Por @Alvy — 18 de Enero de 2008

Instala la nevera alejada del sol y de otras fuentes de calor: horno, calefacción o calentador del agua.

La nevera funciona las 24 horas del día y suele ser el aparato responsable de un 20 por ciento del consumo de electricidad del hogar. Cualquier aumento de su temperatura producida por factores externos (el sol durante el día, un radiador de calefacción que esté cerca, etcétera) hará que consuma más energía de la necesaria porque intentará autorregularse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear