Por @Wicho — 11 de Enero de 2021

El primer 777X despegando - Boeing
El primer 777X despegando - Boeing

Medio escondida en una nota de prensa sobre la nueva cabina Economy Premium de los Airbus A380 que aún tiene que recibir y mejoras en el resto de las cabinas de esos aviones Emirates ha deslizado la noticia de que no va a recibir ningún Boeing 777X hasta 2023. Así que la entrada en servicio del modelo se retrasa hasta ese año.

Cuando Boeing presentó el 777X en 2013 el cliente de lanzamiento iba a ser Lufthansa en 2020. Pero luego la aerolínea redujo su pedido y anunció que quizás retrasaría la entrega de los 777X que aún dejaba encargados. Así que el cliente de lanzamiento pasó a ser Emirates, que tenía encargados 150 ejemplares, en 2021.

El primer prototipo de 777X voló en enero de 2020, y para entonces aún se manejaba una fecha de entrada en servicio de mediados de 2021. Pero a mediados de 2020 Boeing anunció que no esperaba entregar el primer ejemplar hasta 2022. Y ahora, a tenor de lo que dice Emirates, será en 2023. Aunque no queda claro del todo si es porque Boeing no llega a tiempo o porque la aerolínea, con la que está cayendo por la pandemia de covid, ha decidido retrasar las entregas del nuevo avión.

Con una longitud de 76,7 metros y una envergadura de 71,8 el 777-9 será el avión más grande que jamás haya fabricado Boeing, aunque hay una variante ligeramente más corta, el 777-8, con 69,8 metros de longitud. El -9 tendrá un alcance máximo de 13.500; el -8, por su parte, llega hasta los 16.170.

El 777X incorpora al la familia del 777 muchas mejoras que Boeing desarrolló para el 787. De ellas destacan las alas, fabricadas en materiales compuestos como las del 787, que cuentan con puntas plegables de 3,4 metros para que el 777X pueda operar desde los mismos aeropuertos que cualquier otro 777.

Con todas las mejoras Boeing promete a las aerolíneas coste por asiento de un 777X un 33% menor que el de un 747-400, un 22% menor que el de un A380, un 13% menor que el de un 777-300ER y un 10% menor que el de un A350-1000. Para los pasajeros, aparte de maleteros más grandes y una presurización y nivel de humedad en cabina mayores que proporcionan más comodidad y se supone que redicen el jet-lag, el 777 incorpora ventanas como las del 787, que son enormes y molan todo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 10 de Enero de 2021

Alguien se preguntó hace tiempo si se podría cocinar un pollo a hostia limpia, una idea basada en un principio científico:

Si la energía cinética se convierte en energía térmica… ¿Cuán rápido habría que abofetear a un pollo para cocinarlo a hostias?

La pregunta se convirtió en meme y se basaba en la ecuación de conversión entre energía cinética y térmica (1/2mv²=mcT) tomando como factores que una mano pesa unos 0,4 kg, se puede dar una bofetada a unos 11 m/s (40 km/h) de velocidad, que el pollo pesa 1 kg y tiene una capacidad calorífica intrínseca de unos 2720 J/Kc. Para cocinarlo habría que elevar la temperatura de 0°C a 205°C. Cada bofetada generaría un incremento de temperatura de unos 0,0089°C así que haría falta darle 23.034 hostias «estándar» para que quedara cocinado.

Eso sí, el proceso se puede reducir a una sola y poderosa bofetada, la mayor de las hostias imaginables, que sería una con la mano abierta pero a 1.665 m/s o unos 6.000 km/h, prácticamente Mach 5. Eso son cinco veces la velocidad del sonido, así que el pollo ni la oiría venir. También está al límite de la velocidad supersónica, por lo que podríamos hablar de una hostia supersónica con propiedad. Más allá sólo estarían las velocidades hipersónicas (Mach 5 a 10) y Superhipersónicas (Mach 10 a 25), que podríamos intuir podrían cocinar pollos más grandes.

Eso sí, el resultado no es demasiado comestible. En el vídeo de N. Rabino creado con Ansys 17.0 se ve una simulación con el pollo en forma de gel balístico y cómo en cuestión de microsegundos y tras indescriptibles ruidos (que nos ahorran en el vídeo) tanto el pollo como la mano se desintegran en millones de partículas debido a la liberación casi instantánea de energía.

Así que tanto la ciencia como los cocinillas puede estar tranquilos porque esta forma de cocinar pollos no es adecuada para el consumo humano, únicamente como mero entretenimiento.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 9 de Enero de 2021

Se puede hacer que los asistentes digitales de Alexa y Amazon jueguen al ajedrez «de viva voz» como puede verse en esta partida completa. La gente de Pallant Digital escribió algo de software para sentar virtualmente a las dos inteligencias artificiales delante del tablero, no sin dificultades.

La partida que se ve no demuestra un gran dominio del juego, también hay que decirlo. Además la grabación requirió tres intentos, porque los dispositivos se quedaron colgados y no hacían nada. En un momento dado además dicen que Alexa intentó «hacer trampas» diciendo que un movimiento era ilegal (aunque no lo era) pero la partida pudo continuar.

Como demostración, cuando termina la partida y se oye el «¡He ganado!» es gracioso devolvernos al mundo real en el que se ve que las máquinas ni siquiera se enteraban muy bien de lo que estaban haciendo.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 9 de Enero de 2021

Según informa FlightRadar24 los controladores aéreos perdieron el contacto con el el vuelo 182 de Sriwijaya Air unos cuatro minutos después de su despegue del aeropuerto de Yakarta después de que el radar indicara una pérdida de altura de unos 3.000 metros en menos de un minuto. Una vez activados los protocolos de emergencia se encontraron restos del avión a unos 19 kilómetros del aeropuerto de origen en la zona de las Mil Islas.

Los primeros informes indican que iban a bordo 62 personas entre pasajeros y tripulación.

El avión involucrado es el Boeing 737-500 con matrícula PK-CLC. Es un avión con 26 años de antigüedad. Así que importante tener en cuenta que sea cual sea la causa de esa pérdida de altura y del accidente no puede tener nada que ver con el sistema MCAS de los Boeing 737 MAX que causó los accidentes de los vuelos 610 de Lion Air y 302 de Ethiopian Airways que dejaron al MAX en tierra en marzo de 2019.

El PK-CLC en una foto de diciembre de 2017 – CC Ikko Haidar Farozy
El PK-CLC en una foto de diciembre de 2017 – CC Ikko Haidar Farozy

Fabricado en 1994 el PK-CLC operó desde ese año a 2010 para Continental Airlines, de 2010 a 2012 para United Airlines, y desde el 14 de mayo de 2012 para Sriwijaya Air. Sriwijaya Air es la tercera aerolínea más grande de Indonesia y está incluida en la Categoría 1 de la Autoridad para la Aviación Civil de Indonesia, la más alta en términos de seguridad operativa.

Actualización – Ya han sido localizadas las dos cajas negras del avión siniestrado. La tarea de dar con ellas ha sido facilitada gracias a las balizas sonoras que incorporan precisamente para casos como estos. Dado que los restos del avión están a una profundidad de poco más de 20 metros no debería haber demasiadas complicaciones a la hora de recuperarlas. Y como es lo habitual habrá que esperar al análisis de los datos que contienen para esclarecer las causas del accidente.

(Gracias por el aviso, Mapi).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo