Por @Wicho — 19 de Octubre de 2020

Iberia ha empezado a utilizar tractores eléctricos de retroceso en los aeropuertos de Barcelona y Madrid. Se trata de los vehículos que se usan para empujar el avión hacia atrás antes de la salida de cada vuelo. También se usan para llevar aviones a los hangares de ambos aeropuertos para tareas de revisión y reparación.

Los utilizados hasta ahora tienen motores de combustión interna. Así que aparte de la reducción en contaminación sonora los nuevos tractores permiten reducir en 23.000 kilos las emisiones de CO2 al año por vehículo. Con ello ser reducen dos de las principales fuentes de contaminación de los aeropuertos.

Los vehículos incorporados, del modelo Mototok Spacer 8600, permiten mover aviones de fuselaje estrecho como los de la A320 con los que Iberia y Vueling realizan todos sus vuelos de corto y medio radio, aunque hay variantes para aviones de fuselaje ancho. Y su uso no tiene por qué limitarse a aviones de Iberia y Vueling; quien los usa es en realidad Iberia Airport Services, la empresa de handling de Iberia.

Por ahora la previsión es incorporar ocho antes de que termine octubre de 2020 pero dado que Iberia tiene en marcha un programa para modernizar su flota de vehículos y sustituir hasta un 40 por ciento de ella por eléctricos es de esperar que no se quede ahí la cosa. Eso sí, no ha sido sin tiempo: hace ocho años ya estaban haciendo pruebas con este tipo de tractores de retroceso en Barcelona.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 19 de Octubre de 2020

Este «invento» de Brian Edwards Kahrs es un monopatín sobre el cual va un cubo de fregona a modo de asiento. Entonces se sujeta un paraguas sobre el que actúa el aire que suelta un soplahojas.

Pero si te parece que algo no encaja en el concepto, probablemente tengas razón.

A ver si los dioses de la física te inspiran y averiguas qué es.

(Vía The Awesomer.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 19 de Octubre de 2020

Bajo el suelo - NASA/JPL-Caltech
Bajo el suelo - NASA/JPL-Caltech

Pues parece que aquello de que «el que la sigue la consigue» se va a cumplir en el caso del «topo» de la sonda InSight de la NASA. Y es que el equipo del instrumento por fin ha consguido que todo el cuerpo del instrumento esté bajo la superficie del suelo de Marte tal y como se puede leer en NASA InSight's 'Mole' Is Out of Sight. Llevan a vueltas con ello desde principios de 2019.

El «topo» estaba diseñado para enterrarse en el suelo de Marte dando golpes producidos por un percutor que lleva en su interior. Pero el suelo del planeta en el lugar en el que aterrizó la sonda resultó ser distinto de cualquier otro encontrado hasta ahora y el «topo» sólo conseguía entrar unos centímetros antes de ser expulsado hacia fuera.

Pero tras muchas pruebas la estrategia ganadora ha sido utilizar la pala que hay en el extremo del brazo robot de la sonda para, primero, empujar el «topo» en sí por su parte posterior, y luego para ir rellenando el hueco que va creando con regolito y haciendo presión sobre él. Esa presión extra es la que ha conseguido que el «topo» ya esté bajo la superficie.

Esquema del nuevo plan - DLR
Rellenar y apretar - DLR

De todas formas es un proceso delicado, así que no cuentan con que puedan llevar a cabo la siguiente tanda de percusiones para profundizar más hasta principios de 2021; antes hay que acumular la suficiente arena y compactarla para que se transmita la presión suficiente. Y hacer esto en remoto con un instrumento que no está pensado para ello no es precisamente sencillo.

Conocido formalmente como HP3, de Heat Flow and Physical Properties Package, paquete de propiedades físicas y flujo de calor, el «topo» es uno de los dos instrumentos principales de la misión. Su mecanismo percutor que debía haberle permitido introducirse hasta cinco metros bajo la superficie de Marte, aunque ahora el equipo se contentaría con tres metros.

Lleva un sensor de temperatura en su extremo además de sensores cada diez centímetros en el cable que la une a su «estación base». La idea es que esos sensores, unidos a otro en la superficie que permitan estudiar la conductividad térmica de la corteza marciana, aunque sea a un nivel muy local.

InSight en Marte - NASA
InSight en Marte. Delante, a la izquierda, HP3; a la derecha, SEIS – NASA

InSight, de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport, en español, Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transmisión de Calor, tiene como objetivo primario determinar por primera vez si hay actividad sísmica en Marte, la cantidad de calor que emana de su interior, y estimar el tamaño de su núcleo y si es líquido o sólido.

El objetivo secundario de la misión es estudiar la geofísica, la actividad tectónica, y el impacto de meteoritos en Marte. Para ello cuenta con dos instrumentos principales: el ya citado HP3 y un sismógrafo extremadamente sensible conocido como SEIS. Ya en su momento problemas con el sismógrafo obligaron a posponer el lanzamiento de la misión de 2016 a 2018. Así que el equipo está algo acostumbrado a lidiar con problemas.

La misión está en Twitter como @NASAInSight. Además SEIS, el sismómetro, tiene su propia cuenta: @InSight_IPGP. Hay una cuenta no oficial que permite ir viendo las imágenes que llegan desde Marte enviadas por las cámaras de la sonda en tiempo real: @InSightImageBot.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 19 de Octubre de 2020

Cards of Logic

Tengo que comprarme un coche. Mis últimos tres coches fueron muy fiables y eran azules. Así que me compraré un coche azul.

– falsa analogía

El nuevo programa de esa cadena de televisión puede parecer zafio, absurdo y poco educativo, pero la mayor parte de la gente lo ve, así que debe ser el mejor programa.

– sofisma populista

En esta pandemia tenemos que elegir entre economía o salud, no podemos tener ambas cosas a la vez.

– falso dilema

Cards of Logic procede de un curso de lógica y pensamiento crítico de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda). Es un resumen rápido y directo de falacias lógicas, esos argumentos que parecen válidos pero no.

Aunque lo de que la mayoría tengan nombres en latín las hace un poco repelentes, se llaman como se llaman porque se conocen desde tiempos inmemoriales. Curiosamente la mayoría tienen su traducción al castellano, aunque da la impresión de que se usan menos (por ejemplo: ad populum = «sofisma populista»). El culmen de estas denominaciones es quizá el argumentum ad Wikipediam o el Argumentum ad Googlum que son muy del siglo XXI pero con nombres propios de lengua muerta.

Lo importante es conocer todas estas falacias, o al menos las más comunes, para a) reconocerlas cuando alguien está realizando argumento erróneo o falso (a sabiendas) y b) no caer en ellas al razonar respecto a cualquier tema. Si se razona mal, la conclusión puede no ser acertada.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


50 Dangerous Things (You Should Let Your Children Do)

EUR 13,90

Comprar


Four Colors Suffice: How the Map Problem Was Solved

EUR 21,40 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección