Por @Wicho — 18 de Noviembre de 2019

El AMS-02 en el exterior de la EEI
El AMS-02 en el exterior de la EEI – NASA

El Espectrómetro Magnético Alfa es un detector de partículas desarrollado por 500 científicos de 56 instituciones de 16 países que está montado en el exterior de la Estación Espacial Internacional desde mayo de 2011.

Diseñado detectar partículas como antihelio, neutralinos, o strangelets se esperaba que sirviera para que los científicos pudieran profundizar en el conocimiento de la antimateria y la energía oscura.

Durante muchos años pareció que nunca sería lanzado, ya que después del del desastre del Columbia en 2003 la NASA decidió recortar todo lo posible las misiones de los transbordadores espaciales con el objetivo de terminar de construir la EEI y nada más. Pero finalmente el congreso y el senado de los Estados Unidos aceptaron añadir una misión más para ponerlo en órbita pues ya estaba terminado. Así que finalmente fue lanzado en 2011 en la penúltima misión de un transbordador espacial.

Y lo cierto es que ha superado con creces las expectativas con la detección de unos 140 billones de partículas a lo largo de algo más de ocho años de servicio. Lo que no está nada mal teniendo en cuenta que estaba diseñado para durar tres años.

De hecho los resultados han sido tan buenos que a pesar de que no está pensado para ser reparado en órbita la NASA y sus socios llevan cuatro años trabajando en un plan para prolongar su vida, que se está terminando. Y es que de las cuatro bombas de refrigeración redundantes que tiene el AMS-02 (en ocasiones se le llama así para distinguirlo del prototipo AMS-01) para mantener sus detectores a la temperatura correcta para funcionar ya sólo queda una en funcionamiento.

La idea es, en vez de meterse en sus tripas, conectarle un sistema de refrigeración nuevo que quedará instalado en su exterior. Pero aún así es necesario alcanzar los puntos de conexión del interior del AMS en los que conectarlo. Para ello Luca Parmitano y Drew Morgan llevaron a cabo el viernes 15 de noviembre de 2019 el primero de cuatro paseos espaciales previstos para la instalación del nuevo sistema de refrigeración.

Los dos astronautas han simulado hasta siete veces los paseos, para los que incluso ha sido necesario diseñar un par de docenas de herramientas especiales, en la piscina de entrenamiento del centro espacial Johnson.

Algunas de las herramientas en cuestión
Algunas de las herramientas en cuestión – NASA

Y ese entrenamiento, al menos en principio, ha dado sus frutos, ya que en el primer paseo todo fue tan bien que incluso pudieron adelantar tareas previstas para el segundo. Así, durante las seis horas y 39 minutos que estuvieron fuera de la Estación los dos astronautas dejaron preparados en su sitio materiales e instalaron asideros en preparación para los siguientes paseos espaciales y retiraron una cubierta anticolisiones del AMS que lanzaron por la borda.

Andrew Morgan durante el paseo espacial
Andrew Morgan durante el paseo espacial – Christina H. Koch/NASA

Pero aún queda mucho trabajo y muy complicado. De hecho para el segundo paseo está previsto que dejen a la vista y corten las conducciones del sistema de refrigeración interno del AMS-02. Y cortar este tipo de conducciones es algo que nunca se ha hecho hasta ahora durante un paseo espacial.

Aunque en cualquier caso por ahora el resultado de este primer paseo es sin duda como para ser razonablemente optimista ante el resultado final. El siguiente de la serie está programado para el viernes 22.

El AMS-02 está en Twitter, por cierto.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 18 de Noviembre de 2019

BelugaXL en vuelo
BelugaXL en vuelo – Airbus/S. Ramadier

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA por sus siglas en inglés) acaba de otorgar su certificado de tipo al BelugaXL de Airbus. Esto quiere decir que ya está todo listo para que entre en servicio llevando componentes de aviones del fabricante de un lado a otro de Europa, lo que está previsto que suceda a principios de 2020.

Para ello han sido necesarios más de 200 vuelos de prueba que en total suman más de 700 horas en el aire para las dos primeras unidades del avión. En total está previsto fabricar seis hasta 2023. Aunque al principio convivirán el objetivo final es que Airbus termine retirando los BelugaST que utiliza en la actualidad.

BelugaXL y BelugaST
BelugaXL y BelugaST – Airbus/H. Gousé/Master Films

Basado en la versión de carga del A330-200 el Beluga XL mide 63,1 metros de largo, 8,9 de alto y tiene una envergadura de 60,3 metros. En total es siete metros más largo y uno más ancho que su predecesor.

Y ese metro extra es muy importante, pues 8,8 metros de ancho del fuselaje le permiten transportar a la vez dos alas (aunque lo propio sería decir semiplanos) de un Airbus A350 en vez de una como es el caso de los Beluga. De hecho el XL es el avión con la bahía de carga más ancha del mundo.

Un BelugaXL tragándose las dos alas de un A350
Un BelugaXL tragándose las dos alas de un A350 – Airbus/JB Accariez/Master Films

Además tiene una capacidad de carga superior en un 30% a los BelugaST de toda la vida, lo que le permite transportar 51 toneladas a distancias de hasta 4.400 kilómetros.

Volará a once destinos en Europa –dos de ellos en España, Getafe y Sevilla– y le permitirá a Airbus aumentar su capacidad de producción de aviones.

También será una pieza codiciada para aerotrastornados mientras nos sonríe desde el aire.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2019

Archivo de los pesimistas

El Archivo de los pesimistas es un podcast (Pessimists Archive Podcast) y una deliciosa cuenta de Twitter (@PessimistArchive). El podcast no lo he escuchado nunca, pero la cuenta de Twitter es una maravilla, con un poco de «humor» cada día: se trata de reacciones del pasado acerca de inventos de la época o del futuro de la ciencia, la tecnología y los hábitos sociales relacionados, recopiladas de las hemerotecas y fonotecas.

Su lema es Una historia de cómo nos resistimos a las nuevas cosas; aunque hasta hace poco era Las reacciones a las cosas viejas cuando eran nuevas, que me parece incluso mejor.

Veamos algunas de estas joyitas, ordenadas cronológicamente:

Lo divertido es que la mayor parte son terriblemente fallidas, generalmente alarmantes sobre inventos de cada época como pueden ser la electricidad, la bicicleta, los coches, la radio o «las máquinas» así en general (lo cual abarca desde maquinaria para fábricas a electrodomésticos). Otra buena parte de las noticias son del tipo «esto lo he oído yo hace poco»: la idea de que las máquinas paguen impuestos, que van a acabar con el trabajo no cualificado, que serán más inteligentes que los humanos, etcétera. Algunas de las más divertidas tienen que ver con la transición de los carros tirados de caballos a los coches, la llegada de la luz eléctrica a los hogares y la popularización de la radio, la televisión o los teléfonos.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2019

Luces, botones y… ¡acción! Este vídeo de arqueología informática de Living Computers muestra un chisme «históricamente significativo» restaurado y funcionando: un PDP-7. Es toda una joya y aunque sea increíble funciona. La máquina data de finales de los años 60; el Unix que ejecuta es la primera versión en ensamblador del mismísimo Ken Thompson de 1969. Es propiedad de Fred Yearian, un ingeniero de Boeing.

El ordenador en cuestión es un PDP-7 de DEC, concretamente el de número de serie 129. Tenía lo que llamaban un «disco fijo» que se conectaba con una controladora; en la restauración se utiliza otro modelo «emulado» con un controlador especial llamado JK09, lo cual resulta curioso porque Josh Dersch (su creador) es probablemente la primera persona que ha tenido que reescribir desde cero un controlador para el Unix versión 0 en los últimos 45 años.

El código de arranque (bootstrap) se puede ver a partir de [01:10]; está en una cinta de papel perforado como las de Telex. Como puede verse en la salida por impresora el primer login lo hicieron con el usuario dmr en honor a Dennis M. Ritchie, uno de los co-creadores del Unix. Se puede ver el valor cero del tiempo Unix (1 de enero de 1970) y cómo se preparar el código con los write() de sólo dos bytes de longitud; limitaciones de la época supongo.

De este modelo PDP-7 sólo existen cinco equipos en todo el mundo que hayan sobrevivido al paso del tiempo; los otros cuatro están en museos de la informática.

(Vía Hackaday.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


El juego de Ender

EUR 9,49

Comprar


Applied Cryptography: Protocols, Algorithms and Source Code in C

EUR 30,42 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


¡Ajá! Paradojas

EUR 17,10

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección