Por Nacho Palou — 14 de Febrero de 2017

Parque eolico (c) Nacho Palou

En Wired, Harvard has created a 'liquid' battery that could last for more than a decade,

El equipo de investigadores ha desarrollado una batería recargable de tipo batería de flujo que almacena la energía en una solución líquida. La solución modifica las moléculas de los electrolitos, de ferroceno y viologeno, para hacerlos estables, solubles en agua y para evitar que se degraden con el tiempo: disueltas en agua, las moléculas sólo pierden el 1 por ciento de su capacidad por cada 1000 ciclos de carga [descargas y recargas completas de la batería]. La batería no es tóxica, no es corrosiva [ni explosiva] y dura mucho más tiempo que las actuales de iones de litio. Tanto como diez años en lugar de unos meses.

Además su coste es relativamente bajo, de unos 100 euros por kWh. Aplicadas al almacenamiento de energía producida por fuentes renovables (como la eólica o solar), este tipo de baterías podrían competir en costes con las plantas de energía convencionales. Y ser aptas también para el uso doméstico, ya que al no ser corrosivas ni nocivas estas baterías pueden construirse con materiales convencionales y no suponen ningún riesgo, aunque sí algo de mantenimiento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear