Por Nacho Palou — 15 de Agosto de 2018

L nvznWaw5aH8Sil nITiEnkPHjh0FROfPVOJbLoOW0

Los hornos del mundo están quemando alrededor de 2.000.000.000 de toneladas de carbón al año. Cuando el carbón se quema agrega anualmente cerca de 7.000.000.000.000 de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Esto tiende a convertir el aire en una envoltura más efectiva para la tierra y a elevar su temperatura. El efecto puede ser considerable en unos pocos siglos.

Donde "unos pocos siglos" en realidad ha sido apenas un siglo. Esta noticia de hace 106 años —publicada el 14 de agosto 1912 en el Rodney and Otamatea Times— que alertaba del riesgo de quemar combustibles fósiles están confirmada como real por Snopes.

Una investigación más profunda revela que el texto de esta noticia tiene sus orígenes en el número de marzo de 1912 de Popular Mechanics, donde apareció como subtítulo en un artículo titulado "Remarkable Weather of 1911: The Effect of the Combustion of Coal on the Climate — What Scientists Predict for the Future."

Vía Reddit.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 25 de Julio de 2018

180724 global temperatures

En The New York Post, Our planet is one big fireball,

Con temperaturas récord en todo el mundo las mediciones por satélite revelan que nuestro planeta es una enorme bola de fuego, lo que hace difícil ignorar los efectos del calentamiento global.

Los inquietantes datos recogidos por el mapa no son un hecho aislado. Desde principios de junio se han registrado temperaturas de récord en todo el hemisferio norte.

El mapa de Climate Reanalyzer muestran la previsión de temperatura promedio del aire pronosticada para hoy 25 de julio y medida a unos dos metros del suelo. Y el jueves y viernes se espera un aumento de las temperaturas, según Accuweather.

Este aumento de las temperatureas está provocando que muchos smartphones se calienten más de lo normal y den problemas. Aquí algunas recomendaciones para evitar que el móvil se sobrecaliente — aunque a este ritmo en algún momento dejará de ser el mayor de nuestros males.

Más,

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 23 de Julio de 2018

El hexafloruro de azufre (SF6) es un gas inerte y no tóxico con una densidad cinco veces mayor que la del aire, lo que de algún modo asemeja su comportamiento al de un líquido y permite que en él flote un barco de papel de aluminio.

En este vídeo algo más reciente el tipo utiliza un cubo lleno de hexafloruro de azufre apagar un montón de velas. En el vídeo se puede ver cómo las velas se van apagando conforme el gas pasa sobre ellas desplazando el oxígeno y apagando la llama (en el vídeo hay que avanzar hasta el minuto 5:30-)

Tal y como comentaba en 2007 este gas es sospechoso habitual entre los agentes que contribuyen al efecto invernadero y está regulado por el Protocolo de Kioto sobre el cambio climático.

Es por eso que en ScienceAlert afirman que utilizar hexafloruro de azufre para apagar velas y otros divertimentos es una mala idea:

El SF6 es en realidad el gas de efecto invernadero más potente que jamás haya sido evaluado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. Tiene un potencial de calentamiento global que es unas 22.800 veces superior al del dióxido de carbono . En otras palabras: 1 kilogramo de SF6 equivale a 22,8 toneladas de CO2. Y lo que es peor es que una vez el SF6 se libera en la atmósfera puede permanecer allí hasta 3.200 años.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Julio de 2018

Looming iceberg

Esta imagen del satélite Sentinel-2A fue tomada el pasado 9 de julio de 2018 y publicada esta semana.

La imagen muestra cómo un enorme iceberg, de unos 10 millones de toneladas, peligrosamente cerca del pueblo de Innaarsuit, de 169 habitantes —marcada con un círculo rojo en la imagen—, en la costa oeste de Groenlandia.

"Si el iceberg se rompe estando tan próximo a Innaarsuit las olas resultantes por la caída del hielo al mar podrían arrasar partes de la aldea", explican desde la ESA.

La central eléctrica local también está en la costa, por lo que las olas podrían interrumpir el suministro eléctrico de la aldea.

Según The New York Post decenas de habitantes de Innaarsuit han sido avacuados y trasladados a zonas más altas de la isla por el riesgo de tsunami.

Afortunadamente, según la ESA, la información más reciente es que el viento ha comenzado a alejar el iceberg de la población.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear