Por @Wicho — 17 de Diciembre de 2018

Una anotación que llevo literalmente años procrastinando es aquella en la que se supone que iba a explicar cómo edito mis fotos aerotrastornadas. Pero mientras –ejem– le pongo remedio a eso el vídeo Edición de fotografía aeronáutica con Lightroom + Nik + Photoshop coincide bastante con lo que hago yo.

Los ajustes de colores, recorte y rotación de la foto son, obviamente, cuestión de gustos. Pero lo que explica de ajustes de niveles está muy bien. Mi única pega real –ya se sabe que cada maestrillo tiene su librillo– es que yo los ajustes de nitidez y enfoque los aplico siempre después de poner la foto a su tamaño final.

Programas utilizados: Lightroom, Nik Collection y el Photoshop de (casi) toda la vida.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 4 de Diciembre de 2018

Past Vu / Retro Photos

Past Vu / Retro Photos es una curiosa web rusa en la que hay miles de fotos históricas georeferencias sobre un mapa del mundo. Esto lo convierte en un buscador de fotos-por-lugares a la vez que un buscador de fotos-por-fechas. La interfaz además es muy sencilla y ágil. Se puede perder un buen rato saltando de un sitio a otro con el ratón y disfrutando del «mundo antiguo».

Además de elegir un lugar acerca del que ver qué fotos históricas hay se puede elegir el rango de fechas (barra inferior) para afinar los resultados. También hay una Galería en la que se pueden consultar por regiones y otros detalles.

La web en general está muy bien, aunque por su origen está lógicamente más centrada en los contenidos rusos y probablemente tenga mucho más material de los países del Este y de Europa que de España, donde en cualquier caso hay muchas fotos catalogadas desde los años 1850 en adelante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 28 de Noviembre de 2018

La perspectiva lo es todo. En Macro Room muestran cómo incluso los objetos más cotidianos pueden adquirir una nueva y colorida vida si se miran suficientemente de cerca.

El vídeo apenas dura 90 segundos pero da tiempo a jugar a adivinar qué es cada objeto antes de que el zoom se aleje y muestra de qué se trata en realidad. Un poco como popularizaron CSI y otras series y películas, pero en plan casero. Tal y como hemos visto en otros montajes del mismo autor los detalles pueden llegar a ser muy engañosos.

El vídeo no tiene más truqui que el hecho de utilizar varias cámaras con macros y lentes convencionales para abarcar todas las distancias, montándolas luego oportunamente para dar la sensación de continuidad. Desde luego la técnica la tiene bien depurada el artista.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 24 de Noviembre de 2018

Para conmemorar el 20º aniversario del lanzamiento del primer módulo de la Estación Espacial Internacional el astronauta Alexander Gerst ha creado Space Station 20th: longest continuous timelapse from space. Es un timelapse que recoge dos órbitas alrededor de la Tierra de la EEI. En total son 21.375 fotogramas mostrados a 12,5 veces su velocidad real. Así unos 180 minutos quedan reducidos a apenas 15.

El vídeo incluye un mapa para que puedas ver por donde va la Estación y algunas etiquetas para que puedas identificar el terreno sobre el que está volando, aunque en algunos casos son nombres de ciudades y en otros nombres de países. Lo que no se ven, por supuesto, son las fronteras.

Se puede ver perfectamente como aunque la Estación esté sobrevolando partes de la Tierra en las que es de noche sus paneles solares aún reflejan la luz del Sol durante unos minutos más; eso es lo que permite ver la EEI desde Tierra al anochecer o al amanecer. Y molan también mucho las tormentas que se ven sobre el Pacífico.

En el lado negativo llama la atención la cantidad de luz que echamos al espacio, también conocida como contaminación lumínica: es posible ver como los paneles solares y algunas de las superficies metálicas de la Estación reflejan las luces de algunas ciudades sobre las que pasa a unos 500 kilómetros de altitud.

El vídeo es para disfrutar a pantalla completa –cuanto más grande mejor–, con unos buenos altavoces, y con las luces bajadas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear