Por @Alvy — 11 de Julio de 2018

Esta tecnología desarrollada entre Nvidia, la Aalto University y el MIT promete. Básicamente es un algoritmo de aprendizaje automática que según dicen «se entrena en minutos, no en días» y que es capaz de eliminar lo que se conoce habitualmente como «grano» o ruido en las fotografías. El «grano» es un término que proviene de la época de la película fotográfica tradicional y que hoy en día sería más bien «ruido digital»; se produce debido a condiciones como la falta de luz: los sensores simplemente no registran la luz entrante con la precisión suficiente y hay sustanciales variaciones entre píxeles cercanos.

En el vídeo pueden verse diversos ejemplos en lo que se añade «ruido digital» de los denominados «gaussiano» o «de Montecarlo» (básicamente aleatorio) a diversas fotos. Tras la restauración automática la imagen recupera su aspecto de color uniforme y nítido. No vuelve a ser la original, pero casi.

Dicen que también es útil en fotografía astronómica, en el examen de escáneres y radiografías y en general en imágenes en las que no es fácil conseguir datos limpios por condiciones de baja luz o poca sensibilidad.

Como bonus esta tecnología puede utilizarse para eliminar texto sobreimpreso en las imágenes, con resultados bastante llamativos. Esto sin duda disparará las alarmas de los amantes de las marcas de agua fotográficas (quienes como leí por ahí una vez, son esa gente que considera que la mejor forma de proteger sus creaciones es «orinándose encima de ellas»). Seguro que ese uso traerá polémica.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 9 de Julio de 2018

24 horas londes gigatimelapse

Según sus autores 24 Hour London es el primer time-lapse con imágenes de tamaño gigapixélico. De 7,3 gigapíxeles, en concreto. No es la panorámica de mayor tamaño ni mucho menos (hace unos años se realizó una panorámica de 360 grados y 320 gigapíxeles, también de Londres) pero sí la primera que permite ver la misma imagen a diferentes horas del día, en una especie de time-lapse manual: para recorrer las 24 horas del día hay que ir pulsando cada hora del día en la parte inferior.

El time-lapse permite ver toda la panorámica o concentrar la vista haciendo zoom. Permite ver, por ejemplo, cómo varía el nivel de la marea a lo largo del día — haciendo que los barcos y barcazas asciendan o desciendan.

El proyecto es un contenido promocional de Lenstore en colaboración con Nikon (se utilizó una cámara Nikon D850 con un objetivo AF-S Nikkor 300mm f/2,8) y aunque algunas imágenes están un poco borrosas y faltas de nitidez el efecto conseguido con 24 Hour London es bastante espectacular.

Vía Engadget.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 8 de Julio de 2018

Draw This Camera / Dan Macnish

Dan Macnish ha inventado una pseudocámara que llama Draw This que es como una cámara Polaroid que en vez de imprimir fotografías dibuja bocetos de la escena que se fotografía. «Lo divertido es que nunca se ve la imagen original; los resultados son dibujos muy sencillos que lo mismo aciertan o en los que te aparece de repente una cabra».

El montaje consiste en una Raspberry Pi con una sencilla cámara y una pequeña impresora. Está programada para analizar la imagen y los objetos que hay en la escena (personas, animales, plantas…) y luego enlazarlos con el conjunto de datos de Quick, Draw de Google. Se marcan las zonas de los objetos y se recrean allí los dibujos de Quick, Draw! que como es bien sabido proceden del entrenamiento que hicieron miles de personas

El resultado es bastante raro y tierno, un poco infantil, que además de la diversión de las «polaroids instantáneas» tiene la gracia del efecto sorpresa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 3 de Julio de 2018

El año pasado el veterano fabricante de cámaras fotográficas Yashica se descolgó en Kickstarter con la Yashica Y35, una cámara digital que utiliza carretes que en realidad no son carretes de película y tampoco almacenan fotos.

La campaña de financiación de Yashica terminó bien y el proyecto salió adelante. Ahora la compañía muestra en este vídeo algunas fotografías tomadas hace uno días con una de estas Y35.

Técnicamente la cámara no es nada del otro jueves: acabado en plástico que imita metal, sensor de cámara de móvil de 14 megapíxeles, objetivo fijo de 28 mm f/2,8, alimentación con dos pilas AA... y carece de pantalla digital.

27a6c89d123c4cf63e2a05596b1483a2 original

Lo interesante de la Yashica Y35 está en (o podría estar en, cuestión de opiniones) el uso de carretes que Yashica llama digiFilm y que son algo así como "filtros" de Instagram pero físicos: cada carrete proporciona a las imágenes digitales un aspecto, proporción, estilo y un efecto visual, incluso grano, característico y semejante al que producían antaño diferentes tipos de películas química de verdad.

De este modo es posible aplicar diferentes estilos y efectos sin necesidad de que la cámara tenga botones, si bien tampoco es nada que no pueda hacerse posteriormente con un ordenador o incluso desde el teléfono móvil.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear