Por @Alvy — 15 de Enero de 2015

Desde el departamento de tecleados-del-siglo-XIX-modernizados llega TextBlade, que aunque utiliza el mismo diseño QWERTY con el que difícilmente se acabará algún día al menos lo hace con estilo: piezas que encajan magnéticamente, tamaño reducido y tacto profesional.

Dicen que la batería –escondida en la barra espaciadora– dura prácticamente un mes, aunque se puede recargar por USB. Ya se está fabricando para venderse en febrero. Su precio: 99 dólares.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear