Por Nacho Palou — 1 de Julio de 2016

Xxgcyurkk9o3bthaztnq

En abril un Joshua Brown publicó un vídeo en el que mostraba como la función de piloto semiautomático le salvaba ante una más que probable colisión lateral: el conductor no vio el camión que venía por su izquierda, pero los sensores de proximidad del Tesla S sí lo detectaron.

Joshua Brown, de 40 años, autor del vídeo es la víctima que murió ayer a bordo de ese mismo Tesla S que previamente le había salvado, según se puede leer en Driver killed in Tesla Autopilot crash filmed a close call earlier this year, vía Jalopnik.

En el blog de Tesla, A Tragic Loss,

Se trata de la primera muerte conocida en los más de 200 millones de kilómetros que han recorrido los coches Tesla con la función del piloto automático activada. En EE UU se produce una víctima mortal cada 150 millones de kilómetros recorridos. De promedio, en el mundo, se registra una víctima mortal de tráfico cada 100 millones de kilómetros recorridos.

Las cifras demuestran muy claramente que, todavía en sus inicios y todavia en «versión beta» el piloto semiautomático de Tesla es más seguro que la conducción humana.

El piloto automático de Tesla es un ejemplo de tecnología efectiva que cumple su objetico de hacer más segura la circulación. En cambio no existe en el mundo un ejemplo de tecnología infalible.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear