Por Nacho Palou — 4 de Mayo de 2009

Además de poder tomar fotografías a una velocidad de 1/440.000.000.000.000 de segundo -a tal velocidad de obturación a la luz sólo le da tiempo a recorrer una fracción de centímetro- es capaz de toma 6 millones de imágenes en un segundo

Por supuesto, no se trata de una cámara al uso: no hay obturador mecánico -ni digital-, sino que la STEAM (Serial Time-Encoded Amplified iMaging) funciona iluminando los objetos con un láser que emite una frecuencia infrarroja para cada uno de los pixeles. La luz rebotada por el sujeto pasa por diferentes sensores, cada uno de los cuales se encarga de recoger una longitud de onda concreta y amplificar la señal, compuesta apenas por unos pocos fotones, para hacerla visible.

De momento las imágenes están compuestas sólo por 3.000 píxeles, bastante lejos de los millones de píxeles de las cámaras digitales actuales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — Toni

Hola Nacho,

he estado leyendo el artículo en Wired y creo que la velocidad de obturación que has puesto está confundida, ya que 440 billonésimas de segundo son: 440*(1/10^12) o 0,44 * 10^-9.

Y si no me he equivocado en los cálculos, la luz viajará unos 0,13m (13 centímetros) en ese instante de tiempo.

Me ha encantado el artículo y espero que vuestro blog siga en tan buena forma como hasta ahora.

Un saludo,

Toni

#2 — Unocualquiera

Toni -> a-co-jo-nas ;)