Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2019

En este vídeo de Seeker Julian Huguet calcula en plan rápido la cantidad de emisiones contaminantes de CO₂ que suponen los lanzamientos de cohetes al espacio. El resultado es que no demasiado: unas 1.350 toneladas de CO₂ por lanzamiento.

Para los cálculos se utilizan los datos del Falcon Heavy y sus tres cohetes lanzadores cargados a tope de combustible. No es un cálculo trivial ni exacto porque muchos de los datos son confidenciales, pero la forma de aproximarlo es:

  • El 95% del cohete es combustible y oxígeno líquido: 425 toneladas.
  • El combustible es RP-1 (keroseno refinado).
  • El 86% del RP-1 es carbono, que se combina con oxígeno líquido.
  • Esto son unas 365 toneladas de carbono.
  • … Que combinadas con oxígeno (O₂) serían 1.352 toneladas de CO₂.

Aunque tantas toneladas parezcan muchas es fácil entender, como luego explica, que son equivalentes a lo que contaminan unos 300 automóviles promedio circulando durante todo un año, dado que un coche emite unas 4,6 toneladas de CO₂ anualmente.

Esto no parece mucho en comparación con los millones de coches que circulan cada día por cualquier país, incluso aunque se lanzaran cohetes a diario. Actualmente «sólo» hay unos 80 o 90 lanzamientos de cohetes al año.

Lo que no entran en el cálculo son otras consecuencias medioambientales del lanzamiento de cohetes que son más difíciles de calcular como las del carbono negro, el óxido nítrico el óxido nitroso y sus respectivos efectos sobre la capa de ozono. La parte buena es que, como ya ha demostrado SpaceX, a día de hoy gran parte de los cohetes son reutilizables para varios lanzamientos.

Peor parece, a simple vista, el problema que están teniendo los astrónomos por el despliegue de miles de satélites que producen contaminación lumínica dificultando las observaciones de los astrónomos. O el de la «basura espacial».

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 10 de Diciembre de 2019

Squirt.Io - Otra forma de leer todo tipo de textos, supuestamente a más velocidad

Squirt.io, de Cameron Boehmer, es uno de esos inventos raros y curiosos que de vez en cuando aparecen por Internet. Es un «sistema» para leer cualquier página web más rápido y con más «concentración». Se instala como un bookmarklet arrastrando un enlace a la barra de favoritos. Entonces basta invocarlo con un clic cuando se está viendo la página que se quiere leer cómodamente. Se supone que puedes llegar a 1.000 palabras por minuto o incluso más.

La mejor forma de entender cómo funciona es probarlo. Básicamente examina la página, extrae el texto principal (un artículo de un blog o revista, por ejemplo) y lo muestra palabra por palabra. Con unos sencillos controles se puede variar la velocidad (de 250 a 1.000 palabras por minuto, wpm). Al arrancar se ve la primera frase completa, luego sólo la que se tiene que leer, convenientemente «centrada» y con color destacado en la letra clave de la palabra en cuestión, que curiosamente no siempre es la central.

Más cosas: el icono de preferencias permite cambiar el tipo de letra y tamaños, así como ver los atajos de teclado. La lectura se puede parar con la barra de espacio, como si fuera un vídeo y con las flechas del cursor arriba y abajo es fácil ajustar la velocidad para llegar al máximo posible. También se puede seleccionar con el ratón el texto a leer antes de hacer clic en el bookmarklet.

Cuando digo lo de invento raro es porque parece uno de esos sistemas basados en una ciencia «Patent Pending» que vaya usted a saber si funciona. Respecto a cómo leemos las personas yo he escuchado de todo: que si es por palabras completas y no por letras, dado que todas llevan redundancia; fijándonos en puntos claves, estudiando las vocales o sílabas más relevantes; saltando a distinta velocidad según la longitud de las palabras… Puede que Squirt.io utilice varias de estas técnicas e incluso otras.

No he cronometrado si realmente es más rápido que «leer rápido» en formato normal, pero lo dudo, al menos en la parte de la comprensión. Aunque siendo justos podría ser que a pesar de la complicación aparente todo es tan legible porque te obliga a estar concentrado: si desvías la mirada leyendo a 600 ppm, ¡adiós frase! Yo he podido llegar cómodamente a 800 ppm, supongo que se puede llegar a bastante más sin problema. Eso sí: de ahí a que todo lo que pasa por tus ojos entre convenientemente filtrado a tu cerebro va un trecho.

Otra cosa es que fuera interesante para la lectura en cierto tipo de formatos, por ejemplo en el móvil donde si vas en el metro o el autobús quizá no sea muy cómodo ir haciendo scroll con el dedo. Para móvil no existe Squit.io, pero sí Spritz y Beeline, en cuyas ideas parece que está basado.

Por cierto que si esto funciona sería un «superpoder» de esos que algunas personas recomiendan desaprender más que aprender. Como eso de ver las películas y series a velocidad ×2 o escuchar los podcasts a ×3. Que parece que es útil pero en realidad ni saboreas, ni disfrutas, ni entiendes ni ná.

(Vía el magnífico hilo de utilidades misceláneas de Nestorcido.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 10 de Diciembre de 2019

¿Es un dron? ¿Es un avión? No, es… ¡Ambas cosas! Pues sí: esto son 800 drones volando en formación para crear la ilusión de objetos gigantescos en el cielo. En este caso son aviones y helicópteros de todas las épocas. Nanchang es la primera ciudad China de la que despegó un avión, algo así como el Kitty Hawk estadounidense. Allí se celebra anualmente una convención del sector aeronáutico; este era el espectáculo de despedida. A pesar de ser cientos no batieron el récord que sigue estando en 1.374 drones en formación (en Xi’an, China).

Los drones van equipados con potentes ledes que pueden variar en intensidad y color, dando así lugar a más efectos, algunos sin tener que moverse siquiera. En cierto modo es como trabajar con píxeles gigantescos en un lienzo de tamaño descomunal. Normalmente estos vídeos están «acelerados» para que los movimientos sean más ágiles y fluidos, porque los drones no dan para más, al menos en formación. Este parece grabado de forma normal y corriente, al menos la mayor parte de las tomas.

Mirando por ahí encontré este otro vídeo sobre cómo es un espectáculo de drones desde dentro que está muy bien y donde se explican todos los detalles: cómo se hace el modelado, la animación, el software que se utilizan y las dificultades técnicas. No es nada sencillo, por mucho que lo parezca.

(Vía The Kid Should See This.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 10 de Diciembre de 2019

Superliminal [Windows] es un juego de Pillow Castle cuyo tráiler le deja a uno perplejo. Es una ingeniosa combinación de perspectivas y juegos visuales que seguro que recibiría el aprobado por parte de M.C. Escher. Una puerta o un cuadro llevan a nuevos escenarios donde hay más puertas y escenarios, donde se pueden encontrar nuevos objetos que representan escenarios… y así hasta el infinito.

Lo más curioso de Superliminal es la forma en que muchas veces los objetos varían según se manipulen. No es algo que no se haya visto antes, pero está muy conseguido: cuando se acercan o alejan ciertos objetos su aspecto en perspectiva parece tornarse en realidad: aumentan o disminuyen de tamaño. Objetos que están separados pero parecen unidos de repente se unen y cobran nueva vida. Me recordó un poco a Echochrome para la antigua PSP.

El argumento sitúa a los jugadores en un centro psiquiátrico en el que se están experimentando nuevas técnicas durante el sueño y de donde hay que «escapar». Más motivo para que todo parezca extraño e irreal, lo cual combinado con esa muzak de ascensor da una sensación si se quiere más agobiante y de encerramiento. Porque lo que parece grande de repente se hace pequeño y… no es tan fácil salir del sueño.

(Vía Txerra.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Luna: Apogeo

EUR 2,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Travesía aérea

EUR 19,00 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Papá, ¿dónde se enchufa el Sol?

EUR 8,54 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección