Por @Wicho — 21 de Enero de 2022

El 19 de agosto de 2021 Zara Rutherford partía del Aeropuerto Internacional de Cortrique-Wevelgem en Bélgica con la intención de dar la vuelta al mundo en avión en solitario. Completó su viaje el 20 de enero de 2022 cuando volvió a aterrizar en el mismo aeropuerto. Con 19 años de edad se convierte en la aviadora más joven en completar el viaje. Arrebata el récord a Shaesta Waiz, que lo consiguió en 2017 a los 30 años.

Viajó en dirección oeste, y aunque afortunadamente no se encontró con grandes problemas los papeleos necesarios para entrar en según qué espacios aéreos y la meteorología la retrasaron varias semanas. Así que un viaje con una duración prevista de tres meses acabó durando casi cinco.

La ruta de Zara – Fly Zolo
La ruta de Zara – Fly Zolo

Su avión era un Shark de la empresa Shark.Aero. En él recorrió algo más de 52.000 kilómetros con escalas en cinco continentes y 41 países.

Pero esto le viene de familia: por lo visto sus padres son pilotos.

En Fly Zolo hay información acerca del proyecto; también está en Twitter como @FlyZolo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 21 de Enero de 2022

Doomsday clock 2022: 100 seconds

El Consejo de Ciencia y Seguridad de los Científicos Atómicos entre los que hay 13 premios Nobel, ha publicado que el Reloj del Apocalipsis se mantiene a 100 segundos antes de la medianoche tras ver el panorama de 2021 – y eso que lo de Ucrania no estaba tan calentito hace unas semanas. Este imaginario reloj hace clic y supone el Fin del Mundo Tal y Como lo Conocemos a las 12 de la noche. Ahora mismo estaría a las 11 horas, 58 minutos y 40 segundos. Cuando termines de leer esto ya habría hecho ese clic.

Entre los factores analizados para mantener las manecillas del fin del mundo en una situación tan pésima como la del año pasado (y el anterior, y peor que todos los últimos 75 años) se mencionan:

  • La inestabilidad en las relaciones entre Estados Unidos, Rusia y China (esto es lo más peligroso «atómicamente»).
  • La gran diferencia entre los objetivos a largo plazo de algunos países que tienen que reducir sus emisiones de CO2 con lo que está sucediendo en el día a día. (Estados Unidos el primero).
  • La respuesta insuficiente de muchos países a la crisis de la Covid-19, especialmente por el abandono de los países pequeños y en desarrollo.
  • El aumento de la desinformación y el deterioro del ecosistema informativo, en especial en el ámbito científico y en cuestiones que afectan directamente a las personas (médicas, medioambientales). Algo estilo No mires arriba, vamos.

En definitiva, algo que comentamos a menudo: mucha palabrería y pocos hechos en temas críticos como son la emergencia climática, la utilización de tecnologías disruptivas para el mal (desinformación) y la permanente amenaza nuclear.

A este paso no haremos retroceder el reloj nunca. Tic, tac, tic, tac…

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 12 de Enero de 2022
Han pasado casi dos años desde que comenzó la pandemia de la Covid-19. El mundo ha visto una y otra vez lo destructivas que pueden ser la desinformación y los bulos para la armonía social, la democracia y la salud pública; se han arruinado demasiadas vidas y medios de vida, y demasiadas personas han perdido a sus seres queridos por culpa de la desinformación (…)

Lo que no vemos es un gran esfuerzo por parte de YouTube para aplicar políticas que aborden el problema. Por el contrario, YouTube está permitiendo que personas y grupos sin escrúpulos utilicen su plataforma como arma para manipular y explotar a otros, organizarse y recaudar fondos. Las medidas actuales están resultando insuficientes (…)

En el último año hemos visto a grupos de conspiradores prosperar y colaborar más allá de las fronteras, incluido un movimiento internacional que comenzó en Alemania, saltó a España y se extendió por América Latina, todo ello en YouTube. Mientras tanto, otros millones de usuarios veían vídeos en griego y árabe que les animaban a boicotear las vacunas o a tratar sus infecciones por COVID-19 con curas falsas. Más allá del COVID-19, los vídeos de YouTube llevan años promoviendo falsas curas para el cáncer (…)

Así comienza una durísima carta abierta que 85 equipos de verificación de datos (fact checkers) de todo el mundo escriben a Susan Wojcicki, CEO, Directora ejecutiva de YouTube: An open letter to YouTube’s CEO from the world’s fact-checkers. Entre ellos estas entidades están Maldita.es, Newtral y Verificat, bien conocidos en España, pero también hay otros como FactCheck.org, Mediawise o Politifact. Entre ellos hay empresas especializadas en fact-checking y organizaciones sin ánimo de lucro.

Que lo de YouTube es una auténtica vergüenza no sorprende a nadie, tal y como explican en la carta. Pero no es menos cierto que otro tanto ha sucedido con Facebook, Twitter, Instagram o TikTok. En general estos medios sociales se enfrentan a un dilema/conflicto relacionado con sus objetivos e incentivos: quieren que la gente pase más tiempo usando sus servicios, pero sus algoritmos favorecen las mayores basuras fáciles de consumir sin tener en cuanta si lo que cuentan es verdad o mentira. (Véase al respecto El enemigo conoce el sistema, de Marta Peirano, todo un tratado sobre manipulación de ideas, personas e influencias.) YouTube y las demás redes sociales dicen preocuparse por parar a quienes desinforman, insultan o acosan… pero no suspenden cuentas porque son populares, tienen miles o millones de seguidores y en general es más rentable que la gente revolotee y pase tiempo en torno a las polémicas que se generan. ¿Si se pudo suspender hasta a Donald Trump, por qué no a cualquier otra persona que actúe del mismo modo? ¿Por qué cuentas repetidas veces denunciadas en Twitter, de personas y medios condenados por sus bulos y desinformación, siguen existiendo?

Lo curioso es que existiendo todos estos grupos de verificación de hechos/datos –hace años no existían como tal– esa tarea podría ser muy sencilla… Pero parecen dejar ver que YouTube ni siquiera se ha dignado a hablar con ellos. Pero igual que en muchos medios y servicios hay contratados moderadores y personas para supervisar y separar el trigo de la paja, bastaría una comprobación rápida sobre la calidad y criterio de estos grupos de verificadores para tomar sus «denuncias» y avisos con «prioridad alta», de modo que la información falsa y los bulos pudieran eliminarse más rápidamente. Otra cosa es tener las ganas y los redaños para hacerlo.

Más al respecto:

Relacionado:

_____
Traducción asistida por DeepL.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 11 de Enero de 2022

El corazón del cerdo ya listo para el trasplante – UMMS
El corazón del cerdo ya listo para el trasplante – UMMS

No sé cuánto tiempo hace que leí por primera vez acerca de xenotrasplantes, la posibilidad de hacer trasplantes de órganos entre especies, en concreto de animales a seres humanos para evitar la escasez habitual de órganos. Pero seguro que hace décadas. Aunque desde este pasado fin de semana ha dejado de ser ciencia ficción para ser ciencia: un equipo del Centro Médico de la Universidad de Maryland trasplantó el corazón de un cerdo a un hombre de 57 años. Pasadas las primeras 48 horas, críticas de cara al rechazo, el trasplantado se encuentra bien.

David Bennett Sr., de 57 años de edad, que estaba en estado terminal debido a una enfermedad coronaria, había probado otros tratamientos, que no habían funcionado. Y para entonces estaba demasiado enfermo para poder optar a un corazón de donante humano. Así que cuando le propusieron el xenotrasplante tenía poco que perder.

Hace tiempo que se usan de forma rutinaria válvulas cardíacas de los cerdos en seres humanos; algunos pacientes con diabetes han recibido células de páncreas de cerdo; y la piel de cerdo también se ha utilizado como injerto temporal para pacientes con quemaduras.

Pero esta es la primera vez que se trasplanta un órgano, intervención para la que el centro médico tuvo que recibir una autorización especial como tratamiento de emergencia. Y no es un corazón de un cerdo cualquiera. Es el de un cerdo alterado genéticamente en el que cuatro genes habían sido desactivados, incluyendo uno que codifica una molécula que provoca un fuerte rechazo en los seres humanos, y otro que inhibe el crecimiento del órgano. También se le habían insertado seis genes humanos para ayudar a limitar el rechazo. Además de ello el señor Bennett está siendo tratado con un nuevo medicamento anti rechazo.

El paciente está aún conectado a una máquina de bypass cardiopulmonar, lo que es bastante habitual tras un trasplante; de hecho es la máquina que lo mantenía con vida antes del trasplante. Pero su nuevo corazón, según los médicos, está haciendo ya la mayor parte del trabajo, así que es posible que lo desconecten de ella tan pronto como hoy mismo.

Por supuesto es pronto para cantar victoria aunque el trasplante en sí se haya hecho con éxito y habrá que esperar a ver cómo le va al señor Bennett y, esperemos, a que se produzcan más operaciones similares. Pero es sin duda un impresionante paso adelante.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



PATROCINADOR DEL MES

La intuición de la gacela | Una novela de Al-Andalus y ciencia ficción

La intuición de la gacela
Una novela de Al-Andalus y ciencia ficción
www.FernandezSalinas.com


PUBLICIDAD