Por @Wicho — 4 de Mayo de 2017

Mophie Juice Pack WirelessHe estado probando una funda-batería juice pack wireless de Mophie para mi iPhone 6, que es una buena solución para proteger el teléfono y para darle más autonomía al mismo tiempo.

Usarla es tan sencillo como abrirla por la parte superior, insertar en teléfono en su interior para que el conector Lightning de la funda entre en el del iPhone, y cerrarla.

La funda tiene botones que actúan sobre los botones de bloqueo y de volumen del teléfono y huecos para la cámara y el flash, el interruptor de tono/silencio, y para los cascos; también tiene unos conductos para redirigir en sonido de los altavoces del iPhone hacia adelante pues si no quedarían tapados.

En la parte trasera de la funda hay un botón para comprobar el nivel de carga, que se puede ver mediante cuatro ledes. Ese mismo botón sirve para activar o desactivar la batería de la funda, de tal forma que el iPhone puede estar dentro de la funda sin estar consumiendo la carga de ésta. Una pulsación larga la activa, una pulsación larga la desactiva.

Con la batería puesta el teléfono pesa 210 gramos frente a los 130 habituales, una diferencia que si bien se nota tampoco es como para matar a nadie. Lo que sí se nota mucho es lo de las medidas: con la funda el iPhone pasa a medir 70,2×150×14,8 milímetros frente a los 67×150×6,9 habituales… aunque con los tamaños que tienen algunos los teléfonos actuales la cosa tampoco es tan cantosa.

A cambio, aparte de tener el teléfono protegido, dispones de una batería extra de 1.560 mAh, una capacidad casi igual a la interna de 1.810 mAh, que da varias horas más de uso al móvil, algo que siempre es de agradecer.

Cuantas horas más depende, obviamente, del uso que hagas del teléfono. Yo he obtenido resultados que van desde las 7 horas extra antes de que empezara a consumirse la batería interna del móvil a irme a acostar después de 10 horas de uso sin que la funda se hubiera descargado del todo.

Que conste que yo usaba el método de activar la batería de la funda permanentemente y ver lo que duraba, mientras que Mophie recomienda esperar a que la batería interna del móvil esté al 20% antes de activar la funda y parar la carga cuando esta vuelva a estar al 80%, ya que según dicen por encima de este porcentaje es cuando cargarla consume más. Así que es seguro que se pueden obtener mejores tiempos de los que yo obtuve, que tampoco es que estuvieran mal.

Carga inalámbrica

Una característica fundamental de esta funda es que se puede cargar de forma inalámbrica con cualquier cargador compatible con el estándar Qi que hasta está apareciendo en las guanteras de algunos coches. Mophie la vende junto con una base de carga sobre la que puedes dejar el teléfono más o menos de cualquier modo para que empiece a cargarse; yo la he probado también con un cargador Samsung y funciona perfectamente.

Sobre la base

Si no tienes un cargador inalámbrico a mano también es posible cargarla mediante el conector micro USB que incorpora en su parte inferior, aunque he de decir que esto me ha desconcertado. Como es lógico cualquiera que la vaya a usar tendrá un iPhone, con lo que tendrá cables Lightning y otros accesorios que usen este conector, cables y accesorios que dejará de poder utilizar sin sacar el móvil de la funda. De hecho yo tengo en mi mesita la base para iPhone de Apple pero no puedo usarla con la funda puesta.

Entiendo que aún es raro encontrar bases de carga inalámbrica por ahí adelante y que es mucho más probable encontrar cables micro USB por el mundo adelante si necesitas recargar sobre la marcha que cables Lightning. Pero aún así quizás hubiera sido más normal que la funda se cargara mediante un conector Lightning para integrarse mejor en la rutina ya establecida de un usuario de iPhone.

Otro pequeño problema es que el agujero para los cascos puede ser un poco estrecho para el conector de algunos cascos; es lo que pasa, de hecho, con mis cascos habituales, con lo que he tenido que buscar un pequeño cable de extensión que sí entre en el agujero en cuestión. Este agujero, por cierto, no está presente, como es lógico, en la versión de la funda para iPhone 7 y 7S, ya que no tienen conector de 3,5 milímetros… pero como la funda para estos teléfonos también usa un conector micro USB la única opción es usar cascos Bluetooth.

Por unos 100 euros, gastos de envío y base de carga incluidos, esta funda es obviamente una opción mucho más cara que comprar una batería externa –o varias– pero a cambio añade la función de protección del móvil, lo que puede evitar algún disgusto de varios cientos de euros; también es más cómoda que usar una batería extra.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear