Por @Alvy — 14 de Noviembre de 2018

Este cortometraje de Casey Cavanaugh titulado Peripheal busca el mérito de la originalidad: la película transcurre completamente a través del visor de una cámara Hasselblad 500c/m, de modo que es una especie de «película dentro de la película». Además tiene un tema un tanto autorreferente: la pérdida de contacto con los seres queridos por estar todo el día tomando fotos.

La peliculita «interior» está sin duda muy bien pero es palpable que resulta casi imposible abstraerse de lo que sucede «en el exterior», imágenes que están rodadas con una Sony a7s y luego editadas con Premiere Pro y Lightroom.

Quizá el contraste entre lo antiguo y en blanco y negro de la Hasselblad y los vívidos y detallados colores del MundoReal™ sea parte de la gracia. En cualquier caso el resultado es tan meritorio como interesante.

(Vía PetaPixel.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Por @Alvy — 13 de Noviembre de 2018

Este reloj llamado Solsticio es un invento de Matthew Gilbert quien lo ha puesto en Kickstarter, donde parece ir yendo bien. Es un reloj artístico en el que el paso del tiempo produce un movimiento que lo hace cambiar de forma, expandiéndose y contrayéndose mediante un ingenioso mecanismo, muy a lo Leonardo da Vinci.

Al tener una sola manecilla leer la hora puede parecer más complicado, pero no lo es tanto: es un reloj normal y corriente de 12 horas, en el que los vértices exteriores marcan las horas enteras y los interiores las medias horas; el resto hay que hacerlo un poco a ojo, eso sí. Dice su creador que esto «permite una consulta de la hora más relajada y contemplativa».

Solstice / Reloj

Además del modo normal (una vuelta cada 12 horas) tiene un «modo demo» para sombrar a las visitas, que realiza el ciclo completo en tan solo 60 segundos. Aparte de eso el único detalle un poco raro es que lleva un cable de corriente, en vez de pilas, porque el motor consume más energía que el de un reloj convencional, y las recargables tampoco parecían suficientes (ni «relajadas»). Su precio: unos 450 euros.

(Vía Colossal.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 13 de Noviembre de 2018

Magic UX es una creación del estudio Special Projects y consiste en un nuevo tipo de «interfaz de usuario» que intenta combinar lo mejor del mundo físico con el de las apps tradicionales. Es cuando menos curiosa e innovadora.

La idea es muy sencilla de entender y la explican en 99 segundos con una analogía con el mundo físico de libretas, calculadoras y documentos. El terminal móvil funciona en principio con apps normales y corrientes, pero al moverlo físicamente de un lado a otro las apps subyacentes cambian. De este modo se puede estar leyendo un correo, mover el móvil para mirar el calendario y volver a la vista original sin tener que cambiar de app con gestos y clics.

Además de cambiar de apps hay algún gesto muy intuitivo, como mantener pulsado un objeto para arrastrarlo de una app a otra (por ejemplo una foto) o el resultado de un cálculo. En principio no hay límite al número de aplicaciones pineadas en esta especie de escritorio virtual; de hecho dicen que tiene similitudes con el mundillo de la realidad aumentada pero sin las desventajas e incomodidades (gafas y demás parafernalia).

De momento Magic UX es una «idea experimental», pero por si las moscas ya han presentado una solicitud de patente. Nunca se sabe si alguien de Apple o Google te va a llamar para pedirte que lo adaptes para sus sistemas operativos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 13 de Noviembre de 2018

Virgin Orbit está cada vez más cerca de poner en vuelo a Cosmic Girl con un cohete LauncherOne bajo su ala, pues acaban de hacer sus primeras pruebas de rodaje a alta velocidad, incluyendo un despegue abortado a unos 200 kilómetros por hora.

Estas pruebas fueron también las primeras en las que el LauncherOne tenía cargado el software de vuelo, con lo que estuvo produciendo datos y reaccionando a las pruebas como lo haría en un día de lanzamiento.

Bajo del ala, bajo del ala…

Un cohete LauncherOne, con un poco más de 23 metros de largo y un peso ligeramente inferior a los 26.000 kilos, es capaz de colocar hasta 300 kilos en órbita heliosíncrona de 500 kilómetros o 500 kilos a 230 kilómetros. La gran diferencia con otros cohetes de su categoría es que está diseñado para ser lanzado desde un avión –Cosmic Girl es un Boeing 747 modificado para esta tarea– lo que le permite evitarse muchos de los problemas asociados a la meteorología adversa en tierra.

Los primeros lanzamientos están previstos para 2019, si todo va bien.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear