23 de Noviembre de 2020

Si hay un cambio que la pandemia de COVID–19 haya acelerado es el de la formación en línea. De ser, en muchos casos, nada más que un complemento, ahora es una pieza fundamental de muchos sistemas educativos.

En el centro CEV (Escuela Superior de Comunicación, Imagen y Sonido) la formación en línea siempre ha sido una opción; con más motivo ahora. Sus cursos en línea permiten a los alumnos y alumnas seguir formándose y dedicarse a aquello que les apasiona a pesar de las circunstancias. Sólo hay que acudir a los centros de Barcelona o Madrid para los exámenes.

Están diseñados para que aquellas personas que se matriculan en ellos siempre se sientan acompañadas a pesar de la distancia al recibir clases en streaming todas las semanas. Los cursos permiten acceder a unas tres horas de contenidos nuevos cada semana y a ejercicios semanales corregidos en vídeo. El profesorado y el personal de soporte de ayuda de la plataforma está siempre disponible y con un tiempo de respuesta mínimo a las consultas que puedan tener.

Además el arranque del curso, que incluye dos años de licencia de las aplicaciones necesarias, está enfocado de tal forma que las personas que se matriculan lo primero que hacen es ponerse al día con el funcionamiento de la plataforma. Como detalle extra es posible matricularse en modo demo para ver si se se adapta a sus necesidades y expectativas.

Técnico Superior en Aplicaciones Multiplataforma Online

Otra cosa que también ha crecido enormemente con la pandemia es la descarga de apps de todo tipo para todo tipo de plataformas. El título de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma del CEV tiene como objetivo formar profesionales cualificados en este campo.

En él se aprende a desarrollar apps nativas para iOS y Android en las que se incluyen conceptos tan importantes como la Realidad Virtual y Aumentada, la Geolocalización, el Internet de las Cosas o la Gamificación. Pero el desarrollo se hace través de una metodología enfocada en la realización de proyectos, lo que permite adquirir habilidades que van más allá de la mera programación. Tanto el programa como los proyectos que se plantean en él están además en constante actualización según las necesidades de la industria. Esto favorece la inserción laboral de las personas que terminan el curso: el 100% de la última promoción ya está trabajando.

Proyecto ZooAR para el Zoo de Madrid
Proyecto ZooAR para el Zoo de Madrid

El curso incorpora también formación en las últimas tendencias en experiencia de usuario (UX) e interfaz de usuario (UI) a nivel profesional para aprender a diseñar y desarrollar entornos digitales y posteriormente monetizarlos.

La titulación obtenida en el curso online es exactamente la misma que en el presencial. Tiene una duración de dos años y al final se obtiene tanto un título técnico superior oficial como un Higher National Diploma, una titulación acreditada por el sistema británico que te permite continuar tus estudios hasta en 120 países.

Tienes toda la información acerca del curso en la web del CEV.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Noviembre de 2020

Collection | Instant Lettering Database

Antes de la autoedición, los programas de maquetación y las tipografías infinitamente variadas, una de las formas más corrientes de crear diseños era mediante hojas con tipografías de transferencia en seco. Se ponía la hoja sobre el papel, se rascaban las letras por orden una por una y ¡listo! Décadas después la Instant Lettering Database busca recuperar y documentar aquellas maravillas del arte «manual».

En su archivo pueden verse muchas de estas características hojas de plástico transparente que ahora denominaríamos tecnología obsoleta, aunque todavía se venden algunas variantes para transferir en ropa y otros materiales. Muchas tipografías están completas; en otros casos faltan letras pero como cada hoja llevaba letras repetidas (normalmente por frecuencia de uso; en español eaolsndruitcpm…) se podrían reconstruir sin mayor problema.

La Lettering Database busca gente que guarde todavía hojas de Letraset y otras marcas y que puedan enviarlas escaneadas a la máxima calidad, para luego limpiar las imágenes y añadirlas a la colección. Aparte de eso las están clasificando por nombres, marcas, año y estilos.

(Vía Swiss Miss.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 21 de Noviembre de 2020

Un Falcon 9 de SpaceX lanzaba sin problemas en la tarde del 21 de noviembre de 2020 el satélite medioambiental Sentinel 6 Michael Freilich. Se trata de una misión desarrollada en colaboración entre la Agencia Espacial Europea (ESA), la Uunión Europea, Eumetsat, la NASA y la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) con contribuciones del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES).

Su objetivo es medir los cambios en el nivel del mar con una precisión nunca lograda hasta ahora. Para ello lleva un radar que permitirá medir variaciones de un centímetro. Es capaz de muestrear fragmentos del mar de 300 metros de largo frente a los 7 kilómetros de misiones anteriores. El nivel del mar es un indicador importante del cambio climático. Sentinel 6 también podrá medir las corrientes oceánicas, la velocidad del viento sobre el mar y la altura de las olas. Sus datos servirán no sólo para estudiar cambios a largo plazo sino también para mejorar las predicciones meteorológicas y marinas, con lo que tendrá un impacto inmediato en nuestro día a día.

Desde su órbita de 1.336 km y 66º de inclinación será capaz de medir el nivel del 95% del mar libre de hielo de nuestro planeta cada diez días. Está en la misma órbita que el Jason 3, un satélite de la NASA que lleva midiendo la altura del mar desde 2016. Va 30 segundos por detrás, lo que permite ver cambios temporales en la misma zona con gran resolución temporal y además ayudará a calibrar los instrumentos del Michael Freilich.

Llevamos recogiendo datos del nivel del mar desde 1992 con la misión TOPEX/Poseidon. Esta misión se solapó con Jason 1, que a su vez lo hizo con Jason 2 y ésta a su vez con Jason 3. Así que está previsto que en 2025 sea lanzado el Sentinel 6B para asegurar que la recogida de datos continúe aún en el caso de un eventual fallo del Sentinel 6.

Los equipos de tierra están en contacto con el Sentinel 6 y encargándose de su puesta en marcha y calibración inicia para ponerlo en marcha en los próximos meses.

La misión lleva el nombre Michael Freilich en honor al antiguo director de la División de Ciencias Terrestres de la NASA. Lamentablemente el Dr. Freilich murió el pasado mes de agosto a causa de un cáncer de páncreas sin poder ver el lanzamiento de «su» satélite».

***

La primera etapa del Falcon 9 aterrizó de vuelta sin problemas en la Plataforma de aterrizaje 4 de la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg desde la que había despegado, con lo que podrá ser utilizada en un futuro lanzamiento.

Era el lanzamiento número 22 del año para la empresa, que con ello bate el récord de 21 lanzamientos que había establecido en 2018. Y si se cumplen las previsiones llegará a los 28 lanzamientos este año.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 20 de Noviembre de 2020

UT1-UTC - Bulletin A value / IAE2000

Tal y como resume Tony Finch en una anotación surgida de un hilo de Twitter, el pasado julio se anunció en el boletín oficial del IERS que en diciembre no habría que añadir ningún segundo intercalar al estándar de tiempo UTC (Tiempo Universal Coordinado) puesto que no ha habido gran variación en la diferencia con el TAI (Tiempo Atómico Internacional).

Los segundos intercalares se introducen oficialmente en el conteo del tiempo porque hay veces que la rotación de la Tierra requiere algún milisegundo más de los que hay en los 86.400 segundos «teóricos» que se le suponen. Si se acumulan muchos empieza a ser notable; de ahí el ajuste ocasional. Esta gráfica muestra la desviación en milisegundos de la «duración del día» respecto a la línea central del 0, que sería un día «redondo» de 86.400 segundos exactos.

Length-of-day chart

La diferencia entre UTC y TAI lleva tiempo siendo de -37 segundos, pero eso no se va a ajustar porque el tema viene de antiguo y sería un despiporre; simplemente como la rotación de la tierra tiende a ser más y más lenta se añade de vez en cuando alguno de esos segundos intercalares, generalmente en junio o diciembre.

Los modelos matemáticos predicen qué va a suceder en el futuro y según Michael Deckers la ratio de divergencia entre UTC y TAI está siendo tan baja que desde 1961 no se veía tanta precisión, así que no parece que en los próximos años vayamos a tener que añadir ningún segundo extra, así que no veremos el famoso 23:59:60 en los relojes, que además la mayor parte de las veces no se «ve» como tal porque pasa desapercibido y simplemente se recupera cuando se ajusta la hora.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo