la plataforma – SpaceX
El Falcon 9 del lanzamiento Starlink anterior en la plataforma – SpaceX

SpaceX tiene todo preparado en el Complejo de Lanzamiento 40 de cabo Cañaveral para lanzar un nuevo lote de satélites de su constelación Starlink de acceso a Internet. Con otros 60 satélites a bordo este lanzamiento dejará en 304 el total de satélites de la constelación. Estos nuevos satélites siguen siendo el modelo estándar, que no incorpora ningún tipo de modificación para minimizar el efecto que tienen sobre el cielo nocturno.

La primera etapa del cohete es la B1056 en el que será su cuarto lanzamiento tras los de las Dragon 17 y 18 y el JCsat 18 el pasado 15 de diciembre de 2019. Con sólo 61 días desde su último lanzamiento establecerá un récord en lo que se refiere a su reutilización, aunque aún está muy lejos ese objetivo de volver a volar en 48 horas.

Aterrizará, si todo da bien, en el espaciopuerto flotante Of Course I Sill Love You, mientras que Ms. Tree y Ms. Chief intentarán pescar al vuelo las dos mitades de la cofia protectora.

Será el cuarto lanzamiento del año para SpaceX, de los que tres han sido dedicados al lanzamiento de satélites Starlink. El otro fue la prueba en vuelo del sistema de escape de la Crew Dragon.

El lanzamiento está previsto para las 16:05, hora pensinular española, y se podrá seguir por Internet desde unos veinte minutos antes.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Febrero de 2020

Face ID Mask

Aquí el que no corre vuela. Y de toda tragedia surge una oportunidad. Por eso alguien ha inventado las Face ID Masks, que son máscaras N95 para la boca y la nariz compatibles con Face ID, el sistema de desbloqueo biométrico mediante la imagen del rostro. Porque, claro: si estás protegiéndote del COVID-19 –o cualquier otro virus o similar– y te pones una máscara normal, el Face ID no funciona, lo cual es una incomodidad porque hay que teclear el PIN de pantalla a mano.

Face ID MaskLo cierto es que después de ver la web –muy bonita y llamativa– no queda claro si el invento es real o están de coña pesada, pero lo cierto es que es ingenioso y dicen que no se trata de una broma pesada. La máscara lleva impresa parte de tu propio rostro y tono de piel a partir de una fotografía; si está bien hecha se diría que la cosa podría colar.

Supuestamente todo lo que hace falta es subir una foto de calidad, retocar un poco la imagen para ajustarla y dejar que los «algoritmos de mapeado de rostros» –y los 40 dólares que cobrarán por ellas– se encarguen del resto. Todavía no se pueden comprar pero se puede dejar un email para que te avisen cuando están disponibles.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 16 de Febrero de 2020

Despegue de la Cygnus 13 - NASA
Despegue de la Cygnus 13 - NASA

A la tercera ha sido la vencida y por fin la cápsula de carga Cygnus 13 «S.S. Robert H. Lawrence» fue lanzada hacia la Estación Espacial Internacional el 15 de febrero de 2020. A bordo van 1.603 kilos de hardware para la Estación, 986 kilos de investigaciones científicas, 757 kilos de suministros para la tripulación, queso manchego incluido, 91 kilos de equipos para paseos espaciales y 29 kilos de recursos informáticos.

Entre las investigaciones científicas y sistemas de apoyo para ellas incluidas en este lanzamiento van:

Mobile SpaceLab, un dispositivo para el cultivo de tejidos y células, que ofrece a los investigadores una plataforma en la que se pude cambiar el experimento en curso con rapidez para realizar avanzados experimentos de biología en microgravedad. Tales experimentos son críticos para determinar cómo la microgravedad afecta a la fisiología humana e identificar formas de mitigar los efectos negativos.

Mochii - VoxaMochii, el primer microscopio electrónico de barrido portátil del mundo. Mide 210×210×265 mm, pesa algo menos de 13 kilos y puede ser operado en remoto. La idea es que en lugar de esperar a que haya sitio en una Drago para enviar las muestras a tierra para ser analizadas estas se puedan meter «frescas» en el microscopio.

OsteoOmics, un experimento para estudiar los mecanismos moleculares implicados en la pérdida de masa ósea que experimenten los astronautas mientras están en órbita debida a la falta de actividad física, y eso que hacen ejercicio a diario para minimizarla. Examinará los osteoblastos, la células del cuerpo que forman el hueso, y los osteoclastos, que los disuelven. Una mejor comprensión de estos mecanismos podría conducir a una prevención más eficaz de la pérdida de hueso de los astronautas durante las misiones espaciales.

Phage Evolution, que examinará los efectos de la microgravedad y la exposición a la radiación en los fagos, unos virus capaces dedestruir bacterias sin dañar las células humanas, y las interacciones entre los huéspedes bacterianos, incluida la especificidad de los fagos para un huésped bacteriano y la resistencia del huésped a fagos específicos. Una mejor comprensión de los efectos de la microgravedad y la radiación cósmica en los bacteriófagos y los huéspedes podría dar lugar a importantes avances en la tecnología de los fagos, lo que en última instancia ayudaría a proteger la salud de los astronautas en futuras misiones.

Saffire-IV (Spacecraft Fire Experiment-IV, (Experimento de fuego en naves espaciales IV). Estudiará el desarrollo y crecimiento de los incendios en diferentes materiales y condiciones ambientales, la detección y monitoreo de incendios y las opciones para hacer limpieza después de un incendio. Saffire-IV contribuye a mejorar la seguridad contra incendios en entornos similares en la Tierra, desde submarinos hasta minas, y ayuda a mejorar la comprensión general y el modelado de los incendios.

Está previsto que la cápsula quede aparcada al lado de la Estación Espacial Internacional a las 10:05, hora peninsular española, del martes 18. Desde allí Andrew Morgan, con la ayuda de Jessica Meir, usará el brazo robot de la Estación para capturarla y acoplarla al puerto del módulo Unity que apunta hacia la Tierra.

Estas misiones de carga, aunque nos pueda parecer rutinarias y de poca importancia, son las que han permitido que desde el 2 de noviembre de 2000 siempre haya habido al menos un ser humano en el espacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Febrero de 2020

Breakthrough Listen Initiative

En la Breakthrough Listen Initiative ya se pueden descargar cerca de 2 petabytes de datos capturados por el proyecto SETI de Berkeley como parte de la búsqueda de señales de vida inteligente en el universo. Quien tenga paciencia y una buena conexión sin límite de datos se los puede bajar y examinar como considere conveniente, haciendo sus análisis, matemáticas y decodificaciones. Con un poco de suerte encontrará a los «marcianos» diciendo algo. Si es que acaso los seres de «ahí fuera» han tenido a bien en comunicarse y lo han hecho en esas frecuencias.

Los datos son bastante actuales y se añaden a otro petabyte que ya se hizo público hace tiempo: Abarcan el espectro de radio entre 1 y 12 GHz captado por el radiotelescopio Parkes en Nueva Gales del Sur (Australia), en el Hemisferio Sur. (aunque también los hay del Observatorio de Green Bank en Virginia Occidental). Como el universo que nos rodea es muy grande, se dispuso que examinara las señales procedentes del plano la Vía Láctea, que es donde hay más estrellas cerca de nosotros

La idea al poner a disposición del «público en general» estos datos es que cualquiera pueda examinarlos a ver si surge la serendipia («chiripa») o alguna idea que permita captar algo interesante. La gente ha encontrado cosas raras e interesantes hsta en Google Maps, así que, ¿por qué no?

Para ponerlo más fácil, el equipo del proyecto ha destacado un grupo de 20 estrellas cuyos datos aparecen entre los captados. Esas estrellas están perfectamente alineadas con la Tierra y el Sol. Desde los planetas que probablemente existan allí se vería a la Tierra haciendo un tránsito por delante de nuestro Sol. Así es como nosotros detectamos planetas en otras estrellas desde aquí. Si hubiera «marcianos» en esos planetas quizá sepan que nuestro Sol tiene planetas y más o menos sus tamaños y distancias –incluyendo uno mediano y a la distancia apropiada para mantener vida– así que quizá sintieran curiosidad y enviaran un mensaje.

Las señales captadas son más o menos las que captarían otros planetas lejanos si escucharan las señales más potentes que se emiten desde la Tierra, así que la cosa no parece imposible, aunque sea improbable. Los científicos también han apuntado a las ideas de los puntos de Schelling como estrategia cooperativa interesante. Es un poco como el problema de las dos personas perdidas que querían encontrarse: dado que no tenemos ni idea de dónde puede haber vida inteligente en el universo, podemos suponer que la situación será igual a la inversa; se trata pues de encontrar cosas universales y comunes que sirvan com guía: la frecuencia del hidrógeno para transmitir señales, el centro galáctico a modo de «balizas de comunicación» y cosas así.

Luego estaría el asunto del lenguaje de la comunicación –que probablemente serían las matemáticas– y toda una serie de aspectos secundarios. Pero nosotros también sabemos jugar a eso. Así que, ahí están los datos. Si alguien encuentra algo, que avise: tiene la fama eterna garantizada.

(Vía Phys.org.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Una breve historia de casi todo

EUR 9,45 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Un mundo feliz

EUR 3,79

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección