Por @Alvy — 11 de Febrero de 2021

Bill es sabio. Y como hace cinco años predijo que no estaríamos preparados para la próxima pandemia (2015) y acertó de pleno, Derek de Veritasium le ha hecho una minientrevista realmente interesante y ultracondensada, donde cada frase es una perla de sabiduría. Son poco más de diez minutos con mucha chicha.

Para empezar Bill Gates recuerda que no sólo no estábamos preparados para una pandemia de las dimensiones de la Covid-19; tampoco hemos invertido de momento lo suficiente en estarlo para la próxima. El principal problema ante estas situaciones está en nuestra incapacidad como sociedad para planificar y actuar a largo plazo: peligros como los terremotos o las grandes pandemias (por no hablar de algún meteorito de vez en cuando) no nos preocupan demasiado y apenas hacemos nada para prevenirlos. Nos comportamientos como si nunca hicera falta invertir en una póliza de seguro.

En cuanto a los futuros desastres a medio-largo plazo, los que Bill tiene en mente son:

  • Los efectos del cambio climático, que serán peores y con muchos más muertos que esta pandemia.
  • El bioterrorismo, donde alguien quiere hacer verdadero daño puede fabricar un virus de características tan letales como las de una pandemia global por un coste relativamente bajo.

Al respecto, y como ya nos tiene acostumbrados, Bill recomienda leer algunos libros de Vaclav Smil, como Numbers Don't Lie: 71 things you need to know about the world donde se ponen cifras a muchos riesgos comunes, se analizan y se estudia cómo evitarlos. Las formas de esquivar desastres como futuras pandemias son principalmente dos: el trabajo de campo y la investigación y desarrollo (I+D). Esto incluye madurar las técnicas de mRNA para poder fabricar vacunas más rápidamente, que sean más baratas y más estables; mejores tratamientos y anticuerpos. Y también más máquinas y tests de diagnósticos y logística para poder realizar de millones de pruebas PCR al día.

La parte final de la entrevista está dedicada a la desinformación en Internet, lo cual tiene un punto gracioso porque Bill ha sido blanco de muchos ataques de ese tipo. Tanto Derek como Bill se lamentan de que se utilice para confundir aunque a la vez Internet sea un recurso educativo impresionante. El asunto es que aunque es fácil diferenciar la información con fundamento de la «conspiranoica» hay un área gris en el que es complicado incluso para los expertos definirse; de hecho Bill se extraña de que no exista una forma mejor de separar lo factual de lo fake, ya sea con comités de expertos o de otras formas.

Derek en cambio lo tiene claro: ante chorradas como la de los negacionismos, conspiracionistas o terraplanistas simplemente dice que la experiencia le ha enseñado que no merece la pena ni mencionarlos ni hablar de ellos: simplemente, no. Nadie de los que sostiene esas locuras va a cambiar de idea, sino sólo reafirmarse así que le queda claro: no merece la pena.

Algo importante, aunque a Bill le hayan preguntado por estas predicciones y la última la clavó, recordemos que no siempre acierta.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 31 de Enero de 2021

La energía nuclear salvará al mundo / Alfredo García / @OperadorNuclear

Tenía pendiente desde que se publicó hablar sobre La energía nuclear salvará el mundo (editado por Planeta, 2020), un libro que nos envió amablemente Alfredo García, más conocido como @OperadorNuclear en Twitter. El autor lleva años divulgando en las redes sociales sobre su mayor pasión: la energía nuclear. No sólo por su trabajo en Ascó –una de las cinco centrales que hay en España– sino porque además es todo un adalid en la defensa un futuro energético mejor en el que se combatan las energías más contaminantes responsables del cambio climático, especialmente por sus emisiones de CO₂ a la atmósfera.

El libro puede considerarse dividido en dos partes: la primera está dedicada a la ciencia y tecnología donde se explican las bases de la fisión nuclear, la radiactividad, el funcionamiento de las centrales nucleares (operación, repostaje, desmantelamiento) y todas las aplicaciones pacíficas de la tecnología nuclear, desde las de diagnóstico y tratamiento médico a la generación de energía en las sondas y naves espaciales.

En la segunda parte se abordan los míticos y controversias relacionados con la energía nuclear. Ya en la primera parte ese muestran muchas cifras que ayudan a desmontarlos, y aquí se abordan uno por uno: los accidentes en las centrales nucleares (Three Mile Island, Chernobil y Fukushima, sobre los que Alfredo escribió como microsiervo invitado en este mismo blog hace un par de años); los residuos y su almacenamiento y otros sobre los que hay muchos mitos y pocos datos, como los submarinos nucleares hundidos, los residuos de las pruebas nucleares o el «terrorismo nuclear».

Infografía: Dosis radiactiva viajar en avión / @OperadorNuclear

La gente puede tener miedo a lo nuclear, igual que a viajar en avión, pero los datos son muy tozudos –al menos tanto como el propio @OperadorNuclear, incansable en las redes sociales cada vez que alguien suelta una burrada– y no por retorcerlos son menos ciertos: en Fukushima hubo una única víctima reconocida oficialmente por exposición a la radiación; el resto se debieron al maremoto, el estrés y los procedimientos de evacuación posteriores. Chernobil –se le dedican un par de capítulos a la serie– no podría repetirse hoy en día porque ese tipo de reactores nucleares ya no se usan. Y se hacen los cálculos es más seguro «radiactivamente hablando» vivir junto a una central nuclear que comerse un plátano; recordemos la famosa dosis de radiación equivalente a un plátano.

Todos estos capítulos están perfectamente y seriamente tratados –aunque no faltan los toques de humor– con una capacidad diría que excepcional para condensar la información importante en frases y ejemplos fáciles de entender. Las 300 páginas del libro no sólo resultan suficientes, sino también entretenidas y hacen uso de ilustraciones que condensan aun más los datos cuando es necesario.

Infografía: Certificados energía renovable / @OperadorNuclear

La última parte del libro está dedicada a las perspectivas de la energía nuclear: por qué en el panorama actual de emergencia global se necesita una solución rápida y que lleva décadas de desarrollo para suplir a las energías limpias y renovables como la eólica, la solar o la hidroeléctrica –entre otras– que resultan insuficientes para cubrir las demandas actuales (por no hablar de cuando no hay viento o está nublado). Por desgracia aquí hay un conflicto entre los ecologistas antinucleares, que no consiguen «cuadrar las cifras» del problema energético, los verdes pronucleares y los ecomodernistas, que consideran que «los poderes sociales, económicos y tecnológicos» deberían poder mitigar el calentamiento global y otros problemas. Y sí, puede que ahora mismo la energía nuclear sea –como dice el título– la mejor opción para salvar el mundo.

Quienes estén interesados en todos estos temas encontrarán en el libro argumentos sólidos, explicaciones fáciles de entender y datos, además de múltiples referencias científicas y técnicas en cada uno de los 41 pequeños capítulos, que bien podrían equivaler a sus famosos hilos de Twitter por cómo están desarrollados. Es un libro que no sólo proporciona conocimiento, también da argumentos y puede incluso hacerte cambiar algunas ideas preconcebidas.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 30 de Enero de 2021

Gracias, calentamiento global.

– Lema de Salla 2032

Allí no hay más que nieve, alces y carámbanos. Pero los cachondos de los habitantes de la remota y gélida localidad de Salla (Finlandia) han puesto en marcha esta sarcástica campaña en la que anuncian su candidatura para hospedar los Juegos Olímpicos de 2032. Pero no los de invierno, no, los de verano. Algo un tanto chocante para un lugar donde se alcanzan temperaturas de 50 °C bajo cero en el más frío invierno.

Salla 2032 podría ser un lugar estupendo en el que celebrar pruebas de atletismo, natación y otras que muestran en el jocoso vídeo… Si todo va como predicen los temperaturas y el planeta sigue aumentando su temperatura hasta el punto de derretir la nieve incluso en los lugares más fríos (Salla es el más frío de Finlandia en la actualidad).

El anuncio y la web que lo acompañan resultan ser una excelente campaña de concienciación porque 2032 es más o menos el año en el la curva del calentamiento global debería empezar a doblegarse. Y con el anuncio hay tema para charlar sobre el futuro de un planeta que ya está oficialmente en emergencia climática mientras nos asolan otros problemas no menos acuciantes.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 15 de Enero de 2021

España cubierta de nieve por Filomena – contains modified Copernicus Sentinel data (2021), processed by ESA
España cubierta de nieve por Filomena – contiene datos modificados Sentinel Copernicus (2021), procesada por ESA, CC BY-SA 3.0 IGO

Aunque la misión Sentinel 3 del Programa Copernicus tiene como objetivo principal monitorizar los océanos desde el espacio también es capaz de obtener imágenes sobre tierra, tal y como se puede ver en Un frío manto sobre España. Obtenida el 12 de enero a las 11:40 locales (UTC +1) en ella se puede ver España tras el paso de la borrasca Filomena, que ha dejado las mayores nevadas en cincuenta años.

Ahora mismo hay dos satélites Sentinel 3 en órbita, el 3A y el 3B. Juntos cubren la superficie de todo el planeta cada dos días. Pero ya hay encargados otros dos, el 3C y el 3D, lo que permitirá reducir el tiempo necesario para cubrir todo el planeta.

Esta imagen en concreto es un mosaico formado por dos imágenes tomadas por el OLCI (Ocean and Land Colour Instrument, Instrumento para el Color de la Tierra y los Océanos), uno de los dos instrumentos principales de la misión. Es un espectrómetro que monta cinco cámaras que le proporcionan una cobertura de 1.270 kilómetros con una resolución máxima de 300 metros. Está disponible como un jpeg de 3.764×3.929 pixeles y 3,09 MB o como un tiff de 42,34 MB con la misma resolución haciendo clic en la imagen que encabeza el artículo enlazado.

Va a juego con la obtenida por la misión Sentinel 2 hace unos días, centrada en Madrid cubierta por la nieve también a consecuencia del paso de Filomena.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Pensar rápido, pensar despacio

EUR 8,54

Comprar


The Hidden Life of Trees: What They Feel, How They Communicate

EUR 14,99

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección