Por @Alvy — 24 de Noviembre de 2015

El Giga Selfie es literalmente un selfie gigante, en el que la persona se hace la tradicional foto al careto poniendo morros de pato (o no) pero no utiliza su propia cámara –al menos no directamente– sino un montaje técnico que realiza fotos de tipo gigapixel, en los que en pequeñito, pequeñito, aparece el (o los) protagonista(s).

En el vídeo pueden verse algunos detalles de cómo funciona: el cliente básicamente pone los pies sobre una base que hay en el enclave turístico; entonces descarga y utiliza una app para saber a dónde mirar y «hacer el clic» y el servicio Giga Selfie se encarga del resto. A simple vista las fotos parece que alcanzan un factor de zoom del 16.000% y se ven bastante bien, aunque se trate solo de una demostración. Parece que se entregan en varios formatos, incluyendo uno interactivo («ampliable»).

Este invento lo están probando en Australia, así que si tienes la suerte de pasar por allí… pues nos cuentas. Teniendo en cuenta que la gente compra cualquier cosa que les vendas que tenga que ver con momentos únicos y fotografías de sí mismos (véase el robo a mano armada de los parques temáticos y de atracciones) seguro que es un exitazo.

(Vía Héctor Milla.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear