Por @Alvy — 12 de Diciembre de 2018

Chocolat the [City]

En Rong Design tienen estos deliciosos planos de ciudades de chocolate, bajo el nombre de Chocolat the [City], en diversas ubicaciones –y sabores– para todos los gustos: con leche, blanco, negro, de fresa…

En realidad los planos no son las ciudades así tal cual, sino las características básicas y más significativas de cada una de ellas. Por poner un ejemplo: en Barcelona se emplean edificios cuadrados y calles paralelas, con los icónicos y tan reconocibles chaflanes del Eixample. también están Berlín, París y Pekín.

Chocolat the [Planet]

La otra dulce colección es Chocolat the [Planet], según dicen «inspirada por la NASA», en las que bajo un espectacular packaging hay tabletas de chocolate con leche 70% que muestran las superficies de dos planetas del Sistema Solar: la Tierra y Marte, y también de la Luna, nuestro satélite.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2018

NatGeo / US Navy / US Map from V-2 Rocket
Panorama del Oeste de los EE.UU. / U.S. Navy / Official-John Hopkins University (APL) / NatGeo

En un tuit de National Geographic me encontré con este interesante montaje de fotografías panorámicas desde un cohete V-2 que data ni más ni menos que de 1950. Es un poco como hacer un montaje de Google Earth a lo bestia, pero era lo que había en la época. Y en glorioso blanco y negro.

En aquella época Von Braun ya estaba trabajando para los Estados Unidos y se lanzaban cohetes como los que habían usado los nazis en la Segunda Guerra Mundial en todo tipo de pruebas, lo que llevaría al desarrollo de los cohetes espaciales. Recordemos que uno de esos V-2 cayó en México por accidente.

En la parte izquierda de la imagen se puede ver en un cuadradito pequeño el mapa de los Estados Unidos, el área que se fotografió y cómo se hizo el montaje: prácticamente la mitad del país, 4.300 km de lado a lado, con la base aérea de White Sands (Nuevo México) como punto central, desde 96 km de altitud. El alcance de esas tomas es de unos 1.150 km hasta el horizonte, así que uniendo varias el montaje resulta más espectacular. La curvatura del horizonte no es del todo real (como sería la del ecuador) porque se corresponde únicamente al área abarcada con fotografías en ángulo.

La fotografía de abajo es de un cohete Aerobee que subió hasta 112 km de altitud, y realizó tomas hacia el norte y el sur, desde Wyoming a México (cuadradito derecho pequeño en la parte central). En ambas fotografías panorámicas se observan todo tipo de formaciones nubosas y están indicadas con números las diversas ciudades, montañas y lugares reconocibles.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2018

Esta motocicleta fabricada por NowLab/BigRep se llama NERA y dicen que es la primera completamente impresa en 3D. El «completamente» excluye los componente electrónicos, eso sí. Lo que sí que están impresas con fibra son las ruedas, el cuadro e incluso el asiento.

Las ruedas no llevan aire en su interior; en vez de eso tienen un diseño parecido al de los neumáticos superelásticos de la NASA, aunque no parecen especialmente elásticas, sino más bien una especie de «tejido plástico» semiplano. La dirección también es diferente de las convencionales y no tiene horquilla.

La verdad es que un poco frágil sí que se ve, pero al fin y al cabo es un prototipo. Sólo tenemos el vídeo que es muy llamativo pero no hay más detalles sobre potencia, velocidad, peso máximo, autonomía ni otras especificaciones. Parece que de piloto eligieron a alguien peso pluma, pero aparte de eso tiene buena pinta y como primer paso de un nuevo «estilo» es un comienzo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2018

El futuro era esto: un robot de limpieza parecido a las máquinas de limpieza actuales pero que funciona de forma completamente autónoma. Se llama Auto‑C y es un invento de Walmart, la popular cadena de grandes almacenes y supermercados.

Entre otras cosas barre, aspira y pule los suelos. Curiosamente lleva un asiento (por si hay que usarlo en modo «manual» con un humano pilotando) pero básicamente deambula él solito por la tienda, como los coches autónomos. Va equipado con cámara, sensores y una pantalla táctil de control; también puede ver unas marcas al estilo de códigos QR que se encuentran en las paredes, para orientarse. Al ponerlo en marcha dicen que conviene «cerrarlo» para evitar que los clientes (especialmente niños) tengan la tentación de sentarse encima.

Dicen que si funciona bien y hace la limpieza en dos horas, son dos horas que los operaciones pueden usar «en hacer otras cosas», como reponer productos o atender a los clientes en las tiendas. «Y así podemos bajar los precios». Claro, claro, pensará mucha gente, seguro que ese sueldo que se puede amortizar no acaba «en la buchaca». En fin, cosas del progreso.

Por otro lado el robot-limpiador puede trabajar las 24h excepto el tiempo que necesita para recargarse. Lo mejor de todo es que no cobra sueldo, no se organiza en sindicatos robóticos y no se pone un chaleco amarillo para salir a la calle a protestar. De momento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear