Por @Wicho — 4 de Diciembre de 2019

Así podría ser un móvil basado en Snapdragon 865Cuando apenas hemos superado la llegada de la telefonía 4G, y aún quedan en servicio muchos terminales que no la soportan, ya está aquí la telefonía 5G. De hecho llega adelantada, pues aunque estaba prevista para 2020 lo cierto es que en 2019 ya hemos visto como Vodafone empezaba a dar el servicio en las principales ciudades de España.

En total hay algo más de 325 operadores en 109 países que están desplegando ya la telefonía 5G, una tendencia que se irá extendiendo por todo el mundo. Así que se calcula que a finales de 2020 ya habrá unos 200 millones de suscriptores a servicios 5G en todo el mundo y que para finales de 2022 se habrán vendido unos 1.400 millones de teléfonos 5G, cifra que aumentará a los 2.800 millones a finales de 2025.

Qualcomm, que quiere tener un papel muy importante en la adopción de la telefonía 5G, acaba de presentar oficialmente en su Snapdragon Tech Summit de 2019, al que nos han invitado, las plataformas basadas en los procesadores Snapdragon 865 y 765, diseñadas específicamente para 5G.

Snapdragon 865

Es la plataforma de gama alta, que es un 25% más rápida tanto en lo que se refiere al funcionamiento de su CPU como a la de su GPU, el módulo que se encarga de los gráficos, comparados con la plataforma Snapdragon 855.

Pero además incluye un procesador de señales digitales, el Spectra 480, que es el que se encarga entre otras cosas de gestionar la cámara, que es capaz de procesar hasta dos gigapixels por segundo. Esto permite a cualquier dispositivo que lo use gestionar más píxeles por cada ciclo de reloj, lo que a su vez le permite ir más lento al liberar la CPU, con lo que se calentará menos y gastará menos batería.

Así, el Spectra 480 permite la captura de vídeo 4K en HDR con más de mil millones de colores –otra cosa es que nuestros ojos y las pantallas sean capaces de verlos y mostrarlos–, vídeo en 8K y hacer fotos de hasta 200 megapixeles. También permite capturar vídeo HD a 960 cuadros por segundo sólo con el límite de la memoria disponible en el dispositivo.

Qualcomm también destaca la presencia de un motor de inteligencia artificial de quinta generación capaz de hacer 15 billones de operaciones por segundo (15 TOPS) que permite a los desarrolladores sacarle más partido a la plataforma. El motor IA funciona en combinación con el nuevo Qualcomm Sensing Hub, que permite al dispositivo «ser consciente» del entorno en el que está para ajustar mejor su funcionamiento.

El 865 hace también bastante hincapié en el aspecto de los juegos, algo que está explotando en las plataformas móviles y que prevén que vaya a más con servicios como Stadia de Google. En este sentido, si hacemos caso a lo que dice Qualcomm, el 865 ofrece prestaciones propias de un procesador de un equipo de sobremesa. Se notan especialmente en el aspecto gráfico de los juegos, con soporte de pantallas de hasta 144 Hz, mejor color, y algoritmos de renderizado de imágenes que nunca antes habían sido soportados en un móvil.

Componentes internos del Snapdragon 865
Componentes internos del Snapdragon 865; todos salvo el módem 5G están en el mismo chip - Qualcomm

Todo esto, por supuesto, con conexiones inalámbricas de todo tipo, incluido un modem G5 capaz de ofrecer velocidades de 7,5 Gbps y conectividad en todas las bandas que a uno se le puedan ocurrir.

Pero en cualquier caso serán los fabricantes de dispositivos los que tengan que sacarle partido al 865, también conocido como La bestia. Y para eso tendremos que esperar al primer trimestre de 2020, cuando fabricantes como HMD (los actuales dueños de la marca Nokia), Oppo y Xiaomi, por ejemplo, ya han dicho que tendrán en el mercado sus primeros terminales basados en la plataforma Snapdragon 865.

Será también el momento en el que los usuarios podamos comprobar por nosotros mismos las virtudes del 865, que sobre el papel todo funciona siempre.

Snapdragon 765 y 765G

Estos dos procesadores están pensados para productos de gama no tan alta como la de aquellos que monten el 865. Los distintos componentes de estos chips son similares a los que monta su hermano mayor, pero con algo menos de prestaciones.

Así, la cámara «sólo» soporta fotografías de 192 megapixeles o la captura de vídeo en cámara lenta a 720 cuadros por segundo y la velocidad máxima de su módem 5G es de «sólo» 3,7 Gbps.

La diferencia básica entre el 765 y el 765G es que la G del segundo es de gaming, lo que indica que está pensado especialmente para juegos. Para eso tiene una GPU que le da un 20% más de prestaciones que el 765.

De nuevo habrá que esperar al primer trimestre de 2020 para poder ponerle las manos encima a móviles diseñados alrededor del 765 y del 765G.

Snapdragon Inside

A pesar de que Qualcomm lleva casi 35 años en el mundo de la telefonía y es dueña de 130.000 patentes hasta no hace mucho su nombre era desconocido para la mayoría de los usuarios. Ahora, sin embargo, se está esforzando para potenciar la marca Snapdragon como símbolo de calidad, un poco al estilo de Intel con su famoso eslogan Intel Inside. Y la impresión es que el nombre está calando entre los usuarios, no sólo entre quienes estamos un poco pirados por la tecnología.

Pero, una vez más, depende de que los fabricantes de dispositivos decidan usar su tecnología y que lo hagan en móviles y tablets que todo el mundo quiera tener. Aunque los nuevos Snapdragon desde luego parece que van a poner todo de su parte.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 4 de Diciembre de 2019

Esta batalla de bolas de nieve cinemática titulada «Snowbrawl» está grabada con un iPhone 11 Pro; es una pieza publicitaria de esas que da a conocer Apple de vez en cuando bajo el lema Grabado con un iPhone, que permite hacerse una idea de «hasta dónde se puede llegar con el smartphone» aunque, como siempre, todo tiene su truqui.

Honestamente: aquí Apple también enseña el Detrás de las cámaras mostrando parte del proceso y la técnica. Si está grabado con un iPhone 11 no es para mí lo más relevante; incluso veo cierto problema de calidad¹ (probablemente más de la distribución del vídeo final). Es como con las pelis de bajo presupuesto de Sean Baker, que lo interesante es cómo está hecho o incluso que se pueda hacer. En cualquier caso, sabiendo que el estupendo y épico resultado no es algo que cualquiera vaya a conseguir subiéndose un día a la Sierra con la familia, es interesante entender el porqué.

Una de las claves es que la peliculita de apenas 90 segundos está dirigida ni más ni menos que David Leitch, más conocido por Deadpool, John Wick y Jupiter Ascending. Además de dirigir cine también ha sido especialista de acción; cuentan que gran parte del trabajo fue entrenar a la muchachada para coreografiar sus movimientos de kung-fu como auténticos especialistas. La ventaja al usar un smartphone en vez de una cámara de cine «de verdad» es que permite grabar más cosas «raras» en menos tiempo: primeros planos más rápidos, atarla a un carrito o un «escudo» que da vueltas o hacerla saltar sin problemas.

Ninguna producción es barata ni sencilla y en esta también se ve mucha gente y equipo: además de los iPhone hay cardanes para estabilizar las imágenes, colchonetas para aliviar los saltos y caídas, carritos… Y equipo de iluminación, sonido, maquillaje, vestuario, fotografía, todo lo habitual y un poco más. A toda esa gente además hay que llevarla y traerla (con los equipos), alimentarla, calentarla… Por no hablar de contar con una buena idea, sencilla, apta para todos los públicos y comprimible a 90 segundos, que requiere hasta un miniguión.

No sé si Snowbrawl realmente pudo rodarse todo en un solo día (la luz diurna es escasa y cruel cuando se hace cine); de hecho parece más probable que necesitarían varios, así que suma y sigue… Y en la post-producción hay que añadir algunos efectos aunque sean sencillos, correcciones de color, el sonido y efectos sonoros, el montaje general, etcétera. Muchos detalles para una historia cortita pero emocionante, digna de secuencia de largometraje de acción.

___
La calidad de imagen del vídeo original en YouTube no me ha parecido especialmente buena. No sé si será por la compresión de YouTube, la complicación de «comprimir bien» personas, nieve y árboles a la vez, el exceso de movimiento o qué pero al principio al menos tiene unos píxeles como puños, apreciables sobre todo el los rostros. Me ha extrañado no encontrar otra versión de más calidad; el máximo al que reproduce es Full-HD 1080 a 30 fps, también en televisores 4K, aunque dicen que está grabado en 4K. Ni en Vimeo ni en la web de Apple he encontrado otra versión, lo cual también me parece un poco raro.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 11 de Noviembre de 2019

Este curioso reloj-marco de pared es un diseño de Nazar Şigahe (2009). Se trata de un objeto artístico-decorativo de Meyer Objects en el que las manecillas son el marco o, visto de otra forma, el marco son las manecillas.

En total hay dos «capas» de marcos-manecillas: horario y minutero, además del marco en sí. A medida que pasa el tiempo cambia de forma, de modo que sólo adopta exactamente la misma forma geométrica dos veces al día. Es interesante darle una vueltas a la razón matemática de esto, sobre todo teniendo dos opciones: si los marcos se consideran cuadrados ideales (sin manecillas) o cuadrados con manecillas (en cuyo caso es más fácil de entender).

El reloj-marco se llevó un premio de diseño en Alemania este año; aunque es cuadrado tiene un «diámetro» de 30 cm – que no tengo muy claro si es el lado o la diagonal, supongo que más bien lo segundo. Como buen «objeto artístico» que es tiene un precio elitista de alucinar: 1.500 eurazos (y además te cobran los gastos de envío).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 2 de Noviembre de 2019

Estos dos vídeos del canal didáctico How To muestran el proceso de fabricación de los altavoces. Unos componentes de cualquier equipo de sonido que aunque desde fuera no dejen de ser unas bonitas «cajas negras» con más o menos adornos están llenos de intrincadas piezas y componentes, fabricados en todo tipo de materiales y que requieren un ajuste preciso.

En la fábrica se puede ver cómo es toda la cadena de montaje de los altavoces dinámicos con su caja, el imán permanente, el núcleo y los conectores electrónicos, entre otras cosas. Hay bobinas y electrónica; todo ello se conecta luego al amplificador. A esta fábrica –que se puede adivinar está situada en la India– llegan los imanes y las piezas de aluminio y plástico: algunas tienen ya la forma adecuada, otras se moldean en el proceso con prensas hidráulicas.

En el montaje se utilizan tornillos y pegamento para unirlo todo; algunas de las inspecciones de calidad son puramente visuales –incluyendo la alineación, las grietas, etcétera– y otras se llevan a cabo con osciloscopios que garantizan que el altavoz se comporta como debería conectándolo a un generador de audio.

Los vídeos tienen un punto didáctico y se puede ver cómo en todo el proceso colaboran máquinas de todo tipo y personas. Hacia el final del segundo vídeo hay de hecho un brazo robótico de última generación, pero una buena parte de esa cadena depende todavía de las personas: son productos relativamente artesanales, podríamos decir.

Otros vídeos sobre cómo se fabrican todas estas cosas:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear