Por @Wicho — 14 de Septiembre de 2020

No estamos diciendo que hayamos encontrado vida en Venus
We are not claiming we found life on Venus – Greaves, J.S., Richards, A.M.S., Bains, W. et al.

Hoy se ha hablado mucho en los medios del fosfano (o fosfina en su denominación antigua) porque ha sido descubierto en la atmósfera de Venus. No sería noticia a no ser porque en la Tierra el fosfano lo producen procesos biológicos. Así que de ahí a los titulares tipo «Astrónomos de Europa y EEUU encuentran indicios de vida en Venus» había un paso. Pero no, no hemos encontrado vida en Venus. Y lo de los indicios es bastante cogido por los pelos.

De hecho el equipo responsable del estudio, Phosphine gas in the cloud decks of Venus, se ha asegurado de incluir en una de las diapositivas de una presentación que hicieron en la Real Sociedad Astronómica la frase «We are not claiming we found life on Venus». Que en español quiere decir «no estamos diciendo que hayamos encontrado vida en Venus.»

Aunque no es menos cierto que en su estudio dicen que han encontrado tal concentración de fosfano en las nubes de Venus que ningún otro proceso que no sea biológico podría explicar esa concentración. Salvo un proceso químico desconocido, como dicen en esa misma diapo.

Y como en esta casa somos muy de Ockham pensamos que es mucho más probable que en efecto haya algún proceso desconocido que esté produciendo esa cantidad de fosfano que hayamos encontrado vida, aunque sea microbiana, más allá de la Tierra.

Además la detección de fosfano se ha producido en una sola longitud de onda y bastante al límiete de la capacidad de detección de los instrumentos utilizados. Así que aún no está claro del todo que no se trate de un falso positivo, algo tan de moda en esta época. El equipo del estudio tiene pendientes nuevas observaciones que les podrían permitir confirmar la detección. Pero la COVID–19 le ha impedido llevarlas a cabo por ahora.

Y luego está en asunto de que es muy difícil estimar cantidades mediante espectroscopía. Así que aunque dan una cifra de unas 20 partes de fosfano por mil millones lo cierto es que hay mucha incertidumbre también en esto. Y su extraordinaria afirmación viene de la extraordinaria cantidad de fosfano que han encontrado. O que creen haber encontrado.

Así que lo dicho, por ahora vamos a pensar que lo más probable es que ese fosfano no tenga origen biológico. Aunque si sirve de disculpa para enviar una misión a Venus, en especial una misión que incluya algún tipo de aerostato, estamos dispuestos a comprar la idea.

De la protomolécula ya hablaremos otro día.

(La diapo vía Un geólogo en apuros).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 14 de Septiembre de 2020

Tierra 2020

Rafael estaba reorganizando el trastero de casa cuando se encontró con un ejemplar de La Revista de El Mundo del 20 de octubre de 1996, titulado Planeta Tierra 2020. Era un cómic ilustrado por Álvaro Ortega con textos de Franscico Rego que estaba inspirado por un informe de la recién creada Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón. Quizá por eso de ser «nuevos» los japoneses tenían que impresionar a los jefes del gobierno de turno y arriesgaron bastante en las predicciones. Vistasx ahora, 24-25 años después, resultan tan risibles como estrambóticas.

De los PDFs del comic y el artículo que nos ha enviado amablemente Rafael tras escanearlos en casa, podemos destacar todas estas joyas, auténticas perlas de sabiduría que venían marcadas como fechas a modo de hitos a lo largo de las décadas del nuevo siglo:

  • 2002: Terminación de la base espacial Alpha – quizá se referían a la Estación Espacial Internacional (?) (1998).
  • 2003: Vacuna contra el sida – ni se la ha visto ni se la espera.
  • 2004: Uso generalizado de los coches eléctricos – va a ser que no, y estamos en 2020.
  • 2005: Generación de lluvia – que se lo digan a los campesinos.
  • 2005: Transformación de los desiertos en zonas húmedas – pues no, de hecho la idea era construir barreras para que no nos invada la arena.

Tierra 2020 - viñeta

  • 2006: Predicción de las erupciones volcánicas – ¿Hola? ¡Eyjafjallajökull!
  • 2007: Reparacion de las selvas tropicales – «Quizás quisiste decir: devastación».
  • 2010: Poblados submarinos – No se había estrenado ni Aquaman, amigos.
  • 2011: Aviones hipersónicos (mach 4) – Más bien tenemos… Ryanair.
  • 2012: Realidad virtual creíbleEjem. Minecraft y gracias.
  • 2013: Fábricas en el espacio – Mientras, en la Tierra, 798 menos.

Tierra 2020 - viñeta

  • 2014: Grandes empresas de reponlación forestalGreta Thunberg cumple 11 años.
  • 2015: Primera base lunar habitada – No hemos vuelto por allí excepto en las series de Netflix.
  • 2018: Cerebros electrónicos que simulan el cerebro humano – TikTok se pone de moda.
  • 2020: Turismo en el espaciote atas con cuerda a 42 globos y ya está.

Me encanta además cuando hay datos numéricos como la mención a los trenes magnéticos que circularían supuestamente en 2020 a un promedio de 600 km/h cuando a día de hoy el AVE de Renfe va a 300 km/h en un buen día, 425 km/h ya tiene mérito y tan solo hay prototipos a 600 km/h. O los rascacielos de 1.000 metros de altura, cuando el Burj Khalifa se ha quedado en 829,8 metros. Eso como un Closer Than We Think pero completamente errado.

En fin, lamento haber sido un poco cruel pero era solo por las risas de lo futurible, algo que inevitablemente sucede en todos los ámbitos, tanto aquí como en Japón. La verdad es que las predicciones sonaban demasiado optimistas… O lo hemos hecho demasiado mal. Curiosamente, como casi todas las predicciones, además iban todas muy desencaminadas sobre todo por el «positivismo»: ni atisbo de Emergencia Climática, deshielo global, ni de las pandemias. Y de la importancia de Internet o las comunicaciones en nuestro día a día, ni un bit.

Tendríamos que hacer una versión actualizada para 2040, y dentro de 20 años la revisamos también por las risas.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 14 de Septiembre de 2020

Test de Personalidad de IBM

Personality Insights es un curioso, tentador e irresistible test de personalidad de esos que hay por Internet, con la diferencia de que esté está realizado por Watson, la inteligencia artificial de IBM y alojado en las páginas oficiales de la compañía. En la página de la web de Watson se explica que «aplica el análisis lingüístico y la teoría de la personalidad para inferir ciertos atributos a partir de texto desestructurado de la persona.» Funciona en castellano además de otros idiomas.

Sin paños calientes: eso significa que se puede alimentar a la IA de Watson con unos cuantos cientos o miles de palabras, una cuenta de Twitter o el texto publicado en un diario o un blog que contenga «experiencias cotidianas, pensamientos, y respuestas» y voilà: análisis completo de personalidad al canto. Gratis y sin tener que pasar por el psicólogo.

Se puede probar yendo a Prueba el servicio > Su Personalidad de Twitter y autorizando la cuenta personal de Twitter para que la app pueda acceder a leerla. Según indica, sólo accede –en modo lectura– a los tuits publicados (últimos ~3.000), tu perfil y las cuentas que sigues –lo cual ya es público– así que no se revela nada raro ni que te robe datos personales. [Ante la duda se puede eliminar el acceso también desde Twitter: Configuración > Datos y Permisos > Aplicaciones y sesiones > Personality Insights IBM > Revocar Acceso.]

Según Nestorcido, que resumió el asunto en un hilo de Twitter y nos escribió para contárnoslo:

IBM varios años desarrollando la IA de Watson y ahora la han puesto a determinar tu personalidad leyendo todos tus Tweets. El resultado asusta: «Usted es excitable, desconfiado y moderado. Usted es seguro de sí mismo: tiende a sentirse tranquilo» (…)

He de decir que tras pasar el test personalmente me dio la misma sensación así de golpe, cual bofetada: «Te gustan las películas de ciencia ficción» (sí) «Te gustan los libros que no son de ficción» (vale) «Nivel de responsabilidad: 83%» (estupendo). Pero al seguir leyendo me quedó la extraña sensación de si esto no sería lo mismo que el horóscopo: generalidades que «aciertan siempre» y otras inferidas de formas demasiado obvias (citas a libros, películas, etcétera). Así que la verdad es que tampoco lo tengo del todo claro.

Personality Insights

Lo bueno es que IBM explica con enlaces lo que es cada concepto y cuál es la ciencia detrás del análisis: cómo se obtienen los datos, filtran y analizan; qué significa exactamente cada factor (Personalidad / Necesidades / Valores) y propensiones; y de dónde salen los números, que básicamente son percentiles. De este modo, alguien «amable al 95%» significa que si ordenaras a 100 personas de menos a más amable, estaría por encima de otras 95 en cuanto a amabilidad (es decir, entre las 5 primeras).

Nestorcido concuerda un poco conmigo en que algunas descripciones parecen un poco de horóscopo; las numéricas quizá no tanto y tengan más base. También apuntó que alguien de Recursos Humanos podría usar esta herramienta como filtro rápido, y lo mismo para un casting, sin tener que hacer complicados tests, básicamente «enchufando» lo que alguna persona ha escrito en su blog o en Twitter.

Al respecto es curioso ver cómo Personality Insights ha analizado los textos del Papa Francisco y ha detectado que seguramente «sea voluntario en obras sociales» (ok) y «es poco probable que esté inscrito en un gimnasio» (seguramente) además de que probablemente «come a menudo fuera» (?!) La IA será muy IA pero siempre se fija en los mismos temas: si te influye la publicidad, si vas al gimnasio, si lees libros o qué tipo de películas te gustan.

Es divertido hacer pruebas con diversas personas y textos y ver si acierta. Yo le metí la autobiografía completa de Luis Buñuel, pero no sabría decir a simple vista si acertó o no. Luego metí la cuenta de @Microsiervos y petó (sic.) Finalmente usé otro muy conocido texto, y el resultado fue el que se muestra arriba, a saber:

  • Expresivo, excitable y sentimental
  • Se deja influenciar por la familia al comprar productos
  • 96% extrovertido
  • Es poco propenso a estar inscrito en un gimnasio

El texto en cuestión era Sin noticias de Gurb, la famosa novela de Eduardo Mendoza a modo de diario de un extraterrestre que llega a la Barcelona preolímpica y le sucede de todo. Quizá porque le encantaban las porras de buena mañana, y comía kilos y kilos de ellas, era por lo que fuera poco probable que estuviera inscrito en un gimnasio (!)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2020

Epoch Converter - Unix Timestamp Converter

Los más geeks están de fiesta porque el reloj del Tiempo Unix (también llamado Unix timestamp o tiempo POSIX) ha pasado hace nada la barrera de los 1.600.000.000, es decir 1.600 millones o 1,6 millardos, palabreja un tanto artificial que nadie usa.

Este número hace referencia al número de segundos transcurridos desde la medianoche UTC del 1 de enero de 1970, sin contar segundos intercalares que algunos años se añaden o quitan para ajustar las ligerísimas variaciones de la velocidad de la Tierra respecto al Tiempo Solar Medio (debido a los efectos gravitatorios de la Luna, principalmente). Se ve que esto del tiempo no es una ciencia exacta.

Se puede ver el conteo tecleando:

date +%s

en cualquier terminal, o bien visitando Unix Timestamp Converter. También se muestra en tiempo real en la página de Wikipedia que explica cómo funciona el Tiempo Unix.

¡Ah, qué tiempos aquellos cuando estábamos en 1.234.567.890!

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Einstein

EUR 9,49

Comprar


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección