Por @Wicho — 6 de Febrero de 2008

Un grupo de científicos franceses del CEA/Leti-MINATEC, un centro I+D de microelectrónica situado en Grenoble, han realizado una serie de pruebas en las que han conseguido producir energía eléctrica a partir del impacto de las gotas de lluvia sobre una lámina de un material conocido como fluoruro de polivinilideno (PVDF): Rain Power: Harvesting Energy from the Sky.

Este material es un polímero piezoeléctrico, es decir, un plástico capaz de convertir energía mecánica en eléctrica, en este caso la energía de las gotas de lluvia al caer sobre su superficie.

Extrapolando los resultados de estas pruebas al MundoReal™ los responsables de los ensayos estiman que en una región de clima continental de Francia se podría obtener hasta 1 Wh por metro cuadrado de PVDF y año, por lo que mientras no aumente su eficacia esta tecnología sólo serviría para dispositivos de muy bajo consumo en aquellos lugares en los que la energía solar es escasa o difícil de aprovechar, aunque los resultados dependen mucho de la velocidad a la que caigan las gotas, ya que si caen demasiado rápido parte de su energía se disipa en forma de salpicaduras en lugar de poder ser convertida en electricidad.

(Ecofactory vía Batisfera.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

10 comentarios

#1 — Vicent Tur

¿Se trata de un error, o realmente estamos hablando de un vatio/hora por metro cuadrado al año? Es decir, en todo un año, un metro cuadrado de ese material produciría la electricidad que gastaría un aparato que consume un vatio (una linterna no muy potente) en una hora. ¿Cuánto se tardaría en amortizar la energía gastada en la fabricación del material? ¿Mil años? ¿Un millón de años?

#2 — J.

efectivamente, esto parece más experimento sin sentido, que avance práctico... si es que tiene que haber de tó...

#3 — karurosu

además está el problema de que cada vez llueve menos.

#4 — Alfonso

Hombre, teniendo en cuenta que son capaces de sacar unos 10 milivatios de una gota...

La idea en muy original, pero no parece que vaya a ser la alternativa energética ni siquiera durante el monzón.

#5 — Nacho Palou

Hombre, una par cientos de metros de tejado de una casa o edificio situado en una zona con más o menos lluvias algo aporta. No creo que se trate de una solución tipo cubrir un campo con ese material, pero si lo incorporas a superficies inútiles (tales como una azotea) de repente resulta que algo aporta.

#6 — energy52

¿Un Wh por metro cuadrado y año? ¿Y eso en condiciones óptimas (me encanta ese "hasta" que lo precede...) y en Francia? Por favor, seamos serios. Como investigación sobre este tipo de materiales está muy bien, pero pretender dar propaganda del invento como fuente de energía renovable...

Yo propongo mi propia fuente de energía renovable: ponerle una dinamo a la ruedecilla del hamster. Todo lo que come y los desperdicios que emite son orgánicos, y probablemente sea más productivo que el invento en cuestión. Además, como tienen una tasa de natalidad altísima y un crecimiento muy rápido la producción de energía eléctrica se incrementaría exponencialmente con el tiempo... ¡y además son monísimos! ¡Todo son ventajas, oiga! xD

#7 — bagel

Una vez me hablaron de un tipo que tenía en su casa un torniquete (como los del metro) en la puerta. Cada vez que alguien pasaba tenía que girar el torniquete, y éste bombeaba una pequeña cantidad de agua a un depósito. Por lo visto el mecanismo era para subir agua del pozo al depósito y así suministrar a la casa...pero ese incremento de energía potencial del agua se podría usar para más cosas :)

#8 — Wicho

Vicent, tienes toda la razón… y acabo de ver que en un cuelgue de Ecto al redactar esta anotación se perdió una frase que precisamente comentaba esto; acabo de reenviarla.

En cualquier caso, no hay que olvidar que son los primeros pasos, la energía solar hace unos años tampoco era ningún prodigio de aprovechamiento.

#9 — Nacho Palou

De hecho la energía solar aún con los años que lleva entre nosotros sigue sin funcionar nada bien —un placa solar típica creo recordar que no aprovecha nada más que el 40 por ciento en el mejor de los casos.

Probablemente esto de la lluvia, además de que como dice Wicho aún está en pañales, tenga más aplicación a nivel individual (para sacarte unos varios extras en tu casa) que como solución para todos.

También tendría en cuenta el propio concepto de conversión mecánica a eléctrica: probablemente la esencia de tal tecnología se puede aplicar para aprovechas las pisadas de personas en calles o zonas comerciales transitadas o por las que pasan vehículos.

En fin, no seamos tan negativos en ese sentido porque lamentablemente empezamos a no poder estar en posición de menospreciar cualquier alternativa.

#10 — Nacho Palou