Por Nacho Palou — 17 de Febrero de 2009

GreenDrive
Imagen: Road-Guard

Más allá de la conducción eficiente para ahorrar combustible, dos inventores israelíes trabajan en el desarrollo de una tecnología de conducción inteligente bajo la marca GreenDirve.

La idea consiste en combinar información del vehículo, del lugar por el que está circulando y de las condicones de circulación para calcular y orientar al conductor en una conducción más económica o más eficiente: cuándo acelerar, cuándo frenar o cuándo se puede o conviene mantener una velocidad constante.

El sistema utiliza datos de navegación vía satélite que contemplan la orografía del terreno, señales de tráfico y los límites de velocidad entre otras variables. En cuanto al vehículo se tienen en cuenta el modelo y motorización para conocer la velocidad más adecuada en cada momento. La interfaz de comunicación con el conductor se efectúa visual y acústicamente.

Satelite Sistema Galileo
Los satélites Galileo podría cambiar el transporte por carretera mejorando la seguridad y la eficiencia. Imagen: ESA - J. Huart

Siempre he pensado que el GPS puede integrarse aún más en el vehículo ya que al poder anticipar la ruta podría sugerir ajustes que puedan realizarse en el coche.

Por ejemplo, algunos vehúculos disponen de diferentes configuraciones o modos en la caja de cambios automática (modos invierno, sport, económica, overdrive, etc.) También hay vehículos que permiten adecuar la altura y regulación de la suspensión o el sistema de tracción (a un eje o a dos), la presión de neumáticos, la presión o geometría del turbo, activación y desactivación de cilindros según las necesidades de potencia, etc.

Incluso la configuración del climatizador y el uso de faros y luces (uso de los anti nieblas o luces de carretera) pueden determinarse de forma automática según la vía, condiciones de tráfico o meteorológicas.

Casi todo lo anterior influye, en mayor o menor medida pero directamente, sobre el consumo del vehículo.

Volviendo al invento de GreenDrive, según sus responsables la aplicación técnicas de conducción inteligente que permitan una conducción relajada y suave puede suponer hasta un 25 por ciento de ahorro de combustible.

Eso además de otras mejoras colaterales como una reducción en las emisiones de gases, en los costes de uso del vehículo y su mantenimiento, alargamiento de su vida útil y una mejora en la seguridad vial.

La aplicación GreenDrive se hizo con el premio del concurso internacional "Calling All Innovators" organizado por Nokia en la categoría "Desafío ecológico".

Fuente: Saving on fuel and safeguarding the environment with smart driving.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — Gali

Aquí también estamos a ello!

Hay una empresa española que sobre navegadores con código fácilmente modificable, han programado un aparato con el mismo sentido.

Además de los datos del GPS, utiliza los de una base de datos que permite elegir el coche sobre el que lo utilizamos. Conoce pues sus desarrollos de cambio, ancho de neumáticos, regímenes óptimos de par y potencia y con todo ello, sugiere la velocidad y marcha más conveniente.

Se llaman Vexia Econav y los hemos probado con bastante satisfacción.

#2 — Nacho

Hey buen enlace - ahora que lo veo me suena haberlo visto en la tele si.

#3 — Leithient

Este tipo de aparatejos nos hacen demasiado dependientes de la tecnología. Seguramente la gente se dé cuenta y haya más de un reacio a utilizarlos, a pesar de todas sus ventajas.

Por suerte, lo más probable es que esa reticencia sea sólo al principio y luego todos nos acostumbremos. Porque, vaya, las ventajas son notables.