Por @Wicho — 14 de Febrero de 2018

Un átomo de estroncio… más o menos

La foto Single Atom in an Ion Trap por David Nadlinger acaba de ganar el concurso de fotografía científica del Consejo de Investigación en Ingeniería y Ciencias Físicas del Reino Unido. En ella se ve un átomo de estroncio atrapado en una trampa de iones. Más o menos.

Lo verás mejor en esta ampliación del centro de la imagen; el supuesto átomo es el puntito rosáceo que se ve en medio. La distancia entre la punta de las agujas es de dos milímetros.

Un átomo de estroncio… más o menos

Pero en realidad lo que se ve en la imagen no es un átomo propiamente dicho, pues los átomos son más pequeños que la longitud de onda de la luz visible, por lo que nuestros ojos no sirven para verlos. De hecho la única forma que tenemos de «ver» átomos es usar microscopios electrónicos, que utilizan electrones para estudiar las muestras que se meten en ellos. A partir de los datos que obtienen se construyen las imágenes que nosotros vemos.

Lo que se ve en esta imagen son los fotones que emite un átomo de estroncio atrapado en una trampa de iones cuando se le aplica un láser azul-violeta. El átomo absorbe energía que reemite en forma de fotones que una cámara puede captar gracias a una larga exposición, como por ejemplo cuando fotografías estrellas dejando el obturador de la cámara abierta el tiempo suficiente.

Además, en una trampa de iones los átomos no se están quietos del todo, sino que se mueven en una pequeña zona determinada por los campos magnéticos o eléctricos de la trampa, con lo que lo que la imagen captura son todos esos fotones emitidos desde las distintas posiciones del átomo atrapado; un poco como cuando alguien pinta con luz en una foto:

Foto por Todd Quackenbush en Unsplash

En esta foto, con una exposición de 30 segundos, quedan registradas las chispas que emite una bengala –o algo similar– mientras la mueven en un círculo. Vista desde lo suficientemente lejos sería un punto de luz; el efecto es similar al del átomo atrapado de la foto de David Nadlinger.

Así que no, no estamos viendo un átomo propiamente dicho, lo que no quita para que la foto de todos modos mole kilos.

(La primera aclaración de lo que realmente se ve en la foto se la vi a Coffee Break).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear