Por @Alvy — 10 de Junio de 2021

Archivo de Google Noticias

Seguro que esto es más viejo que una máquina de Turing a pedales, pero un tuit de Ramón –que siempre anda compartiendo enlaces interesantes– me lo recordó, y aunque hacía siglos que no pasaba por allí, bien merece la pena revisitarlo.

Se trata de la Hemeroteca de Google Noticias, una colección de periódicos antiguos digitalizados que se puede consultar en su formato original, porque están escaneados y luego pasados por un programa de reconocimiento de textos. Oro puro de la arqueología digital y periodística. El contenido proviene de PaperOfRecord.com, un archivo que adquirió Google hace más de una década y que en su momento alcanzó los 21 millones de imágenes.

Uno de los mayores tesoros periodísticos que todavía esconde la red: colección de 2.409 periódicos a texto completo, de los últimos tres siglos. Una maravilla con la que pasar las horas husmeando. – @RSalaverria

ImgImgImgSi el sitio se ve un poco viejuno y abandonado, sin seguir las reglas del Material Design de Google y blablabla es porque el proyecto quedó discontinuado y hace siglos que ya no escanean nada. Supongo que básicamente porque hay otra forma de acceder a los periódicos online hoy en día, de lo que se encarga Google News. Dijeron que a lo mejor le daban un repaso visual, pero nada. De todos modos tiene su encanto.

A pesar de su estado todavía funciona: hay unos 2.400 periódicos, principalmente estadounidenses –y de prensa muy, muy local– pero también otros europeos. Los archivos, eso sí, tienen sus limitaciones: no están todos los ejemplares y de algunas cabeceras apenas hay decenas o cientos de páginas. Otros tienen muchísimos más ejemplares con todas sus páginas –fotos y anuncios publicitarios incluidos– y aunque la calidad del escaneo es muy variable es curioso hojearlos.

Lo más interesante es sin duda la organización cronológica (tras elegir una cabecera: década > año > mes > semana > día) y también que la búsqueda por palabras suele funcionar (aunque la Ayuda al respecto irónicamente no funciona muy bien).

Entre las cosas raras que se pueden encontrar están las noticias de algunos acontecimientos históricos –lo cual es interesante porque hay algunos que se remontan al siglo XVIII– y lo que no son noticias: anuncios clasificados, publicidad, programaciones de televisión y cine o predicciones meteorológicas.

El típico sitio para perderte cualquier día de aburrimiento y aparecer horas y horas después preguntándote qué haces comparando los precios de las cadenas de música y los primeros televisores en color con los equipos de hoy en día. O algo más rebuscado. Un gran bonus: de todo lo que encuentres puedes obtener un hiperenlace permanente para guardarlo para el futuro.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 9 de Junio de 2021

Central Park Tower (CC) JJ @ Flickr

Ese esbelto y elegante rascacielos que se alza sobre todos los demás –menos uno– en la isla de Manhattan es el Central Park Tower, que está prácticamente terminado. Va coronarse como el edificio residencial más alto del mundo y el segundo más alto de Nueva York y de los Estados Unidos, tan sólo por detrás del One World Trade Center.

Esta gigantesca torre, que antes era conocida como la Torre Nordstrom, tiene 472 metros de altura (frente a los 541 del One WTC) y está junto al parque en el 255 West de la Calle 57. Comenzó a construirse en 2014 pero se paró en 2015 para luego continuar 2017. Lo que es la altura máxima la alcanzó en 2019, y cuando se abra oficialmente será el 14º edificio más alto del mundo. Es una más de las llamadas «torres lápiz» que se han puesto tan de moda en los últimos años en la ciudad de los rascacielos, caracterizadas por ser extremadamente altas y delgadas.

Hay unas fotos tremendas en DesignBoom: Central Park Tower nears completion y New York YIMBY Central Park Tower Aka 217 West 57th Street Set For 2021 Completion. Para no perdérselas.

Central Park Tower (CC) JJ @ Flickr

Lo que diferencia al Central Park Tower de otros rascacielos similares es su carácter residencial, pues de la planta 32 hacia arriba todo son viviendas de lujo, 179 en total. (El Burj Khalifa tiene más, pero no es «principalmente residencial», sino más bien «de uso combinado».) Son tan lujosas que el penthouse más caro tiene unos 1.600 metros cuadrados y 8 habitaciones.

El rascacielos se eleva en 98 plantas, servidos por 11 ascensores y montacargas. En la parte de abajo hay un centro comercial y un hotel. En la web del lujoso edificio –que no sería tan lujoso si no tuviera web propia– se pueden ver a día de hoy los precios de los pisos libres que todavía quedan: desde 7 millones de dólares para el más humilde de dos habitaciones a 66 millones de dólares (y 10.000 dólares al mes de gastos de comunidad) de 5 dormitorios. He visto en la lista unos diez; debe ser que el resto ya están vendidos.

Una de las últimas veces que visité Manhattan –que creo que fue en 2009, justo días después de que amerizara el vuelo 1549 de US Airways en el Hudson– la gente de allí me contó lo que pasaba con el tema de la vivienda en la ciudad. En Manhattan hacía tiempo que ya no había viviendas de menos de un millón de dólares. La isla era la esencia pura de la escasez, del trozo de tierra en el que todo el mundo quería tener un espacio propio que nunca se devaluaría. De modo que para ir «echando a la gente» con rentas bajas o pisos antiguos y devaluados y convertirlo en ciudad de lujo el truco era tan sencillo como poner precios estratosféricos y filtrar a todo aquel que no pudiera pagar una vivienda de un millón de dólares. Los edificios viejos se demolían y surgían otros nuevos como este a precios más desorbitados todavía. ¡En Manhattan el cielo es el límite!

{Foto (C) CentralParkTower.com y (CC) J.J. @ Flickr}

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 26 de Mayo de 2021

En un especial del canal NOVA de la PBS se cuenta la rocambolesca historia de cómo han localizado un metraje inédito hasta la fecha del desastre del Hindenburg, el famoso dirigible alemán que se incendió durante su aterrizaje en Nueva Jersey el 6 de mayo de 1937. La nueva película dura apenas dos minutos y está filmada con una de las cámaras Kodak 8 modelo 20 de película de 8mm que usaban los aficionados en aquella época.

Lo más interesante quizá es que muesra las imágenes del incendio desde un ángulo completamente distinto a la película que tradicionalmente reconocemos. En ella puede verse el Hindeburg lateralmente, en toda su longitud, desde el morro a la cola. También se ve cómo el incendio comienza en la zona de la cola y se extiende en cuestión de segundos al resto de la estructura.

La película fue filmada por Harold Schenck, que en su momento ofreció la película a los noticiarios de cine de la época, pero irónicamente no despertó ningún interés porque ya existían otras imágenes (las que conocemos de toda la vida). Así que por esas extrañas cosas del destino acabaron guardadas en una caja junto con la cámara original con que se grabaron. Su sobrino rescató el material casi un siglo después y se dio cuenta de la importancia del hallazgo.

La película original se compró en diciembre de 1936 (se sabe por unos códigos visuales de fabricación) y fue revelada por Kodak en mayo de 1937 tras el accidente. Está muy vieja y un poco desgastada; incluso ha encogido algo por el paso del tiempo, pero se conserva razonablemente bien para las circunstancias. Ha podido ser escaneada a alta resolución para la posteridad sin problemas. En el vídeo una experta en restauración de películas antiguas la certifica por auténtica casi con total seguridad debido al estado en que se encontró, a que también están la cámara y la caja originales y a que todos los datos encajan bastante bien con lo que se conoce.

El montaje incluye rótulos y varios planos del acercamiento del Hindenburg, su paso sobre el hangar, cómo lanza las amarras y finalmente el momento del incendio, desde la cola al morro. También está grabado el posterior desplome desde las alturas y el estado en que quedaron los restos mientras los operarios intentaban rescatar a los supervivientes (36 de las 97 personas que viajaban en él murieron).

Una de esas historias curiosas que surgen de vez en cuando cuando hay hallazgo de materiales inéditos en viejos desvanes, que quizá ayuda a los expertos a aclarar algunos detalles más sobre cómo sucedió exactamente el accidente.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 25 de Mayo de 2021

El acto de piratería aérea –es difícil calificarlo de otra forma– cometido por Bielorrusia el pasado domingo al forzar el aterrizaje de un avión de Ryanair en Minsk para detener al periodista Román Protasévich empieza a tener sus consecuencias. Además de protestas formales y al menos una investigación abierta por el fiscal general de Polonia –el avión involucrado está matriculado en ese país– el Consejo de Europa ha instado a los países miembros de la Unión Europea a aislar Bielorrusia por el aire, entre otras medidas.

Pide a todas las compañías aéreas de la UE que eviten sobrevolar Bielorrusia, aunque algunas ya habían tomado esa decisión motu proprio pocas horas después. El Consejo también pide que se prohiba volar por el espacio aéreo de la UE a Belavia, la aerolínea estatal bielorrusa, que así vería cómo se esfuman algo más de la mitad de sus destinos.

Eso sí, de cara a la seguridad de Protasévich… pues poco harán estas medidas.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) por su parte ha emitido un boletín en el que recomienda a las aerolíneas de países miembros no sobrevolar Bielorrusia; también les pide lo mismo a aerolíneas de países no miembros cuando vuelen bajo la autorización de la AESA.

Por cierto que Charles Michel ha hecho un poco de trampa porque la imagen incluye en su tuit fue tomada de madrugada. Pero es cierto que si miras en FlightRadar24 el espacio aéreo de Bielorrusia está muy vacío. Prácticamente sólo se ven en él vuelos de aerolíneas rusas o de Belavia.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD