Por @Alvy — 22 de Marzo de 2020

History of Icons

Esta pequeña joya titulada History of Icons recopila toda una historia de los iconos de las interfaces de usuario desde el principio de los tiempos jurásicos de la informática (1981) hasta hace unos años (2015 concretamente).

Esta peculiar historia comienza de forma más precisa con el Xerox STAR, con los diseños de David Smith y Norm Cox, que luego serían copiados en el Lisa de Apple. Los últimos ejemplos son de 2013, con los iconos planos y 2015, con un poco de autobombo de la gente de Futuramo, que es quien ha desarrollado esta web.

History of Icons

La historia cubre un poco de todo: el trabajo de Susan Kare para el Macintosh (y también Windows y NeXT), la llegada del color con el Amiga Workbench, el GeOS de Commodore, el skeumorfismo del NeXTSTEP, el «realismo» primitivo de Windows, el Sistema 7 de Apple y BeOS o el boom del realismo casi fotográfico del Mac OS X.

Luego llegaron la era de los efectos en Windows 7, el rococó de OS X y hacia 2007-2008 los iconos para móviles de iOS y Android. Tuvimos que esperar a la década 2010 para que volviera aqueño de que «menos es más» en Windows Phone.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 22 de Marzo de 2020

Despegue del cohete - Roscosmos
Despegue del cohete - Roscosmos

Tras un lanzamiento sin problemas OneWeb ya ha establecido contacto con los 34 nuevos satélites puestos en órbita ayer. Fueron colocados en una órbita casi polar de 450 kilómetros de altitud. Usarán sus propulsores para subir a los 1.200 en los que operarán.

Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb
Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb

Es el tercer lanzamiento de satélites de esta constelación tras el de seis satélites en febrero de 2019 y el de otros 34 en febrero de 2020. Eleva el total de satélites activos de la constelación a 74.

El objetivo de OneWeb es lanzar una constelación de satélites que ofrecerán acceso a Internet de alta velocidad y baja latencia –como si tuvieras fibra, dicen– a cualquier lugar del mundo. Esto incluye embarcaciones y aeronaves pero especialmente aquellos sitios a los que no llegan las infraestructuras de telecomunicaciones.

Para ello planea lanzar 648 satélites (588 activos y 60 rservas) en una primera etapa aunque el objetivo es aumentar el número de satélites en órbita si aumenta la demanda. El objetivo era llevar a cabo diez lanzamientos este año incluyendo los dos ya hechos. Pero está por ver cómo afecta la pandemia de coronavirus a la producción y envío de los satélites a sus lugares de lanzamiento.

Y tampoco hay que olvidar que se rumorea que SoftBank, el accionista principal de OneWeb, está considerando declararla en bancarrota porque los costes están siendo mayores de lo esperado y no llegan nuevas inversiones.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Marzo de 2020

En este vídeo de Mark Rober que es casi literalmente «para niños de cuatro años» se llevan a cabo algunos experimentos con niños de primaria para mostrar cómo en un entorno normal y corriente –una oficina o un hogar no son muy diferentes– se produce la propagación de gérmenes y virus a través de las manos y los objetos.

Tal y como explica Rober al comenzar, no existe todavía una «linterna mágica» que ilumine los gérmenes o virus, así que hace lo más parecido: utilizar un polvillo especial que reacciona con la luz negra (UV-A) que resulta invisible a simple vista pero visible cuando se ilumina con luz ultravioleta combinada con un poco de luz visible con una linterna especial. Entonces comienzan los experimentos:

  • En uno de ellos, tan solo la profesora de la clase se pone el polvillo-virus en las manos, dándoselo a tres niñas al saludarlas al comenzar el día. Al final de la clase todo está «contaminado»: mesas, manos, caras, cajas, el teléfono… el polvillo (gérmenes/virus) han llegado a todas partes.
  • En otro de los experimentos se comprueba cómo de fácil es que el polvillo llegue a la cara, más concretamente a la boca, nariz u ojos, los tres orificios principales de entrada que tienen este tipo de virus. Son, como apropiadamente dice, como nuestro canal de ventilación de la Estrella de la Muerte.
  • También hay un experimento para comprobar si es posible que el polvillo se transfiera a la cara aun intentando no tocarse, lo cual resulta un absoluto frasco porque tendemos a tocarnos 15 o 20 veces por hora sin darnos siquiera cuenta.
  • En otra prueba se pide a los niños con manos «contaminadas» que se laven las manos: el lavado resulta ser bastante deficiente y siempre quedan restos de polvillo bastante visibles. De ahí la importancia de lavarse correctamente las manos y hacerlo durante al menos 20 segundos.
  • También se muestra cómo darse la mano si se están contaminadas es mala idea. En una cadena con cinco niños que se dan la mano por orden todos muestran la inequívoca señal de «contagio» al terminar. Esto puede llegar incluso a cadenas de ocho personas. Por eso que entre las recomendaciones están no saludarse con besos ni dándose la mano sino de formas ingeniosas y divertidas: con el codo, los pies, un gesto con la cabeza o simplemente con la mirada.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Marzo de 2020

La forma en que se difunden el aire y las partículas (incluyendo virus) que tenemos en los pulmones y la boca al toser varía dependiendo de cómo lo hagamos y qué medidas protectoras tomemos. Este vídeo de la Bauhaus-Universität Weimar muestra lo que sucede exactamente al respirar o toser utilizando diferentes medidas protectoras:

  • Respirando normal
  • Tosiendo
  • Tosiendo tapándose con la mano
  • Tosiéndose en el codo
  • Tosiendo con una mascarilla para polvo
  • Tosiendo con una mascarilla quirúrgica

Los resultados son claramente visibles; no hay más que ver la dispersión y distancia a la que llega el aire expulsado y las partículas o virus que pueda haber en él. La recomendación de la OMS para evitar contagios en esta época de coronavirus es usar una mascarilla (si se está infectado) y en caso de no disponer de una de ellas o no estar infectado toserse en el codo, no usar la mano. Lo cual además de más seguro es más estiloso:

Do the Dab

El vídeo por cierto está grabado con la técnica del espejo schlieren y una cámara que recoge distintas variaciones de refracción de las partículas en el aire, lo que permite ver de una forma muy peculiar y detallada cómo se mueve el aire alrededor de la persona.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD