Por @Wicho — 15 de Septiembre de 2020

La Senda Epidoio 1Óscar Menéndez y sus colegas de Lab Sonoro me han liado para hacer un podcast. A mis años. Lo hemos bautizado La Senda:

La senda del pensamiento es el nombre del camino que bordeaba la casa de Charles Darwin y que el científico utilizaba para inspirarse y depurar sus mejores ideas durante el paseo.

La Senda es hoy el podcast que une ciencia, cultura, tecnología, espacio, historia y arte en una reflexión sobre el mundo que nos rodea.

Está disponible en exclusiva en Podimo como podcast premium. Esto quiere decir que forma parte de los contenidos de pago de la plataforma. Pero podéis escuchar un capítulo gratis sin registraros. El primero, recién salido del horno, está dedicado a los eclipses. Saldrá uno nuevo cada semana.

Eso sí, es necesario escucharlo a través de la app, disponible para Android e iOS; no se puede escuchar en la web.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2020

Epoch Converter - Unix Timestamp Converter

Los más geeks están de fiesta porque el reloj del Tiempo Unix (también llamado Unix timestamp o tiempo POSIX) ha pasado hace nada la barrera de los 1.600.000.000, es decir 1.600 millones o 1,6 millardos, palabreja un tanto artificial que nadie usa.

Este número hace referencia al número de segundos transcurridos desde la medianoche UTC del 1 de enero de 1970, sin contar segundos intercalares que algunos años se añaden o quitan para ajustar las ligerísimas variaciones de la velocidad de la Tierra respecto al Tiempo Solar Medio (debido a los efectos gravitatorios de la Luna, principalmente). Se ve que esto del tiempo no es una ciencia exacta.

Se puede ver el conteo tecleando:

date +%s

en cualquier terminal, o bien visitando Unix Timestamp Converter. También se muestra en tiempo real en la página de Wikipedia que explica cómo funciona el Tiempo Unix.

¡Ah, qué tiempos aquellos cuando estábamos en 1.234.567.890!

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 29 de Mayo de 2020

Glossary of Science Fiction Ideas and Inventions

Technovelgy es una web estilo retroviejuno que recopila noticias relacionadas con ideas e inventos surgidas de la ciencia ficción. Un campo fértil, como es fácil imaginar. Pero lo mejor es que lo tienen todo es que esa gigantesca colección está organizada en un Glosario de ideas e inventos de la A a la Z y al mismo tiempo en una no menos interesante Cronología de ideas, tecnologías e inventos por orden de publicación. Algunas curiosidades:

  • La cronología comienza en 1634 con la ingravidez explicada por el mismísimo Johannes Kepler en Somnium (El sueño) donde se habla de la «ausencia de peso» porque la gravedad todavía no se había «inventado» (!!) dado que Newton describió la gravitación universal mucho después, en 1687.
  • Julio Verne es como todo el mundo sabe uno de autores con mayor capacidad de «premonición»: desde los retrocohetes en De la Tierra a la Luna (1867) a la comunicación extraterrestre, lo de amerizar las naves en el mar, las videollamadas y tantas cosas ideas, inventos y conceptos más.
  • Los primeros robots para labores de construcción se mencionan en Runaway, de Michael Crichton, que los más viejos del lugar recordarán por Runaway: Brigada especial que era la película del mismo título que dirigió él mismo, con Tom Selleck y Cynthia Rhodes. Un clásico de esos malísimos que hay que ver.

También se pueden revisar todas las entradas por categorías: ordenadores, robots, seres virtuales… Repasarlo completo puede llevar su tiempo pero explorar un tema concreto por el que se tenga cierto interés permite descubrir muchas joyitas y menciones.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 23 de Mayo de 2020

Ultra-dense optical data transmission over standard fibre with a single chip source | Nature Communications

En un un artículo publicado en Nature por científicos de las universidades australianas de Monash, Swinburne y el RMIT se cuenta cómo han conseguido batir el «récord de velocidad» de Internet. Lo han logrado mediante un chip óptico que maneja 80 láseres infrarrojos y es capaz de enviar señales a través de la infraestructura de fibra óptica ya existente, alcanzando los 44,2 terabits por segundo.

Esos 44 Tbps son 44.200 Gbps o 44,2 «millones de megas», traducidos al idioma teleco-casero de lo que la gente contrata en casa y en sus móviles. En los «sitios afortunados» de España el máximo actual ronda los 300-600 Mbps de modo que esto es 75.000 y 150.000 veces más. También es cierto que anteriormente se había llegado a 661 Tbps, pero en condiciones de laboratorio, que obviamente no es lo mismo. Aquí han usado la fibra normal y corriente tendida bajo las calles de Melbourne.

Lo más interesante sin duda es que todo esto funcione sobre fibra ya existente, con una sola fuente de luz y que requiera poco más que un par de chips a ambos lados del cable. Pero como suele suceder con estas cosas, aunque la demo funcionó todo es una especie de gran truco de magia: la fabricación de esos chips es muy complicada y tal y como cuentan en The Independent todavía se necesitan dos o tres años para que estén disponibles para otros laboratorios y quizá cinco años para que se lleguen a comercializar.

¿Para qué querría alguien tanta velocidad? Bueno, la capacidad («velocidad») de una línea de Internet es algo así como el espacio de almacenamiento, la velocidad de procesador de un ordenador o los libros de la biblioteca personal: nunca son suficientes. Con esos 44 Tb/s han calculado que se podrían transferir nosecuantas películas HD en un segundo, que si bien puede que no sea muy práctico (rellenarías un disco de 5 TB en un chasquido de dedos) puede tener muchas aplicaciones, por ejemplo para los servicios de streaming y vídeo online.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear