Por @Wicho — 1 de Marzo de 2007

Igual que hizo la sonda Rosetta de la ESA el pasado domingo con Marte, ayer la sonda New Horizons de la NASA, lanzada hace algo más de un año, pasó por las cercanías de Júpiter, entendido esto en términos cósmicos ya que la distancia mínima a la que estuvo del planeta fue de unos 2,3 millones de kilómetros, para acelerar en su viaje hacia Plutón y sus lunas aprovechando el tirón gravitatorio del planeta: NASA Spacecraft Gets Boost From Jupiter for Pluto Encounter.

La maniobra sirvió a la sonda para aumentar su velocidad en 14.484 kilómetros por hora, con lo que ahora está viajando hacia su destino a casi 84.000 kilómetros por hora, lo que equivale a hacer Madrid - Nueva York en poco más de cuatro minutos… y aún así, a pesar de ser la nave espacial más rápida jamás lanzada y de que ya lleva recorridos más de 500 milones de kilómetros, no lo alcanzará hasta 2015, lo que desde luego da una idea de las dimensiones de nuestro Sistema Solar, por no hablar de las del universo en general.

Por supuesto en el espacio tampoco dan duros a cuatro pesetas, así que la velocidad que ha ganado la New Horizons la ha perdido Júpiter en algún decimal remoto de su velocidad de rotación, tal y como le sucedió a Marte con Rosetta, aunque no se espera que ninguno de estos dos hechos tenga ningún tipo de consecuencia significativa para nuestro continuo espacio-temporal.

Igual también que en el caso de Rosetta la New Horizons tuvo que funcionar por su cuenta mientras estuvo oculta en el otro lado del planeta, y aprovechó el tiempo recopilando datos acerca de Júpiter, su atmósfera y sus lunas que irá enviando de vuelta a la Tierra durante este mes y el que viene, aunque la NASA ya ha publicado esta imagen de Red Jr., la nueva mancha roja de Júpiter, tomada desde una distancia de unos 3,5 millones de kilómetros por la cámara LORRI y que cubre unas dos veces y media el diámetro de la Tierra con una resolución de 17 kilómetros por píxel:

Red Jr. visto por la New Horizons © NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute
Red Jr. visto por la New Horizons © NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

La sonda seguirá tomando datos durante esta semana y aprovechará los próximos meses, en los que estará viajando por la cola de 100 millones de kilómetros de la magnetosfera de Júpiter para estudiarla en conjunción con una serie de observatorios terrestres.

E igual de nuevo que en el caso de Rosetta, no queda más que armarse de paciencia, aún a pesar de que la maniobra de ayer ahorrará tres años de camino a la New Horizons.

Actualización: La ESA acaba de anunciar en Rosetta teams up with New Horizons una campaña conjunta de observación con la NASA en la que durante los próximos meses ambas agencias estudiarán de modo combinado Júpiter y su entorno usando las sondas Rosetta y New Horizons.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear