Por @Wicho — 17 de Octubre de 2019

Preparando las herramientas
Jessica Meir (izda) y Christina Koch preparando las herramientas para su paseo espacial - NASA

El pasado día seis de octubre de 2019 arrancaba una serie de paseos espaciales en la Estación Espacial Internacional que tenían como objetivo instalar y poner en funcionamiento las nuevas baterías llevadas a bordo por la nave de carga Kounotori 8.

El cuarto de estos paseos espaciales, previsto para el día 21, iba a ser llevado a cabo por Christina Koch y Jessica Meir, en el que iba a ser el primer paseo espacial de la historia llevado a cabo por dos mujeres. Pero tras el segundo paseo de los previstos los controladores de la misión descubrieron que uno de los controladores que gestionan la carga y descarga de las baterías había fallado. En principio el fallo de este dispositivo no está relacionado con el cambio. Pero lo cierto es que es el segundo que falla tras un cambio de baterías; ya en marzo sucedió lo mismo.

Así que la programación del resto de los paseos se ha ido al garete pues ha tomado preferencia la sustitución del cacharro en cuestión, conocido como battery charge-discharge unit (BCDU), unidad de carga y descarga de la batería, para lo que también será necesario un paseo espacial. Por un lado esto ayudará a mantener un alto nivel de redundancia en el sistema eléctrico de la Estación y lo protegerá ante otro posible fallo. Pero además antes de cambiar más baterías los equipos de ingeniería van a ver si en realidad esos cambios están relacionados con los fallos de los BCDU o no.

Con este cambio será el 18 de octubre de de 2019 cuando Christina Koch y Jessica Meir salgan a hacer su paseo espacial, aunque en lugar de para instalar una batería nueva lo que harán será retirar el BCDU estropeado e instalar uno nuevo.

Con lo que a las 13:50, hora peninsular española, que es el momento en el que está previsto que las dos activen las baterías de sus trajes, comenzará ese histórico paseo espacial. Se podrá seguir vía NASA TV desde las 12:50. Está previsto que dure unas seis horas y media.

«Sólo» habrán pasado 54 años desde que Aléxei Leónov diera el primer paseo espacial de la historia y 35 desde que Svetlana Savitskaya se convirtiera en la primera mujer en hacer lo propio… y no es que haya habido muchas desde entonces: Koch se convertía en la mujer número 14 en hacer un paseo espacial hace unos meses: Meir será la número 15.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 17 de Octubre de 2019

Separación de la tercera etapa
En órbita - Rocket Lab

El cohete Electrón de Rocket Lab bautizado como As the crow flies despegó en la madrugada del 17 de septiembre de 2019 para poner en órbita sin problemas el satélite Palisade de Astro Digital.

En la foto de arriba, tomada desde una cámara instalada en la segunda etapa del cohete, se puede ver la tercera etapa (el cacharro circular a la derecha de la imagen) con el satélite (la forma rectangular) aún unido a ella. Es un CubeSat de 16 unidades que la empresa usará como plataforma de prueba de nuevos desarrollos que ha estado haciendo. El nombre del cohete, que en español se traduciría Como el cuervo vuela, viene de que Palisade está basado en la plataforma Corvus de Astro Digital. Palisade está en una órbita circular de más de 1.000 kilómetros, lo que es un récord para un Electrón.

Es el octavo lanzamiento consecutivo con éxito para Rocket Lab, lo que representa un 100% de éxito en misiones reales. El único Electrón que falló fue el primero en ser lanzado, que llevaba un lastre en lugar de carga útil. Y en honor a la verdad hay que decir que el cohete no falló sino que se perdió la comunicación con él por un equipo de tierra mal configurado, lo que obligó a activar su destrucción antes de perder por completo el control.

En total la empresa lleva ya 40 cargas útiles colocadas en órbita en sus ocho misiones comerciales.

Rocket Lab tiene una lista de diez posibles lanzamientos más para lo que queda de año, aunque es poco probable que pueda llevarlos todos a cabo, entre otras cosas porque probablemente se retrasen las cargas útiles. De hecho el cohete lanzado esta madrugada estaba pensado para otro cliente pero como no tuvo listo su satélite a tiempo Rocket Lab se lo ofreció a Astro Digital, que sí estaba lista.

Otro factor que podrá acelerar la cadencia de lanzamiento de Rocket Lab es que tiene casi lista su segunda plataforma de lanzamiento, que está situada en Virginia, en los Estados Unidos. Esta misma semana quedaba instalado el brazo que pondrá los cohetes verticales para su lanzamiento.

Es una empresa de las del llamado «nuevo espacio» que hay que seguir de cerca. Con la agilidad que prometen a la hora de preparar un cohete para su lanzamiento y un precio razonable por lanzamiento con que las cosas le vayan un poco bien será una de las que popularicen el acceso al espacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 17 de Octubre de 2019

La Universitat de Barcelona publicó hace unos años una interesante serie de vídeos bajo el tema Ciencia Animada dedicada a la divulgación científica. Se explica para empezar el método científico con animaciones, muñecos y unos pocos carteles; no hay narración, sólo música. Los personajes protagonistas pasan por todas las fases:

  • Observación
  • Hipótesis
  • Experimentación
  • Resultados
El personaje principal observa el fenómeno que se quiere analizar —el crecimiento diferente de dos plantas—, desarrolla una hipótesis de partida y, junto con el resto de personajes, diseña un experimento para verificar la hipótesis. El grueso del capítulo se centra en la fase de experimentación, en la que cada uno de los personajes lleva a cabo un experimento que conduce al desenlace del episodio: los resultados del análisis.

Hay otros vídeos dedicado a las Sombras, la Nutrición, el Turismo sostenible y la Tabla periódica. Casi todos están con los títulos en catalán, castellano e inglés.

Están entretenidos para enseñárselo a los niños; de hecho lo encontré vía The Kid Should See This, un estupendo blog que siempre publica apuntes interesantes.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 17 de Octubre de 2019

«Dale, dale, dale…» Es un poco como el chiste, pero acaba bien. En este vídeo grabado hace unos días se ve a uno de los conocidos barcos de Fred Olsen, en este caso el MS Braemar atravesando el canal de Corinto que une el golfo de Corinto con el mar Egeo en Grecia. Va justo, muy justito, pero pasa.

Las medidas exactas son un poco un pequeño misterio porque el vídeo dice que el barco tiene 22 metros de ancho y atraviesa el canal que tiene 25 metros, así que dejaría metro y medio a cada lado, arriesgada maniobra. Sin embargo en la Wikipedia en español se dice que el canal tiene sólo 21 metros de ancho (?) y en la inglesa que son 21,4 metros. De hecho se afirma que «sólo pueden atravesarlo barcos de 17,6 metros de ancho», así que le faltarían más de 3 metros (??)

Sea como sea, el vídeo no deja lugar a dudas y aunque pasa prácticamente arañanando las paredes del canal, pasar pasa, para disfrute de los pasajeros que van en su interior mirando el panorama y también para quienes están viéndolo desde el exterior, en las laderas y puentes que lo cruzan.

Gracias a este canal los barcos se ahorran 400 km alrededor de la península del Peloponeso (o 600 km, según dónde consultes el dato).

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Black Hole Blues and Other Songs from Outer Space

EUR 9,49

Comprar


Cien mejor que uno

EUR 16,62

Comprar


The Decipherment of Linear B

EUR 13,55 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección