Por Nacho Palou — 10 de Noviembre de 2017

Dos años después del lanzamiento del primer modelo, está desarrollando una versión de su funda-de-móvil-impresora Prynt para teléfonos Android que tengan un conector USB de Tipo-C situado en la parte inferior y en el centro del teléfono.

La idea que persigue Prynt es convertir el teléfono en una cámara instantánea, a lo Polaroid: haces la foto y la imprimes al instante — algo que en realidad ya es posible hacer con impresoras de bolsillo como la LG Pocket Photo (en su día) o la Fujifilm Instax Share.

El nuevo modelo, además de ampliar la compatibilidad con smartphones Android más recientes, es más pequeño y más ligero. La impresora utiliza papel térmico propietario. El nuevo modelo incorpora una función que relaciona las fotografías físicas con contenido de vídeo del teléfono: cuando se toma una fotografía con la app de Prynt se graba también un breve vídeo del momento. Después, al captar la fotografía en papel con la cámara del teléfono se reproduce el vídeo correspondiente — algo parecido a lo que hacían en su día las Live Photo de HP.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear