Por @Alvy — 11 de Septiembre de 2005

Wikipedia tiene una muy buena entrada sobre el teclado QWERTY (hay otra más limitada en castellano: QWERTY) donde aprender muchas cusiosidades. Por ejemplo, esa entrada confirma que el orden de las teclas QWERTY se inventó para evitar que las primeras máquinas automáticas se atascaran al escribir demasiado rápido, algo que siempre se ha oído pero rozando el límite de la leyenda urbana. El hecho es que en el primer diseño de teclado se separaron todo lo posible los «pares de letras más usados» (en inglés) para que no coincidieran las barras de las teclas que estuvieran cerca y atascaran el mecanismo. Con ese diseño de teclado, la mayor parte de las veces las barras saltan de un lado y del otro, en sucesión, evitando así el problema de los atascos.

La palabra typewriter (máquina de escribir) se puede escribir con las teclas de la fila superior. Y aunque el teclado QWERTY intenta en cierto modo que se vayan alternando las dos manos (y a su vez las barras de ambos lados de los antiguos mecanismos), esto no siempre es posible. Las palabras stewardesses (azafatas) y monopoly (monopolio) son dos curiosos ejemplos que se teclean con una sola mano.

Si has utilizado alguna vez un tecleado QWERTY extranjero habrás notado curiosas diferencias. Por ejemplo, en alemán la Z y la Y están intercambiadas. Esto es debido a que la frecuencia de esas letras en alemán es al revés que en inglés. En alemán el teclado se llama QWERTZ y en francés AZERTY, porque la Q y W están cambiadas con A y Z y además la M va la derecha de la L. En español la Ñ es la que va a la derecha de la L, y en portugúes es la Ç (cedilla). Supongo que será un misterio por qué otros idiomas como español o portugúes no cambian el orden de las teclas si sus pares de letras más frecuentes serán algo distintos. Tal vez la tecnología de la máquina de escribir llegó con el teclado ya «impuesto» y no se le dio importancia.

El QWERTY data de finales del siglo XIX. Entre 1920 y 1930 apareció el Teclado Dvorak simplificado, inventado para intentar mejorar el diseño del QWERTY, pero no llegó a ser muy popular. Algunos estudios incluso indican que ambos son igual de eficientes en cuanto a velocidad y que los méritos del Dvorak fueron exagerados para favorecer su comercialización.

{Foto: Qwerty (CC) Anton Vakulenko @ Flickr}

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo