Por @Alvy — 1 de Mayo de 2015

Powerwall Battery Group

El misterioso producto que Tesla Motors venía rumiando desde hace algún tiempo ha resultado ser una superbatería llamada Powerwall, una especie de «mural energético» que se puede recargar y con el que supuestamente los hogares podrán acumular energía, optimizar su uso y ahorrar dinero.

La información al respecto está bastante avanzada: conocemos los modelos (7000 y 10 000 kWh), capaces de suministrar 2 kW / 5A de forma constante –la potencia típica en un hogar normal– y que se pueden instalar en interior o exterior, con un aspecto bastante límpido y futurista, que ocupa poco espacio. Son bastante «planas» en ese sentido: 18 cm aunque algo pesadas (100 kg). Y un poco al «estilo Apple» incluso hay gama de colores para elegir y apilamiento modular.

Modelos: Powerwall

Las Powerwall proporcionan energía pero también se pueden recargar por diversos medios: la red eléctrica general, instalaciones solares, eólicas o de otro tipo en la vivienda… Algunos ingenieros están jugando incluso con la idea de que sea cualquier coche eléctrico el que alimente la batería con la energía sobrante del día – o la conseguida más barata en otra parte. También habrá versiones industriales de mayor poderío: desde 100 a 500 kWh con suministro de 10 kW.

Los precios anunciados comienzan a partir de 3000 dólares que normalmente serán algo más si se suma el inversor (algo así como el condensador de fluzo de estos inventos), la instalación, complementos, seguros… Y el futuro no estará aquí la semana que viene: de momento se aceptan pedidos en EE UU y Europa, pero tan solo se entregarán a partir del verano en norteamérica.

Habrá que hacer muchos números y manejar mucho Excel y cábalas para ver si un invento de este tipo sale rentable en cada país: cuánto se tarda en amortizarlo, cuál es su mantenimiento, eficiencia. Y por supuesto la comparación con el coste de utilizar la energía eléctrica convencional de la red o alguna de las alternativas.

En España, por ejemplo, tras los cambios y cambios se penaliza el autoconsumo en las normativas al respecto se acabó por penalizar el autoconsumo hasta el punto de que muchas de esta iniciativas – o productos como el Powerwall pueden, simplemente, no ser rentables. Una situación un tanto desalentadora porque lleva a pensar que «inventes lo que inventes, acabarás pagando» aunque el gobierno tenga que cambiar la ley para exprimirte a tasas e impuestos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear