Por @Alvy — 26 de Octubre de 2021

Este curioso monoplaza volador llamado Jetson One es una creación de Jetson Aero, una empresa de nombre inspirada en los clásicos futuristas. Así a simple vista, mola, y parece real –que ya es mucho decir, teniendo en cuenta la cantidad de fiascos que hemos visto pasar– y no un modelo a escala; hay tipo dentro dispuesto a dar su vida por la ciencia y el avance de la tecnología.

Entre las características del aparato:

  • Autonomía de vuelo: 20 minutos
  • Velocidad máxima: 102 km/h
  • Carga máxima (incluyendo piloto): 95 kg
  • Potencia: 88 KW
  • LIDAR para detectar y esquivar obstáculo
  • Ordenador de a bordo redundante por triplicado
  • Paracaídas balístico de despliegue rápido
  • Función manos libres y emergencias automáticas
  • A prueba de fallos incluida la pérdida de un motor

Su precio «completo» es de 92.000 dólares, unos 80.000 euros al cambio de hoy. Pero no te lo puedes comprar porque aunque se pondrá a la venta en 2022 toda la producción está ya vendida, así que o encuentras uno de segunda mano o nada. Curiosamente se vende sólo «medio montado» al 50%, de modo que hay que hacer un poco de bricomanía avanzada para que sea completamente funcional.

De los permisos que se necesitan para volarlo, ni idea, pero como podrás imaginar será más bien para darse un paseo por el campo que para pilotarlo sobre la gran ciudad, donde no está permitido casi ni volar avioncitos de papel.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 25 de Octubre de 2021

Estos días en el iPod de Apple ha cumplido 20 años; nuestros amigos de Clipset lo han celebrado con un vídeo homenaje a todos esos modelos que desde que se presentara la primera versión hasta nuestros días han acompañado a aficionados de la música de todo el mundo.

Aunque la cosa pueda parecer sencilla con las decenas y decenas de modelos, variantes y generaciones e incluso «ediciones especiales» que han existido bajo el paraguas de «iPod» el batiburrillo de nombres es importante: que si Classic, Mini, Nano, Shuffle, segunda generación, tercera generación… Es más fácil irse a la Wikipedia que intentar memorizarlos todos, aunque si has vivido de cerca el tema durante las dos últimas décadas casi todos te sonarán, aunque sea remotamente (algunos tuvieron una vida triste y corta).

Como nota curiosa, mencionar que el primero de todos los iPod que se ve en el vídeo es curiosa y literalmente mi primer iPod, un modelo de segunda generación, con un vetusto conector Firewire y 10 GB de capacidad. Me lo regalaron allá por épocas remotas, en enero de 2003 y estaba conservado en el cajón de los gadgets viejos hasta que me enteré que Carolina y Juan de Clipset buscaban uno para grabar algunos vídeos sobre la historia del cachivache y sus versiones. Lo más complicado resultó comprobar si funcionaba. Gracias a mi amigo y vecino Álvaro pude cargarlo con un cable Firewire en su iMac (yo ya ni siquiera tengo cables Firewire) y tras varias vimos que se había cargado y que hasta la ruedecita táctil funcionaba. ¡Tecnología retro literalmente rescatada del olvido!

El vídeo está muy bien como repaso histórico; en él se pueden ver los cambios conceptuales, de diseño y también los marketroides. Algunos son geniales como concepto (el Shuffle o el iPod Touch) y otros un tanto aberrantes, como los iPod para ver fotos, vídeos o el que llevaba cámara (¡aggg!) Desde que en cualquier iPhone puedes tener exactamente lo mismo y mejor yo dejé de usarlo, como tanta gente (mi último iPod fue el Touch de cuarta generación creo, que era «casi» un iPhone pero sin teléfono). Eran todos una gran compañía, igual que los modelos Shuffle y Nano para llevarlos haciendo deporte. ¡Larga vida al iPod!

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 23 de Octubre de 2021

ImgImgImg

Este precioso proyecto de Joey Castillo permite modernizar los míticos y preciados relojes de pulsera Casio F‑91W, unos curiosos objetos digitales vintage que salieron a la venta en 1989 y todavía se fabrican. La idea es utilizar una placa de la forma y tamaño adecuados con un microcontrolador Microchip SAM L22 que incluye un ARM Cortex M0+ que reemplaza a parte de la electrónica original y se puede programar.

Recordemos para quien no haya tenido uno que las principales ventajas del F‑91W están que era sencillo, era resistente (incluso al agua) y –sobre todo– era barato. Aunque no incluía nada más que la hora, calendario, alarma, luz y un sencillo cronómetro, su pila duraba 7 años (a ver qué reloj moderno iguala eso). Todavía se fabrica, vende y dicen que además «razonablemente bien».

El proyecto se llama Sensor Watch y es de hardware y código abierto. En las diversas carpetas del proyecto se pueden encontrar las placas, las librerías para programar el reloj y código de ejemplo.

Otro aspecto interesante es que incluye un conector de 9 pines para instalar el tipo de sensor que se desee, entre ellos:

  • Acelerómetro (detector de movimientos)
  • Magnetómetro (brújula)
  • USB para entrada/salida

La principal limitación del Sensor Watch es que hay poco espacio para instalar los sensores, que deben ser muy pequeños y planos; la pantalla LCD tampoco es gran cosa porque se limita a unos cuantos caracteres de siete segmentos. Pero, como se suele decir, «de las limitaciones surge la creatividad».

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 21 de Octubre de 2021

Unlabeled es un trabajo medio conceptual, medio comercial, medio práctico, relacionado con evitar a las cámaras equipadas con inteligencia artificial y reconocimiento visual que nos «etiquetan» como seres humanos cuando paseamos por la calle. Por eso su lema es –parafraseando el nombre de la famosa banda del punk rockCamouflage Against the Machines, «el camuflaje contra las máquinas».

Los diseños son básicamente patrones de imágenes antagónicas que confunden a los algoritmos –especialmente al YOLOv2evitando la clasificación, de modo que evita que el algoritmo con consigue marcar como tal a quien lleva esas prendas puestas en un alto porcentaje de los fotogramas. El resultado es como una «capa de invisibilidad» a lo Harry Potter, pero que funciona tal cual en ante las cámaras que hay en las calles y comercios.

Unlabeled

No tenemos forma de protegernos de la explotación de la información. Así que necesitamos camuflaje. Necesitamos prendas de vestir para vivir en una sociedad que se aprovecha de nuestra identidad.

– Unlabeled

La crítica social de Unlabeled es bastante bestial, incluyendo «que en los aeropuertos una cámara te identifique y marque como “peligroso” o que te aparezcan anuncios para afeitarte independientemente de cuál sea tu identidad de género… todo tipo de abusos con los datos sobre nuestro comportamiento en busca de beneficios». Algo de verdad no les falta.

En 2020 estuvieron mostrando el trabajo en diversas exposiciones y ahora en 2021 tienen una web donde se explica el proyecto y deben haber avanzado porque ya hay hasta una tienda en el menú. La tienda no está activa, lo cual no queda claro si es ironía o que la abrirán en el futuro. Como era de esperar, en su web no hay cookies que te marquen y persigan, y en el Acerca de se autodefinen como «un grupo de artistas y una marca textil de materiales que sirvan de camuflaje en esta sociedad capitalista de la vigilancia». Hay más diseños en su Instagram.

(Vía @hardmaru.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD