Por @Wicho — 17 de Noviembre de 2020

La Resilience atracada en la EEI – NASA
La Resilience atracada en en módulo Harmony de la EEI – NASA

La buena noticia espacial de día frente a la pérdida de los satélites Seosat–Ingenio y Taranis en su lanzamiento es que la Crew Dragon Resilience y su tripulación han llegado a la Estación Espacial Internacional (EEI) sin ningún tipo de sobresalto.

El atraque en el puerto frontal del módulo Harmony se producía a las 5:01, hora peninsular española (UTC +1), con sólo un minuto de retraso sobre lo previsto. La apertura de escotillas entre la Resilience y la EEI se producía a las 6:02.

Victor Glover (@AstroVicGlover), Mike Hopkins (@Astro_illini), Soichi Noguchi (@Astro_Soichi) y Shannon Walker se convertían así en miembros de la tripulación de la EEI, que será su casa durante los próximos seis meses. Junto con ellos entraba también en la EEI un bebé Yoda de peluche que han usado como indicador extra de que estaban en órbita.

Se unen a Sergey Ryzhikov y Sergey Kud-Sverchkov de Roscosmos y a Kate Rubins de la NASA, con lo que la Estación pasa a tener una tripulación permanente de siete personas por primera vez en su historia. Y cinco de ellas tienen cuenta en Twitter.

Es la primera visita de Glover a la Estación Espacial Internacional. Esta es, de hecho, es la primera misión de su carrera. Glover además es la primera persona negra que va a llevar a cabo una misión de larga duración en la Estación.

Para la NASA y, sobre todo para SpaceX, es un hito más en la demostración de que las misiones comerciales al espacio no sólo son viables sino que además son más baratas que los lanzamientos hechos por la agencia. No hay que olvidar que esta es la misión que marca la entrada en servicio de la Crew Dragon como nave de transporte de tripulantes a la EEI.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 17 de Noviembre de 2020

Esta pasada noche el satélite español de observación terrestre Seosat-Ingenio tenía que haber sido puesto en órbita por un cohete Vega. Pero algo falló en la cuarta etapa del cohete con lo que tanto Seosat-Ingenio como Taranis, el satélite francés con el que compartía viaje, han resultado destruidos al no alcanzar la órbita prevista.

En el vídeo no dan la noticia hasta unos 20 minutos y 30 segundos después del lanzamiento. Pero en el 11:55 las caras de quienes están en la sala de control y la gráfica en la que se ve la trayectoria real frente a la prevista ya empiezan a ser más que sospechosas.

Es un duro golpe para los equipos de los dos satélites. Pero aún más para Arianespace y la Agencia Espacial Europea ya que este es el segundo fallo de un Vega. Segundo fallo que además viene justo después del lanzamiento con el que el cohete volvía al servicio. Hay un pequeño consuelo en el hecho de que en esta ocasión el fallo ha ocurrido con la cuarta etapa del cohete, no con la segunda como en el caso anterior. Pero muy pequeño.

Instalación de la cuarta etapa en el Vega - ESA
Instalación de la cuarta etapa en el Vega - ESA

El análisis inicial de la telemetría y de los informes de producción de la cuarta etapa indican que la causa del origen estuvo en un error en su ensamblado. En concreto los cables que tenían que haber sido conectados a los controles de dos de las toberas del sistema de empuje vectorial que controla la actitud de la etapa fueron intercambiados. Así, las órdenes enviadas a una de las toberas iban a la otra y viceversa, lo que hizo que la cuarta etapa empezara a dar tumbos nada más activarse sus motores, lo que llevó a la pérdida de la trayectoria y de la misión.

Dentro de lo que cabe esta noticia no es de lo peor que podía haber pasado, ya que no se trata de un fallo de diseño, aunque cabría preguntarse por qué los cables son intercambiables. Pero queda la pregunta de por qué los controles de producción y las pruebas previas al lanzamiento no detectaron este problema. Así que aún quedan meses sin nuevos lanzamientos del Vega, el cohete pequeño de la flota de la ESA, mientras esto se esclarece.

Y habrá que ver si se construyen nuevos ejemplares de los satélites para volver a lanzarlos. En el caso de Ingenio parece cuando menos complicado ya que al parecer el Ministerio de Ciencia no había suscrito ningún seguro de lanzamiento. Pero en cualquier caso aquí estamos hablando de años de retraso en las misiones.

SEOSAT (Spanish Earth Observation SATellite, Satélite español de observación terrestre), también conocido como Ingenio, era el proyecto más ambicioso del sector espacial español, con una inversión de unos 200 millones de euros.

Dotado de una cámara capaz de obtener imágenes de la superficie terrestre con una resolución de 2,5 metros el objetivo era que se utilizara como apoyo en campos como la cartografía, agricultura, silvicultura, el desarrollo urbano y la gestión del agua.

La información que iba a obtener hubiera estado a disposición de distintos usuarios civiles, institucionales y gubernamentales de España. Y también de otros usuarios europeos dentro del programa Copérnico de la UE y del Sistema Mundial de Sistemas de Observación de la Tierra (GEOSS) del Grupo de Observación de la Tierra (GEO).

Taranis, por su parte, tenía como objetivo estudiar las interacciones que ocurren sobre las tormentas entre la atmósfera media y alta, la ionosfera y la magnetosfera (cinturones de radiación). Es un proyecto del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES)

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Noviembre de 2020

En este timelapse grabado en un sitio llamado Holes Bay (en Dorset, Inglaterra) se ve cómo ha sido la instalación de un Megapack de Tesla con una capacidad de 15 MWh. Se ha instalado como sistema de apoyo para la red eléctrica convencional de la zona.

Sólo por comparar lo incomparable, la capacidad de las baterías de un coche eléctrico que recorre cientos de kilómetros de un tirón está entre los 35 kWh de los pequeños y los 100 kWh de los grandes; esto son MWh y multiplicando si no me equivoco serían entre 150 y 500 veces más.

Cada Megapack de Tesla tiene una capacidad individual de unos 3 MWh; con forma de gigantesco armario metálico no ocupa demasiado espacio (todo es relativo, pero según parece es notablemente menos que otras opciones) y dicen que «sólo» necesita una base de hormigón sobre la que bajarlo con una grúa, como se ve en el vídeo.

(Vía Electrek.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Noviembre de 2020

3,357 Ideas | Ideasgrab

3.357 ideas es una curiosa página similar a la típica lista de notas que tenemos muchas personas con ideas e inventos que estarían bien si existieran, y que se ofrecen para cualquiera que quiera usarlas. Aprovecho para recordar el importante pero no muy conocido concepto de que las ideas en sí no son patentables.

Eso sí: el montaje de la página es penoso; de hecho es un WordPress a medio instalar, pero bueno: resaltando con el ratón cualquiera de las ideas aparece un menú que permite compartir la idea fácilmente en Twitter, Facebook, LinkedIn y similares. Se ve todo un poco viejuno (aunque pone que «se actualiza a diario») pero seguramente lleve tiempo abandonada, aunque las más de 3.300 ideas –las más recientes arriba– dan para leer un buen rato y son a cual más curiosa. En el momento de escribir esto la lista se llama 3.357 ideas.

Si se mira la lista por el final se ven muchas ideas en negrita; no queda muy claro si son las que «ya se han convertido en realidad» (ej. una app que te dice cuáles son los aseos públicos más cercanos, Public Toilet Finder) o las «más deseadas» (ej. editar los tuits de Twitter). Probablemente haya un poco de ambas cosas. También hay muchas claramente ya «inventadas» pero sin marcar.

Entre las más recientes que me parecieron ingeniosas:

  • 13. Botes de ketchup y mayonesa con pitorros por ambos lados.
  • 18. Sombrilla con paneles solares para recargar los móviles.
  • 24. Integrar las calificaciones de la IMDB en Netflix.
Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo