Logo Lainformacion.com
< 50 ejemplos de fotografías tomadas bajo el agua
Pioneras de la aviación en Madrid >

Propuesta de tratado internacional para que las personas ciegas tengan más y mejor acceso a la información

A través de la gente de KEI me llegó información sobre una inciativa de la Unión Mundial de Ciegos (WBU) relativa a una propuesta que quieren realizar, un tratado con la OMPI (la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual). Esta propuesta se resume en dos ideas:

  • Crear ciertas excepciones y evitar las limitaciones de las normas actuales sobre Derechos de Autor para materiales que puedan usar las personas ciegas y con deficiencias visuales
  • Estimular la importación y exportación de obras en formatos accesibles

Todo esto tiene que ver con las barreras tanto técnicas como legales a las que se enfrentan las personas con deficiencias visuales. Tuve oportunidad de aprender más sobre el tema de primera mano el año pasado en una charla con gente de la ONCE.

Entre las dificultadas técnicas está la falta de software y especialmente sofware libre para poder acceder a los materiales (esto por suerte parece ser que ha mejorado bastante últimamente).

La principal dificultad es que los materiales no siempre están creados en formatos accesibles. Lo que sucede es que transformarlos (por ejemplo, «exportar» un libro a otro formato) puede actualmente suponer una violación sobre las leyes de derechos de autor (algo parecido a lo que les sucede a las Bibliotecas en algunos lugares). El año pasado se publicó un muy detallado Estudio sobre las limitaciones que suponen los copyrights para las personas con deficiencias visuales.

La idea del tratado es crear ciertas normas mínimas, a modo de excepciones, a favor de las personas ciegas, que pemitan hacer uso de esas obras, siempre que sea sin ánimo de lucro, o incluso de forma comercial siempre que se acuerde con los titulares de los derechos de autor. Esto último permitiría crear colecciones alternativas de «versiones accesibles» de materiales que los editores originales no se preocupan de preparar.

Entre los materiales a los que se aplicarían estas excepciones estarían no solo los libros sino también revistas, periódicos y cualquier otro tipo de obra sobre la que existan los derechos de autor tradicionales. Debido a las limitaciones actuales, a veces se puede acceder únicamente a materiales libres de derechos (por su antiguedad), pero no a la información actual o las obras más modernas.

Los materiales completos de la propuesta pueden verse en esta página: WBU Proposal for a Treaty for the Blind, Visually Impaired and Reading Disabled , formados por un resumen de tres páginas y el borrador completo:

Esta propuesta está especialmente diseñada para favorecer a las personas con deficiencias visuales que viven en países en vías de desarrollo, porque se ha calculado que el 90 por ciento de ellas viven en regiones de ingresos bajos o moderados. Como efecto colateral, todo el mundo se beneficiará de que existan versiones más accesibles de sus obras.

Todo esto se discutirá en la próxima reunión del SCCR de la OMPI, del 3 al 7 de noviembre en Ginebra. Actualmente diversos grupos como KEI están trabajando en conseguir el apoyo de organizaciones y gobiernos de diversos países para que sea posible llegar a un acuerdo sobre esta propuesta.