Por @Wicho — 16 de Agosto de 2007

Si durante el segundo paseo espacial de la misión el traje espacial de Rick Mastracchio dio un susto a todo el mundo al dar un aviso de niveles altos de CO2, aunque luego resulto ser una falsa alarma, este mismo traje fue el que obligó a acortar el tercer paseo espacial de la misión cuando Mastracchio descubrió un agujero en el pulgar izquierdo del traje durante una de las revisiones rutinarias y periódicas que se hacen de este durante los paseos espaciales.

El guante dañado de Mastracchio
El guante dañado de Mastracchio

El agujero afectaba sólo a las dos capas de protección más externas de las cinco que tiene el traje, por lo que Mastracchio no se encontraba en peligro, pero aún así desde el control de la misión le pidieron que volviera al interior del Endeavour mientras Clay Anderson terminaba con lo que estaba haciendo en esos momentos.

Durante las 5 horas y 28 minutos del paseo espacial Mastracchio y Anderson cambiaron de lugar una antena de Banda S, instalaron un transpondedor nuevo en el segmento P1 y retiraron otro del segmento P6. También estuvieron pendientes del funcionamiento del brazo robot de la Estación Espacial Internacional mientras Oleg Kotov y Charlie Hobaugh cambiaban de sitio dos de los carritos que los astronautas pueden utilizar durante los paseos espaciales para ir de un sitio a otro de la ISS, lo que deja al segmento P6 listo para ser llevado a su ubicación definitiva durante la misión STS-120.

La única tarea que quedó sin hacer fue la recogida de muestras de dos experimentos que están exponiendo diversos materiales a las condiciones del espacio para ver cómo se comportan, aunque serán recogidos en un futuro paseo espacial.

Mientras tanto los responsables de la misión todavía no han decidido si el cuarto y último paseo espacial de la misión se va a dedicar a reparar las dos losetas térmicas dañadas de la panza del Endeavour, por lo que de momento han decidido postergar este paseo hasta el sábado para así disponer de más tiempo para tomar la decisión.

Desde el interior del Endeavour mientras tanto se seguía adelante con las tareas de traslado de suministros y diverso material entre el Endeavour y la ISS.

Ambas tripulaciones, que durante la tarde disfrutaron de un rato de tiempo libre, fueron despertadas con la canción Good Morning World, interpretada por Adam, el hijo de Barbara Morgan.

Fuentes: STS-118 MCC Status Report #14 y STS-118 MCC Status Report #15

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear