Por @Wicho — 5 de Diciembre de 2013

El vuelo DL415 de Delta Air Lines, que despegó a las 11:22 de el aeropuerto de Madrid-Barajas con destino a Nueva York, sufrió un reventón en una rueda del tren principal derecho que perforó el ala y dejó fuera de servicio dos de los circuitos hidráulicos del avión.

En estas circunstancias la única opción era volver inmediatamente a Barajas, donde tomó tierra en la pista 32L sin problemas a pesar de no contar con las reversas ni dirección en el tren delantero y sólo poder usar los frenos de emergencia.

Al final se salió de una de las rodaduras cuando la había librado la pista, aunque no está claro si porque la tripulación ya no pudo seguir controlándolo o para frenarlo definitivamente.

En cualquier caso, todo se quedó sólo en un gran susto para lo que podía haber pasado, pues ninguno de los ocupantes ha sufrido daño alguno; de hecho tan siquiera fue necesaria una evacuación de emergencia.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear