Por @Wicho — 24 de Marzo de 2015

D-AIPX de Germanwings

Esta mañana, poco antes de las 11 de la mañana, los controladores aéreos franceses perdían el contacto con el vuelo 9525 de Germanwings, que unía las ciudades de Barcelona y Düsseldorf.

Poco después se confirmaba que se había estrellado en una zona montañosa en el sur de Francia, cerca del pueblo Prads-Haute-Bléone, en el departamento de los Alpes de Alta Provenza.

El avión era el D-AIPX, un Airbus A320 entregado el 5 de febrero de 1991 a Lufthansa y que a lo largo de su carrera voló durante dos estapas con esta aerolínea y otras dos con Germanwings, la subsidiaria de bajo coste de esta.

Según datos de Germanwings el avión pasó su inspección rutinaria ayer, y su última inspección mayor, una C-Check, tuvo lugar en verano de 2013; según datos de Airbus el avión acumulaba unas 58 300 horas de vuelo en 46 700 vuelos.

A bordo iban 144 pasajeros y 6 tripulantes y se presume que no hay ningún superviviente, aunque el lugar del accidente es de difícil acceso; sabemos que a bordo iban pasajeros españoles, pero no cuantos.

Gracias a datos de Flightradar24 y de FlightAware sabemos que el avión comenzó un rápido descenso poco después de alcanzar su altitud de crucero, bajando desde los 11 500 metros hasta los 1 500.

4U9525 en Flightradar24

Y hasta aquí, poco más o menos, los datos que tenemos.

Cualquier otra cosa como especular acerca de si la edad del avión o que pertenezca a una aerolínea de bajo coste han sido factores en el accidente no es más que eso, especular.

Dentro de la desgracia que supone un accidente como este en este caso al menos los restos del avión han aparecido rápidamente, lo que de cara a los familiares de las víctimas supone evitarles una angustia como la de los familiares de los desaparecidos en el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que más de un año después siguen sin saber qué sucedió, y de cara a la investigación supone que pronto aparecerán, probablemente, las cajas negras del avión.

El estudio de estas, de los restos del avión, y de las comunicaciones de la tripulación con los controladores son los que nos permitirán determinar las causas del accidente, que probablemente serán más de una.

Hay habilitados sendos teléfonos para los familiares de los pasajeros, el 900 808 890 en España y el 0800 11 33 55 77 en Alemania.

{Foto: 320 Germanwings D-AIPX 147 10 05 14 BCN RIP / Sebastien Mortier}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear