Por @Wicho — 4 de Marzo de 2011

Tras un primer intento fallido el pasado 23 de febrero, hoy se producía el lanzamiento del satélite Glory de la NASA, que tenía como objetivo el estudio de los aerosoles en la atmósfera y obtener datos de la irradiancia solar para ayudar en el estudio del clima a largo plazo.

Impresión artística del satélite en acción - NASA/GSFC
Impresión artística del satélite en acción - NASA/GSFC, vía Wikipedia

Pero igual que ocurrió con el Orbiting Carbon Observatory, el anterior satélite del programa de ciencia de la Tierra de la NASA, el carenado que lo protegía durante el lanzamiento no se desprendió en el momento previsto, lo que impidió al satélite alcanzar su órbita.

De hecho, aunque todavía no está confirmado, lo más probable es que haya caído en el Pacífico sur.

Este es el segundo lanzamiento consecutivo fallido de un Taurus XL, los dos por la misma causa, pues el OCO también fue lanzado en uno de estos cohetes.

Así que aparte de los 424 millones de dólares en los que se estima el valor del satélite perdido, los científicos se quedarán sin los datos que este satélite debía aportar en los campos de composición atmosférica, ciclo del carbono, ecosistemas, y biogeoquímica.

Tal como se puede leer en NASA Creates Glory Satellite Mishap Investigation Board, la agencia va a crear una comisión para investigar lo que sucedió, pues se suponía que el problema con el carenado de los Taurus XL estaba solucionado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

8 comentarios

#1 — Ivan Vihe

Genial, justo lo que le faltaba a la Nasa, perder 400 millones de dolares.

Menudo #FAIL.

#2 — unoalmesomas

Qué dolor...

#3 — Julio

Técnicamente hablando no han perdido los 400 millones (esos ya estaban gastados), lo que han perdido son los datos que iban a recopilar con ese satelite...

#4 — Jefe Ryback

Pues eso mismo #3

Si gastas 400 millones de dólares para no conseguir NADA, es que los has perdido (o malgastado, despilfarrado... como quieras llamarlo).

Lo que tiene narices es que mirando la Wiki versión inglesa sale un listado de sólo 9 lanzamientos con TRES fallos. Vamos, un ratio del 33% de error en una misma familia y del 100% si se tiene en cuenta el submodelo específico...

¿Qué carajo hace la NASA enviando misiones operacionales en unos cohetes que parecen estar aún en los pañales de la fase de pruebas?

#5 — Francisco

Correcto, por el dinero que se gastan no les viene de mas gastarse 1 millon más y afinar las cosas, para que los proyectos sean mas eficazes.

#6 — Miguel

Reflexión desde la ignorancia... ¿No es curioso que se hayan perdido dos satelites con el proposito de estudiar el medioambiente mientras que no hay problemas con los de comunicaciones, militares, investigación astronómica, etcetera?

No me extrañaría que la perdida de la OCO y la Glory levantasen teorias conspiranoicas entorno al papel de los gobiernos frente el cambio climático... y con motivo.

#7 — Carlos

Para Miguel:

Según lo veo yo si la idea era no estudiar los daños a la atmósfera hubieran trabado este proyecto en sus inicios y no hubieran esperado a tirar más de 400 millones.

y lo de los satélites militares no podemos hablar puesto que casi todo eso es secreto y si funcionan bien o fallan nunca lo sabremos

#8 — Miguel

Gracias Carlos.

Ves como era una reflexión desde la ignorancia... en cualquier caso que no tenga lógica no significa que la gente no vaya especular, ya sabes como va esto :)

Lo cierto es que se trata de un varapalo para el estudio del clima.