Por @Alvy — 19 de Agosto de 2022

Harbor Digitizing - Nomadic Research Labs

Steven K. Roberts heredó una colección de películas de 8mm de su padre filmadas durante casi 50 años. Se dedicó a digitalizarlas la máxima calidad posible, y con lo que aprendió decidió ofrecer sus servicios al público, convirtiendo la afición en negocio. Pronto amplió los formatos: Super 8, 35mm, diapositivas, negativos, Beta, VHS, 2000… y así con todos los formatos que pudo encontrar comprando poco a poco diverso equipamiento. Al final acabó siendo capaz de digitalizar «cualquier formato casero inventado por la humanidad», y de ahí su título de Mago con una máquina del tiempo, según le denominaron en una pequeña revista, el Journal of the San Juan Islands,.

La labor de Roberts es peculiar e incluso diría que entrañable porque trabaja con un material único: los recuerdos únicos e irrepetibles de cientos de familias, escenas históricas y momentos irrepetibles. ¿Te has fijado en que siempre que la gente huye de un incendio o inundación intenta llevarse o lamenta haber perdido sus álbumes de fotos? Todo lo demás puede reemplazarse con dinero, pero para mucha gente la caja de fotografías o los vídeos familiares son irremplazables.

Me parece un trabajo encomiable y envidiable, además de satisfactorio, aunque resulta duro, muy manual, delicado y requiere mucho tiempo (si alguna vez has intentado escanear fotos o convertir vídeos lo sabrás). Yo hice un intento de digitalización completa de la historia familiar antigua y acabé montando una especie de caja de luz para poder «escanear» (fotografiar) fotos antiguas –la calidad de un iPhone o casi cualquier cámara es más que suficiente– y compré una capturadora de vídeo barata (~25€) que funciona sorprendentemente bien. Para las diapositivas no tengo una buena solución, excepto un escáner plano que es lentísimo y ocupa mucho espacio. En general la idea es tener una buena captura y si luego necesitas las fotos ya puedes meterte a cuestiones de retoque y reparación.

Roberts ofrece sus servicios en los Nomadic Research Labs, que toman su nombre de su actitud de «tecnómada». Según parece le gustan los inventos y en los años 80 creó una bicicleta computerizada, con red local y todo, que ahora está en el Computer History Museum de California. Con esa bicicleta podía ir de un lado a otro rodeado de tecnología, de ahí el peculiar término que combina tecnología+nómada.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 19 de Agosto de 2022

Redline Challenge: concurso de fotografía - Canon Spain
© Piotr Skrzypiec, ganador del Redline Challenge 2021

Como en este siglo ya hay «días para todo», resulta que hoy es el Día mundial de la fotografía. Canon Spain ha aprovechado para anunciar una nueva edición del Redline Challenge un concurso de fotografía en el que cualquiera puede participar:

El Redline Challenge es un concurso pensado para fotógrafos aficionados entusiastas que quieran poner a prueba su creatividad y sus conocimientos técnicos (…) La fotógrafa documental Laura El-Tantawy y un jurado evaluarán la composición, creatividad y dominio técnico de cada imagen.

La temática se titula «Historia fugaz», lo cual puede entenderse de muchas formas. Así que si te gusta la fotografía a lo mejor te animas a enviar alguna de tus mejores fotos para participar en el concurso. El año pasado recibieron 36.000 fotografías. Los trabajos deben tener un tamaño de 2000px en el lado más largo, a 150 ppp y la fecha límite es el fecha 16 de septiembre de 2022.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Agosto de 2022

En Syrp Lab tienen este interesante artículo al que acompaña este vídeo resumiendo qué tecnología de estabilización es mejor para las tomas en vídeo con diferentes tipos de cámaras. Esto va desde la GoPro para deportes de acción al típico iPhone o las cámaras digitales de gama alta y profesional. También incluye la solución a la desesperado consistente en meterle el «filtro de estabilización» de Adobe Premiere, iMovie o similar a la película una vez ya grabada y que sea lo que $deity quiera.

Lo más interesante es cómo explica de forma rápida y con ejemplos cómo funcionan los estabilizadores de las cámaras, tanto los de la GoPro o el iPhone (digital con giróscopo) como los de las cámaras de gama alta (con sensores móviles o directamente utilizando cardanes profesionales). Los cardanes son bastante espectaculares y muy resultones, pero también son incómodos y generalmente caros o muy caros.

También hay una sección dedicada a cómo funcionan los sistemas de detección de objetos con los que los filtros digitales ajustan las imágenes y cuáles son los problemas típicos: cuando se cruzan objetos por el primer plano, cuando el movimiento no es tanto de vibración como de giros, cuando se quiere mantener el desenfoque de movimiento pero no hay manera… Son conceptos importantes que pueden ayudar a grabar con menos vibraciones si se conocen.

La conclusión está en los primeros segundos del vídeo: a veces una GoPro de 800 euros es mejor que una cámara con cardán de 27.000 euros, básicamente porque al resultado de las GoPro –que es casi siempre mejor– se añade el hecho de que te las puedes poner en el casco o el cuerpo mientras andas por ahí haciendo el cabra. Y aunque una cámara de vídeo profesional con un cardán pueda ofrecer más calidad para según qué tomas cinematográficas, no siempre es eso lo que se busca. Así que la recomendación final es usar cada cámara para lo que está pensada y santas pascuas.

(Vía PetaPixel.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 15 de Agosto de 2022

En este vídeo Steve Ramsden ha recopilado 10 consejos para filmar maquetas en miniatura que son a la vez sencillos y muy resultones, de modo que con un poco de paciencia y tecnología bastante sencilla y barata (en ocasiones cuerdas y palos de escoba) se puedan mejorar esas tomas para que queden mucho mejor.

En sus ejemplo utiliza una maqueta de un avión supersónico de la famosa serie británica Thunderbirds (1965) aunque hay otros ejemplos con maquetas de naves espaciales, tanques o barcos. Y también secuencias famosas de Star Wars, Titanic, Apolo 13 y otras películas a modo de ejemplos.

El objetivo es siempre que el resultado sea realista, lo cual se puede conseguir con un adecuado conjunto de maquetas, iluminación, lentes y trucos de cámara. Un ejemplo típico es filmar la maqueta desde un punto lo más bajo posible –como el borde de una mesa, como si la altura cámara de la cámara también estuviera «a escala»– con una lente de 16 ó 22mm, ajustada a ƒ22, 60 fps (cámara lenta) y velocidad 1/120, todo ello bajo unos focos potentes.

La lista de consejos incluye:

  1. Cuanto más grande la maqueta, mejor… aunque será más cara y complicada de montar y pintar, naturalmente.
  2. Objetivos: cuanto más angular, mejor (ej. 16mm mejor que 105mm).
  3. Profundidad de campo: cuanta menor apertura, mejor (ej. ƒ22 mejor que ƒ2,8).
  4. Buena iluminación para evitar sombras poco realistas.
  5. Texturas: un poco de suciedad no viene mal.
  6. Movimiento: debe ser extremadamente suave (aquí ayudan inventos caseros: ruedas, cables y similares).
  7. Cámara lenta: si se puede grabar a más de los 25-30 fotogramas por segundo habituales (por ejemplo a 60, 120, etc.) se pueden conseguir efectos más realistas y movimientos más suaves.
  8. Desenfoque de movimiento (Motion Blur): lo mejor es ajustarlo al doble de la velocidad (fps) para que se vea natural.
  9. Fuego y agua: son los enemigos de las miniaturas porque nunca son realistas. Mejor añadirlos digitalmente en postproducción.
  10. Combinar miniaturas y escenas reales. Usando el croma se pueden obtener estupendos resultados con personas delante de maquetas que parecen gigantescas, es uno de los trucos más habituales.

El vídeo me ha parecido tremendamente claro y didáctico, sin enrollarse absolutamente para nada, de modo que en menos de 10 minutos permite hacerse una idea de todos los conceptos básicos para este tipo de grabaciones en vídeo. Toda una lección de fotografía cinematográfica.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro