Por @Wicho — 13 de Enero de 2022

Ciencia ficción – Tombud

De 10 Lesser-Known Sci-Fi Movies That Are Worth Your Time, una lista, como el título indica, de diez películas de ciencia ficción poco conocidas pero que merecen la pena. He usado, cuando lo hay, el título que le da la IMDB en español, igual que el resumen. Incluyo enlaces si están disponibles en línea. Si no un enlace al tráiler.

Y sin más rollos:

  1. Prospect. Una adolescente y su padre viajan a una remota luna alienígena con la esperanza de encontrar riquezas. Ella deberá enfrentarse a más que las criaturas de esta luna. Disponible en Prime Video.
  2. Attack the Block. Un grupo de adolescentes del sur de Londres defienden su edificio de una invasión alienígena. Tráiler.
  3. Midnight Special. Padre e hijo se dan a la fuga perseguidos por el gobierno y por una secta que quiere los poderes del niño. Disponible en Prime Video.
  4. Nos vemos ayer (See You Yesterday). CJ y su mejor amigo Sebastian construyen un par de máquinas del tiempo que tendrán que usar para salvar al hermano de CJ. Disponible en Netflix.
  5. Coherence. Cosas extrañas empiezan a suceder cuando un grupo de amigos que se reúnen para una cena y un cometa pasa por encima. Disponible en Prime Video.
  6. Colossal. Gloria es una fiestera desempleada obligada a dejar su vida en la ciudad de Nueva York y volver a casa. Cuando afloran informes de que una criatura gigante está destruyendo Seúl, gradualmente se da cuenta de que está de alguna manera conectada con este fenómeno. Dirigida por nuestro @Vigalondo. Tráiler.
  7. Oxígeno (Oxygen). Una mujer despierta en una cámara criogénica sin recuerdo alguno de cómo llegó hasta allí y debe encontrar una salida antes de quedarse sin aire. Disponible en Netflix.
  8. Annihilation. Una bióloga se apunta a una peligrosa y secreta expedición a una misteriosa zona donde no se aplican las leyes de la naturaleza. Disponible en Prime Video.
  9. El infinito (The Endless). En su infancia, escaparon de un culto mortal a los extraterrestres. Ahora, dos hermanos adultos buscan respuestas tras encontrar una cinta de video que les devuelve a su punto de partida. Disponible en Prime Video.
  10. The Vast of Night. A finales de los 50, una noche en Nuevo México, la joven operadora Fay y el carismático DJ Everett descubren una extraña frecuencia de audio que podría cambiar su localidad y su futuro para siempre. Disponible en Prime Video.

Ya sabéis, Microsiervos velando por la procrastinación mundial desde 2013.

(Vía Prof. Abel Méndez).

_____
Imagen: Tombud en Pixabay.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 13 de Enero de 2022

Apenas hace unos minutos SpaceX ha confirmado el correcto despliegue en órbita de los 105 satélites que iban a bordo de su tercer lanzamiento compartido de satélites pequeños, bautizado nada sorprendentemente como Transporter-3. En total han sido 82 despliegues distintos en órbita sincrónica al Sol a lo largo de aproximadamente hora y media para clientes de 20 países.

Entre los 105 satélites iban seis PocketQube de la empresa española Fossa Systems, que está intentando crear una constelación de satélites para dar cobertura global a dispositivos conectados a la Internet de las cosas.

Otros 13 satélites se quedaron en tierra al detectarse durante el proceso de integración con el Falcon 9 una fuga de combustible en el remolcador espacial que los tenía que haber colocado en sus órbitas. Así que Transportes 3 podía haber puesto 118 satélites en órbita. Pero aún se hubiera quedado lejos del récord mundial de 143 satélites establecido por la misión Transporter-1.

La misión despegó del Complejo de Lanzamiento 40 de Cabo Cañaveral. Y como los 105 satélites ocupaban mucho volumen pero relativamente poca masa la primera etapa del Falcon 9 pudo aterrizar en la Zona de aterrizaje 1 en vez de en uno de los espaciopuertos flotantes de la empresa, dejándonos con unas espectaculares imágenes:

Era el décimo lanzamiento para esta primera etapa, que con anterioridad se había encargado de las misiones Crew Demo-2, ANASIS-II, CRS-21, Transporter-1 y cinco lanzamientos Starlink. Con esto la B1058 se convierte en la tercera de las primeras etapas de SpaceX en superar los 10 lanzamientos. Y en la más rápida en hacerlo, pues ha tardado tan sólo 594 días en hacerlo. La B1049 y la B1051 (que ya va por los 11 lanzamientos) necesitaron 1.100 y 799 días respectivamente.

Como decíamos antes la primera etapa sobrevivió al lanzamiento en la que en total es la recuperación 102 de una primera etapa en la historia de SpaceX; el segundo lanzamiento para la empresa en 2022; el lanzamiento número 136 de un Falcon 9; y el número 144 de un Falcon en todas sus variantes.

La cofia protectora era nueva. Será pescada del mar para volver a ser utilizada. Quizás convenga recordar que aunque intentó durante bastante tiempo pescarlas al vuelo con unas redes colocadas en lo alto de un par de embarcaciones de alta velocidad al final SpaceX desistió de esa estrategia; pescarlas del mar y acondicionarlas resultó ser más sencillo y efectivo de lo pensado.

SpaceX tiene pensado ofrecer otros tres o cuatro lanzamientos de la serie Transporter este año, además de que siempre está dispuesta a ceder espacio en los lanzamientos Starlink. Eso supone una gran presión a las empresas que operan lanzadores más pequeños como Rocket Lab y su Electrón o Virgin Orbit y su Launcher One; tienen medio complicado competir con la economía de escala que ofrecen los lanzamientos masivos de SpaceX. Y de hecho por eso Rocket Lab ha decidido meterse también en el mercado de los lanzadores medianos –el del Falcon 9– con su cohete Neutrón.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 13 de Enero de 2022

WordleDesde que descubrimos que Wordle era tanto un sano entretenimiento diario como un auténtico vicio no hemos parado de darle vueltas a las mejores estrategias para adivinar las palabras del juego. La versión original en inglés creada por Josh Wardle –quien no la registró/patentó, simplemente lo escribió para su pareja, a quien le encantaban los juegos de palabras– ha dado lugar a interminables copias y derivados, notablemente a la versión en castellano de Wordle de Daniel Rodríguez, a las versiones en gallego y catalán y muchas otras. Aquí van algunas disquisiciones sobre datos y estrategias que he recibido y también curioseado por ahí.

Diccionarios y letras

El número de palabras de cinco letras en inglés no es una ciencia exacta. Se podrían considerar las 9.000 que recoge el diccionario oficial del Scrabble, aunque otras fuentes dan sólo 5.350 o incluso muchas más como 12.750. En Wordle yo diría que el diccionario que se usa es tirando a más bien flexible, plurales, formas verbales y puede que algún que otro nombre/marca, así que diría que de 10.000 hacia arriba. El valor en castellano es similar, con alguna lista que ofrece 10.800 palabras, desde ABABA a ZUZÓN. Según ha contado al The New York Times su creador, la lista tiene 2.500 palabras elegidas de una lista de unas 12.900. [Todas esas palabras están en el código javascript de Wordle en abierto.]

Si se analizan las letras que componen todas esas palabras de cinco letras resulta que las frecuencias con que aparecen en español están encabezadas por E, A, O, S, R, N, I, D, L, C, T, U, M, P, B, G… En inglés son E, T, A, O, I, N, S, H, R, D, L, C, U, M, W… [Nota: el dato puede variar un poco dependiendo de qué palabras se consideran válidas o no, pero los resultados no cambian demasiado.] ¿Por qué es importante conocer las letras que más se usan en cada idioma?

Estrategias y tácticas

Es lógico pensar que empezar por una palabra con muchas vocales o con las letras más frecuentes proporciona cierta ventaja. Con E, A, O, S, R (las cinco primeras) se puede formar OREAS que es válida. Pero también se puede elegir una palabra con el máximo número de vocales. Javier, por ejemplo, procesó un amplio diccionario con palabras de cinco letras para analizar las frecuencias y calcular cuál sería la mejor palabra inicial: aquella que contuviera más vocales y las letras más comunes en una palabra válida. Los resultados fueron AIREO en español y AEROS en inglés.

A partir de la palabra inicial la estrategia básica suele ser mantener siempre las letras verdes (letra en la posición correcta) moviendo las amarillas (letra en posición incorrecta) e ignorando y dejando de usar las grises (letra incorrecta). Pero, ojo: esto podría no ser óptimo. Imaginemos que hay tres letras verdes y dos grises: al repetir las tres letras verdes sólo estamos probando dos nuevas letras en cada turno; si se probaran cinco nuevas letras quizá alguna de las que sabemos que no van en las posiciones conocidas podría aportar algo más de información. Aquí se sacrifica un turno donde sabemos que habrá fallos a cambio de obtener más información.

Un dato importante es que el juego admite palabras que tengan letras repetidas, algo que suele despistar. Sin embargo, las palabras que han ido apareciendo durante estas semanas suelen ser palabras comunes y sin mayores complicaciones, algo que también hay que tener en cuenta… Aunque precisamente la de hoy en inglés era tirando a complicadilla por sus características.

En El País se hablaba de una estrategia de un investigador para ganar el 99% de las veces (€), refiriéndose a las ideas de Esteban Moro, que menciona su algoritmo, que varía entre 97% (comenzando con AEROS) y 99% (con ORATE). A mi me parece un número un tanto exagerado. ¿Por qué? En realidad todos estos cálculos de palabras, frecuencias y estrategias dependen un poco –o bastante– de la forma en que se haya elegido la palabra secreta. Y hasta donde yo sé no es algo que se haga puramente al azar (tomando una palabra de las 10.000 posibles de un diccionario), de modo que el creador del juego podría contrarrestar diversas estrategias si éstas no son suficientemente flexibles. La primera, no utilizar demasiadas vocales (o repetirlas) y en inglés jugar con la Y que reemplaza fonéticamente a la I.

[Actualización: de hecho en el artículo de Moro se habla de cómo la elección de una entra 12.900 palabras del juego original no es aleatoria sino según una distribución distinta, y que hace falta esperar a ver más «palabras secretas» para entender mejor cómo funciona. También dice que incluso se podría mejorar el método de frecuencias puras utilizando otros patrones comunes de pares de palabras. Según otro analista, Matthew Kay, la distribución de las palabras secretas parece «una cuidada elección entre palabras normales y “raras”, algo interesante para que sea un buen juego: ni siempre palabras fáciles ni muy difíciles».]

Otros jugadores proponen una estrategia mixta: intentar maximizar el número de letras acertadas y bien puestas hasta el cuarto turno y probar en el quinto (y penúltimo) algo diferente con todas las letras posibles que no se hayan usado hasta entonces. De ahí puede surgir la clave para extraer más información y acertar en el sexto y último turno. Aquí una lista de las palabras que han ido saliendo en inglés durante 2022 (¡Ojo spoiler! Puede estar la de hoy.)

Un lingüista británico propone también utilizar estrategias como la fonotáctica y considerar más estrictamente las restricciones fonéticas (qué fonemas y letras suelen o pueden ir delante o detrás de otras) para evitar sesgos que mantenemos al escuchar y hablar pero de los que no somos muy conscientes, como que en inglés TR y PR son muy habituales, pero DW y DZ más bien inusuales.

Wordle-bot

Uno de los datos más interesantes que encontré fue esta gráfica sobre un Wordle-bot que alguien programó para jugar al Wordle en inglés y anotar cuántos intentos fueron necesarios para completar el juego a lo largo de 2.500 partidas. Lo normal son 4 o incluso 3, a veces cinco. El algoritmo acierta el 97,6% de las veces en 6 o menos intentos; siempre empieza por la palabra CORES. La palabra DOZES fue la que requirió 9 intentos, porque el algoritmo llegó rápidamente a DO?ES pero luego falló con DOTES, DOLES, DOMES, DOGES y DOVES que también son válidas. Otro usuario probó con 2.800 palabras y otro algoritmo y acertó el 99,7%. Entre las que falló: FAKED, JAMES, CAVES, FOXED, ZEALS y WAXED.

Tampoco hay que olvidar que esto es un entretenimiento, y que jugar empezando siempre por las mismas palabras puede ser aburrido. ¿Es mejor divertirse o comportarse como un algoritmo perfectamente optimizado? ¡A veces en la variación está el gusto!

Todos estos artículos contienen información interesante sobre Wordle:

Actualización – Esteban Moro vio nuestra anotación y nos recuerda que «la estrategia que propongo no se basa principalmente en la elección de la primera palabra, sino de utilizar el sesgo de las palabras objetivo que existe en el juego.» Tal vez yo me expresé mal al afirmar que me parecía un poco «exagerado» lo de «ganar el 99% de las veces» porque me quería referir más al titular de El País que al algoritmo en sí. En su trabajo está bien explicado que puede llegarse al 97% o el 99% y que depende más de otros factores que de la palabra inicial – donde un poco cada maestrillo tiene su librillo.

Más madera, trucos y técnicas:

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 13 de Enero de 2022

Puesto de control de repostaje de un KC-46 - USAF/Cabo mayor Cody Dowell
Puesto de control de repostaje de un KC-46. Arriba, los monitores del sistema panorámico; abajo los del RVS - USAF/Cabo mayor Cody Dowell

Uno de los más cantosos de los múltiples frentes abiertos que tiene Boeing es el del avión nodriza KC-46 Pegasus. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) le asignó el contrato para su desarrollo en 2011 con la idea de que el avión estuviera en servicio en 2017. Pero hoy aún está en servicio limitado por varios problemas que han ido complicando su desarrollo, entre ellas el de los dos sistemas de cámaras que monta.

A diferencia de otros aviones nodriza anteriores la persona que opera las pértigas y mangueras de repostado no está en una cabina que sobresale de la panza del avión desde el que supervisa la operación. En el KC-46 lo hace desde un puesto en el interior del avión desde el que ve el proceso en varias pantallas. Esto tiene la ventaja de que, usando cámaras y visores infrarrojos, tanto el Pegasus como la aeronave que está repostando pueden operar en completa oscuridad. La ventaja teórica, al menos.

Para ello el KC-46 monta dos sistemas de cámaras. Por un lado está el sistema panorámico y por otro el Sistema de visión remota (Remote Vision System, RVS). El panorámico da una vista de 185º de la parte inferior del avión mirando hacia atrás con el objetivo de ser capaz de detectar e identificar las aeronaves que se aproximan al Pegasus y configurar automáticamente el sistema para sus necesidades. El RVS, por su parte, es el que permite ver la pértiga de repostado para que la persona que opera el sistema la guíe. Proporciona imágenes 3D con las gafas adecuadas.

Un KC-46 en vuelo con la pértiga extendida - USAF/Christopher Okula
Un KC-46 en vuelo con la pértiga extendida - USAF/Christopher Okula

Desde las primeras pruebas la Fuerza Aérea identificó el problema de que el RVS no da imágenes de calidad en determinadas condiciones meteorológicas y de luz, lo que a veces dificulta a los operadores el reabastecimiento de combustible de las aeronaves y supone una reducción de la seguridad. Además, por la forma en la que el el RVS integra las imágenes de las cámaras que lo alimentan la imagen final queda distorsionada y en algunos sitios aparece estirada mientras que en otros aparece encogida. La USAF lo calificó como un problema de categoría 1, que son los que pueden causar pérdidas de vidas y/o material.

Así que la USAF y Boeing llegaron a un acuerdo para diseñar e implementar un RVS 2.0 –a expensas de Boeing, pues el contrato de desarrollo del KC-46 es a precio fijo– que corrigiera estas deficiencias con sensores y cámaras más modernos. Y se suponía que las especificaciones del RVS 2.0 iban a quedar cerradas en el otoño de 2021 para proceder a su implementación.

Pero el RVS 2.0 no incluye la corrección de algunos problemas con el sistema panorámico, que, al menos para la Fuerza Aérea, tampoco cumple con todos sus objetivos, ya que en determinadas condiciones de luz no es capaz de detectar e identificar correctamente las aeronaves que se acercan. Pero Boeing no está muy de acuerdo con esto.

Por ello la Fuerza Aérea teme que si da el OK al RVS 2.0 luego se tendrá que comer el precio de las modificaciones que quiere implementar en el sistema panorámico. Así que mientras no se aclara eso no ha dado el visto bueno al RVS 2.0, lo que retrasará su implementación, que está(ba) prevista para 2023 y por tanto la entrada en servicio sin limitaciones del KC-46. Por ahora sólo está certificado para realizar misiones de transporte aéreo y de evacuación médica.

Otro problema, también de categoría 1, que está pendiente es que la pértiga del Pegasus no es compatible con ciertas aeronaves como el A-10. Pero en este caso fue la USAF la que no pasó correctamente las especificaciones a Boeing, así que será ella la que tenga que asumir el coste de las modificaciones necesarias, que está previsto que estén listas en 2024.

(Vía Breaking Defense).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo