Por @Wicho — 10 de Marzo de 2014

El avión desaparecido
El avión desaparecido fotografiado en diciembre de 2011 en París - Foto CC Lauren Errera

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines entre Kuala Lumpur y Pekín fue declarado perdido el 8 de marzo a las 2:40 hora local, las 18:40 hora de España.

Era operado por el Boeing 777-200ER con matrícula 9M-MRO, un avión con once años y diez meses de antigüedad, a bordo del que iban 227 pasajeros y 12 tripulantes.

Y por increíble que parezca, estos son prácticamente todos los hechos que hasta ahora conocemos; de hecho no está tan siquiera claro el punto en el que se perdió contacto con el avión.

Es, en efecto, muy extraño que un avión en fase de crucero, a 35.000 pies de altitud, algo menos de 12 kilómetros, desaparezca sin que a la tripulación le de tiempo de dar ningún tipo de aviso.

Resulta intrigante, cuando menos, que al menos dos pasajeros del vuelo viajaran con pasaportes falsos.

Y es cuando menos curioso, por decirlo suavemente, que si el avión efectivamente estaba dotado del sistema ACARS, como dijo el presidente de la aerolínea, en el centro de operaciones de esta no hayan recibido datos algunos, o que no hayan dicho nada sobre ellos; en el caso del vuelo AF447 de Air France las primeras indicaciones de que el avión estaba en problemas se recibieron en París mediante este sistema.

Pero no queda otro remedio que esperar, porque cualquier otra cosa salvo los datos puros y duros sobre el avión y sus ocupantes es, a estas alturas, especular.

Lo que no es extraño, por muy desesperante que sea, es que la operación internacional de búsqueda y rescate lanzada para localizarlo no haya conseguido encontrar nada todavía.

El área de búsqueda es más grande que la de cuando el vuelo AF447 desapareció en 2009 y entonces se tardaron cinco días en encontrar los restos del avión; los restos del vuelo 574 de Adam Air tardaron diez días en ser encontrados cuando el avión cayó al mar cerca de Indonesia en 2007.

Las corrientes marinas y las dudas sobre la posición final del avión, que han llevado a ampliar la zona de búsqueda, lo complican todo aún más.

Zonas de búsqueda
En rojo las zonas de búsqueda; en amarillo, a la misma escala, la zona de búsqueda de los restos del AF447 - vía @FlightDKM

La única ventaja es que el golfo de Tailandia tiene una profundidad media de 45 metros y máxima de 80, con lo que la operación de recuperación de los restos, cuando sean localizados, será menos complicada, por ejemplo, que en el caso del AF447, cuyas cajas negras fueron encontradas a unos 4.000 metros de profundidad casi dos años después del accidente, cajas negras que fueron cruciales para aclarar las causas del accidente.

Módulo de memoria
La unidad de memoria de la caja negra del AF447 «en manos» del ROV Remora 600 que la rescató a 4.000 metros de profundidad

Así que, como ya he dicho, toca seguir esperando; yo me estoy informando fundamentalmente a través de mi lista de Twitter aerotrastorno; la cuenta de Twitter de Malaysia Airlines es @MAS, aunque la he incluido en la lista en cuestión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear